Bolsa, mercados y cotizaciones

El mercado retrasa a 2026 la vuelta de Cellnex al beneficio

  • Ofrece un 43% de potencial
Madridicon-related

La hoja de ruta diseñada por Tobías Martínez y ahora conducida por Marco Patuano no ha cambiado. El objetivo inequívoco es el de reducir el apalancamiento (tanto orgánica como inorgánicamente) hasta conseguir que la agencia de calificación S&P le conceda el grado de inversión.

En este contexto, el consenso de analistas que recoge FactSet ya estima por debajo de las 7 veces ebitda el apalancamiento de este año y de los próximos ejercicios. Paralelamente, los ingresos irán creciendo mientras se reducen las amortizaciones y los intereses pagados por la deuda, por lo que el punto de inflexión que dejará atrás las pérdidas cada vez está más cerca. No obstante, durante los últimos meses, el consenso esperaba que este punto de inflexión llegara en el año 2025. Sin embargo, ahora se ha retrasado hasta el año siguiente. Si bien, el free cash flow positivo sí llegará antes, en 2024, según estas mismas estimaciones, que coinciden con las adelantadas por la propia compañía el año pasado, que situaba el fcf positivo en dicho año y espera aumentarlo hasta los 2.500 millones en 2032.

Así, los expertos prevén que en 2026 Cellnex alcance un beneficio neto de 116 millones de euros frente a las pérdidas de 67 millones que se esperan para el curso anterior. De ser así, sería el primer ejercicio en positivo desde 2017.

Tener beneficio neto positivo conlleva también empezar a poder usar multiplicadores como el PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción). De cara a 2026, los 116 millones equivalen a una ratio de 210 veces, muy lejos todavía de estar normalizada. No obstante, si nos vamos a 2032, año para el cual Cellnex tiene una previsión de superar los 2.500 millones de FCF y, utilizando la relación entre este parámetro y las ventas que tiene American Tower, que es del 36,5%, equivaldría a que la catalana pueda alcanzar los 6.850 millones de ventas. La norteamericana tiene un margen neto del 19,3%, si bien es cierto que su tenancy ratio (número de clientes que tienen, de media, por torre) es superior ya que allí tiende a 2 clientes por torre mientras que en Cellnex, aunque está en crecimiento, es de 1,5 clientes. Por tanto, siendo muy conservadores y asumiendo un margen muy inferior a su homóloga americana, digamos, del 10%, en 2032 se debería, como mínimo, alcanzar un beneficio neto de 685 millones de euros, lo que implicaría, asumiendo el valor en bolsa actual, que cotizaría a una ratio de 35 veces, por debajo ya de las 50 veces que presenta ahora American Tower.

Para José Ramón Ocina, de Mirabaud, "American Tower todavía tiene margen para seguir expandiéndose, aunque desde el punto de vista de la generación de caja, ya son dos empresas comparables". "En Cellnex, lo que tenemos que ver ahora es cuál es su planteamiento financiero y ver si la caja generada va a servir para reducir deuda o para mejorar la remuneración al accionista, teniendo en cuenta que en los próximos cuatro años tiene comprometidas muchas inversiones ligadas a los compromisos de expansión", concluye.

Nueva emisión 

Aunque Cellnex no necesitaba más financiación adicional para hacer frente a las inversiones a los vencimientos que tenía entre 2023 y 2024, al final del mes de julio anunció una nueva emisión de 1.000 millones en bonos convertibles con vencimiento 2030 a la vez que anunciaba la recompra de 787 millones en bonos convertibles en circulación que vencían en 2026. Esta nueva emisión se ha hecho con un cupón del 2,12% y tienen un precio de conversión de 71,66 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud