Bolsa, mercados y cotizaciones

LVMH hace historia en Europa tras batir los 500.000 millones de dólares de valor en bolsa

  • La de lujo ha subido un 31% en bolsa en lo que va de 2023
  • Se mete en el ranking de las 10 más capitalizadas del mundo
  • Se beneficia del mayor consumo en China y de la fortaleza del euro
Una tienda de Louis Vuitton en París. Foto: Bloomberg.

LVMH ha superado los 500.000 millones de dólares de capitalización en bolsa, un hito que ninguna europea había logrado antes y que consolida a la firma de lujo como la más valiosa de la historia del Viejo Continente. El buen desempeño de la compañía en los últimos meses le ha llevado a subir un 31% en el parqué este 2023 y tocar así el medio billón en valor.

No es el único logro de la firma de Bernard Arnault, que también está entre las más valiosas del mundo. LVMH entró en el ranking de las 10 de mayor capitalización junto a las principales tecnológicas estadounidenses, Saudi Aramco o Berkshire Hathaway, según Bloomberg. No hay más empresas de consumo en esta exclusiva lista, ni tampoco otras europeas.

Por eso, no hay ejemplos equiparables al del conglomerado de Louis Vuitton o Dior, ya que la distancia respecto a sus homólogas es pronunciada. Hermes vale 230.000 millones de dólares en el parqué. Pero Prada no alcanza ni los 200.000 millones de dólares. Mientras, la de lujo suiza Richemont, con marcas como Cartier, Montblanc o Chloé, no llega a los 95.000 millones de dólares de capitalización. Y en comparación con las europeas, la distancia con las mayores de la región es superior a los 110.000 millones de dólares.

LVMH está creciendo en todos sus segmentos y regiones, según sus cuentas del primer trimestre. Sus ingresos aumentaron un 17% interanual gracias a un mejor resultado en todas sus geografías. En Japón facturó un 34% más y, en Asia, un 14% más. Es aquí donde concentra el mayor volumen de negocio (el 36% del total de 23.000 millones de dólares de ingresos en el trimestre y el 43% incluyendo Japón, que la casa contabiliza aparte).

"La diversificación geográfica juega a favor de la empresa de lujo, beneficiándose tanto de la reapertura china como de la mayor demanda japonesa, hasta el punto de que los mercados europeo y americano representan en conjunto solo algo menos de la mitad de la facturación total (en torno al 49,3%)", señala Gabriel Debach, analista de mercados de eToro.

China está siendo uno de los catalizadores de la marca, ya que la progresiva reactivación de la economía y del consumo están impulsando las ventas del grupo. De hecho, respecto al primer trimestre de 2021, las ventas en este país han incrementado un 30%, según datos de Bank of America (BofA). Esta fortaleza, entre otras, llevó a BofA a incrementar la expectativa de beneficios por acción un 2%, lo que deja a LVMH entre un 11% y un 18% por encima del consenso para 2023-2025.

Por otra parte, la empresa de Arnault ha facturado más tanto en bebidas y espirituosos, en marroquinería y moda, en joyería y perfumes y cosmética. De momento, el deterioro económico no ha frenado ninguna de sus divisiones. De hecho, el sector del consumo europeo es el más alcista en lo que va de ejercicio. LVMH, Hermès o Burberry han contribuido a ello. 

Asimismo, la fortaleza del euro respecto al dólar, muy cerca de máximos anuales, hace que la marca de lujo se vea favorecida en el cambio con la divisa norteamericana. De hecho, sus acciones rozan otra cota significativa: superar la barrera de los 1.000 dólares. Este lunes, cotiza en los 993 dólares o 903 euros. 

Todo ello ha ayudado a agrandar, aún más, la fortuna del hombre más rico del mundo, Bernard Arnault, el fundador del imperio de Louis Vuitton. Solo este año, ha incrementado su patrimonio en 49.700 millones de dólares, superando los 210.000 millones de riqueza personal y agrandando la distancia con el número dos del mundo, Elon Musk.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud