Bolsa, mercados y cotizaciones

El Dax vuelve a ganar importancia técnica en el devenir de las bolsas de Europa

Las bolsas de Europa, pendientes de Alemania
Madridicon-related

Las caídas registradas desde que ha dado comienzo el mes de agosto han hecho intuir a analistas e inversores un retraso temporal del ataque del EuroStoxx 50 al Techo de Lehman Brothers, que se encuentra en la zona de los 4.630 puntos.

Sobre todo tras acercarse ayer peligrosamente (y perder durante algunos momentos de la sesión) el soporte que encontraba el índice europeo en los 4.300 puntos.

Ahora, el índice continental ya mira con más temor el nivel clave de los 4.200 puntos, aunque dadas las circunstancias técnicas de las últimas horas las miradas han vuelto a señalar de nuevo al Dax alemán.

"En estos momentos soy partidario de vigilar otro soporte que me parece más relevante desde el punto de vista técnico, como son los mínimos de julio en el índice germano, que estableció en los 15.455 puntos", destaca Joan Cabrero, analista técnico y estratega de Ecotrader

"Hasta ahí todavía hay un margen de caída del 3%, por lo que les recomiendo estar tranquilos y no tomar decisiones precipitadas, máxime cuando nos encontramos en un clásico mes de agosto", destaca el experto, que recuerda con vehemencia que operativamente, una caída a los 4.200 puntos del EuroStoxx 50 y aproximaciones a los 15.455 del DAX deben verlo como una oportunidad para comprar de nuevo bolsa europea con una ecuación rentabilidad-riesgo más atractiva que la que teníamos hace apenas unas sesiones.

El Ibex logra aguantar sobre los mínimos de junio y julio

Las caídas generalizadas de agosto en Europa y EEUU han favorecido el contexto negativo en el Ibex 35 también, que pese a todo, logra mantenerse sobre los mínimos marcados en los meses de junio y julio.

"No descarto incluso que en algún momento podamos ver como el selectivo español se aproxima o alcanza los mínimos de los dos últimos meses en la zona de los 9.100/9.165 puntos", destaca en ese sentido Cabrero.

Sin embargo, el experto técnico explica que para que el índice muestre realmente debilidad y se cancele la hipótesis alcista de ver alzas hacia los 10.000 puntos, debería de perder los mínimos de mayo en los 8.967 puntos.

"De hecho, si atendemos al Ibex con dividendos, que se encuentra en subida libre desde que rompió la zona análoga a los 10.100 puntos del Ibex 35 tradicional, una caída o retroceso encaja con una vuelta atrás a esa antigua resistencia, ahora soporte", explica el experto mientras pide tranquilidad y no dejarse llevar por los vaivenes clásicos del mes de agosto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud