Bolsa, mercados y cotizaciones

El debate del recorte de tipos en Jackson Hole acaparará la atención del mercado

  • Lagarde y Powell volverán a verse las caras en el 'campamento de banqueros centrales'
  • Se espera una bajada de tipos por parte de China la próxima semana
  • El banco central de Turquía aún tiene que mantener su pulso contra la inflación
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EEUU
Madridicon-related

El mercado está esperando una señal que permita a la bolsa girar su signo en el mes de agosto. Y la gran reunión del año de los principales banqueros centrales del mundo puede ser la respuesta. El próximo jueves arranca en Jackson Hole, en el estado de Wyoming en EEUU, el campamento de verano en el que estarán los líderes del Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal de Estados Unidos (EEUU), el Banco de Inglaterra (BoE) y el Banco de Japón entre otros. Un evento en el que no se anuncian cambios de política monetaria, pero en el que sí que debaten sobre los próximos pasos de estas instituciones y el efecto de sus ajustes en la economía global.

En la reunión del año pasado todo estuvo centrado en el ajuste al alza de las políticas monetarias, en dónde se situaría el límite de cada banco central y si se conseguiría o no el denominado aterrizaje suave. Las expectativas giran ahora en torno a las ansiadas bajadas de tipos de interés, que será uno de los aspectos que abordarán los banqueros en Wyoming así como el alcance de la desaceleración de la economía global.

El consenso de expertos que recoge Bloomberg ya contempla las primeras bajadas de tipos de interés en Estados Unidos este año, aunque no está claro si se anunciará la misma tras la reunión de septiembre. Cualquier indicación sobre cuándo arrancará esa bajada de tipos será la pista de la que estará pendiente el mercado de jueves a sábado que dura el encuentro. La inflación en Estados Unidos (y en la eurozona especialmente) está muy lejos de los niveles elevados del verano pasado.

Pero, aun así, la cita de Jackson Hole se produce con el índice de precios de consumo muy lejos del objetivo del 2% que se marcaron tanto el BCE, como la Fed o el BoE. Y el IPC subyacente de varias de estas economías también está lejos del objetivo en la mayor parte de estas economías, lo que hace valorar al mercado la posibilidad de que los tipos de interés de referencia estén más tiempo del esperado cerca de su techo.

Otros aspectos que pueden condicionar la decisión en el tono de la Reserva Federal serán los indicadores PMI de la industria manufacturera y de servicios del mes de julio. Hasta la fecha, el primero se encuentra bajo los 50 puntos que marcan la diferencia entre la detracción y el crecimiento a pesar del leve repunte del último dato mientras que el de servicios tendía a la baja. Además, al cierre semanal se publicará el índice de confianza de la Universidad de Michigan que se encuentra sobre los 70 puntos "muy por encima del nivel registrado en el último año ante la moderación de los precios y la resiliencia de la actividad económica", según apuntaron desde SelfBank.

Donde no se esperan subidas de tipos es en China. Las débiles expectativas de crecimiento que ahora se barajan en su economía y la situación de su sector inmobiliario hacen prever al mercado un nuevo recorte en la tasa de préstamos preferencial del Banco Popular de China (se reúnen el próximo lunes). Y en Europa también se conocerá el nuevo dato de PIB trimestral de Alemania y la encuesta Ifo que muestra de igual modo la expectativa de los inversores en la economía alemana y de la eurozona.

Más allá de los grandes, el banco central de Turquía tiene su cita con el mercado también el próximo jueves en el que se espera que suba los tipos de interés por tercera vez consecutiva, según Bloomberg, después de llevar los mismos al 17,5% en julio. Y es que el nuevo gobernador de la institución, Hafize Gaye Erkan, inició un giro de la política monetaria del país después de meses de inmovilismo y con la inflación por encima del 85% que llegó a superar en 2022. De hecho, el consenso de expertos estima que podría seguir sobre el 60% durante los primeros meses del año que viene.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud