Bolsa, mercados y cotizaciones

La gran banca estadounidense solo sube un 2% en el año frente al 14% del S&P 500

Si se desgrana el índice norteamericano de su foto general, se aprecia con rapidez el descuelgue que sufre el sector bancario en lo que va de año con respecto al mismo. Con el S&P 500 en máximos de cotización anuales –y niveles que no veía desde marzo del curso pasado–, que lo deja con un avance de en torno el 14% en 2023, la media de subida de seis de las entidades bancarias estadounidenses más grandes por capitalización no llega al 2%. Pero si esta comparativa se amplía a la cotización del S&P 500 Banks, que recoge a los 15 bancos estadounidenses más grandes, la cifra es todavía menos optimista, con pérdidas del 8% en el año.

Pese a que, por ponderación, el selectivo americano está menos bancarizado que el del Viejo Continente, con un peso de este segmento del 17% en Europa, frente al 11% del S&P 500, según datos de Bloomberg, este retrato vuelve a poner en el punto de mira a las compañías tecnológicas, ya que son las que tiran del carro estadounidense en lo que va de año.

Tanto es así, que sólo Apple, Microsoft, Nvidia, Amazon, Tesla, Meta –antigua Facebook– y Alphabet aportan el 60% del total de los puntos ganados en el año en el índice americano. Por contra, entidades como Bank of America, que corrige en torno al 11% en 2023, está entre las diez que más puntos le restan al S&P 500.

Al igual que ocurre en este lado del charco, son muchas las firmas de esta industria que no se han podido curar aún de la tormenta bancaria que se desataba en el pasado mes de marzo con el derrumbe de SVB, y los que le siguieron después. De hecho, si ponemos el 9 de marzo como fecha de partida, sólo los títulos de JP Morgan, Wells Fargo y Citi consiguen escapar de las pérdidas entre los bancos que aglutina el sectorial del S&P 500.

Sin embargo, aunque casi la mitad de las entidades (7 de 16) de este índice presentaron unos beneficios inferiores a los esperados por el mercado en el primer trimestre del año, tanto Bank of America como Citi, JP Morgan o Wells Fargo superaron estas expectativas, en un 21,9% en el caso de JP Morgan y un 14% en el de BofA, las dos sorpresas positivas más elevadas del sectorial. Respecto a las ganancias netas que el consenso que recoge FactSet espera para este año para las seis gigantes americanas, todas ven un incremento con respecto a lo que auguraban antes del 9 de marzo, excepto Morgan Stanley y Goldman Sachs, que sí que registran un tijeretazo para este año.

Así las cosas, en cuanto a los depósitos en esta industria, desde Citi vaticinan un descenso para este año y el que viene: "Nuestra nueva previsión de depósitos del sector apunta a un descenso del 3% (o 400.000 millones de dólares) hasta finales de año y del 1% (o 150.000 millones de dólares) en 2024, incorporando supuestos bastante conservadores de que las reservas se normalizarán en 2,5 billones de dólares el próximo año (frente a 1,6 billones en diciembre de 2019 y 3,3 billones en la actualidad)", detallan.

Los bancos regionales ceden un 25%

Si ha habido un gran damnificado en lo que hasta ahora ha sido el gran 'susto' bursátil del año han sido los bancos regionales americanos, que en mayo caían hasta niveles previos a la recuperación de la pandemia del coronavirus tras verse afectados por el efecto dominó que 'contagió' a la banca. El S&P Regional Banks Select Industry Index, el índice que los aglutina, ya pierde un 25% en el ejercicio en curso, con cuatro entidades con pérdidas de más del 50% en el año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud