Bolsa, mercados y cotizaciones

Las grandes inmobiliarias chinas pierden 100.000 millones de euros en dos años

  • Peligra el futuro cotizado de gran parte del sector
  • El alto endeudamiento y los impagos lastran al 'ladrillo chino'
madridicon-related

Buena parte del crecimiento chino estuvo ligado al desarrollo inmobiliario del país hasta que comenzó la pandemia del coronavirus. Pero desde entonces su escasa capacidad para reducir su endeudamiento y el incumplimiento de pagos ha provocado la pérdida de confianza de los inversores y el cierre de posiciones. Desde que comenzó su declive sobre el parqué las grandes inmobiliarias chinas se dejan más de la mitad de su valor de mercado. Solo las seis cotizadas más grandes del país pierden más de 100.000 millones de euros de capitalización.

La declaración de quiebra la semana pasada de Evergrande, el que fuera un titán del ladrillo chino, vino precedida de su suspensión en el mercado tras perder casi la totalidad de su capitalización bursátil. Y precisamente el desplome bursátil ha llevado a los responsables de la Bolsa de Hong Kong a sacar a otro gigante inmobiliario, Country Garden, de su principal índice bursátil: el Hang Seng.

La salida de Country Garden se hará efectiva el próximo 4 de septiembre mientras se deja solo en lo que va de 2023 un 63% gracias al traspiés de la sesión del lunes, superior al 15% y que llevó a sus títulos a marcar un nuevo mínimo histórico, ante la imposibilidad del grupo de hacer frente al pago de cupones de varios de sus bonos por un valor superior a los 22 millones de euros.

Todo lo anterior no hace más que poner en peligro la actividad sobre el parqué del resto de inmobiliarias cotizadas en China. Y es que, como recordarán los inversores españoles con el caso de la inmobiliaria Astroc en 2007, una quiebra puede arrastrar a todo un sector a más quiebras, concursos de acreedores y la suspensión de cotizaciones si el mercado deja de confiar en el sector. Pero puede incluso ir a más si el impago de deuda se extiende a otros sectores y arrastra al conjunto de la economía del país que ya se ve afectado por una desaceleración de la actividad.

Por el momento, el recorte del valor de otras inmobiliarias chinas en 2023 no alcanza el desplome de Country Garden, aunque su pérdida de peso sobre el parqué sea similar desde primeros de 2020. Y aunque no se hayan anunciado nuevas salidas del Hang Seng en la última revisión, otras compañías como China Resources Land o Longfor Properties también retroceden en lo que va de año dentro del índice.

Longfor es la segunda inmobiliaria del índice hongkonés que más se deja en el año detrás de Country Garden, más de un 34%, condicionada por el contexto y porque tiene que hacer frente a más de 3.100 millones de dólares de deuda en el corto plazo. De esta forma, es China Resources Land la más grande del ladrillo chino, al superar los 25.000 millones de euros de capitalización, según Bloomberg, y al haber controlado mejor que sus pares la fuga de inversores (vale un 20% menos que al origen de la crisis que acabó por eliminar a Evergrande de la bolsa).

El riesgo de caer ante el efecto dominó tampoco desaparece entre las inmobiliarias chinas que cotizan fuera del principal índice hongkonés ya que Seazen, China Vanke, Angile y Road King, que centran más del 90% de su actividad en el desarrollo y gestión del ladrillo, también pierden peso sobre el parqué. Sin embargo, el analista de Bloomberg, Adrian Sim, considera que Seazen se sitúa en mejor posición que Road King o Angile por su capacidad para generar ingresos que garanticen el pago de su deuda. "Seazen aún parece capaz de conseguir préstamos garantizados con propiedades de inversión sin compromisos para cubrir su brecha de financiación", según Sim.

La valoración del mercado se resiente

Desde que comenzó el ejercicio en curso el consenso de mercado recogido por FactSet no ha hecho más que recortar las previsiones (así como los precios objetivos) y el recorrido en bolsa de las inmobiliarias chinas. De hecho, en los primeros pasos del 2023 la mayor parte de las grandes firmas del ladrillo oriental ostentaban una recomendación de compra que hoy solo conserva Longfor, según los expertos. En el resto de casos lo habitual es un consejo de mantener posiciones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud