Bolsa, mercados y cotizaciones

De la decadencia del petróleo a un récord histórico de demanda: el mercado de crudo resurge dominado por China y Rusia

  • Goldman Sachs: "El petróleo podría recuperar los 100 dólares en 2023"
  • AIE: "La demanda alcanzará los 101,7 millones de barriles, la más alta de la historia"
  • Junto a la creciente demanda, la oferta se mantendrá restringida en la OPEP+
Llamarada en una plataforma petrolera marítima. Foto de iStock

Durante los peores meses de la pandemia del covid en Occidente, algunos futuros de petróleo West Texas llegaron a cotiza en negativo (se pagaba por colocar el petróleo), mientras que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicaba en uno de sus informes mensuales que existía la posibilidad de que "el mercado de crudo nunca regresase a la normalidad". En momentos de pánico es difícil ver más allá de lo que se tiene en frente. Este 2023, la propia AIE ha comenzado el año anunciando que en este ejercicio será testigo de un nuevo récord mundial de la demanda de crudo. "Dos invitados (China y Rusia) dominarán las perspectivas del petróleo", asegura la AIE.

Los futuros de petróleo celebran este vaticino de la AIE con subidas que acercan al barril de Brent a los 90 dólares (comienza a formarse la J). La reapertura de la economía china y la mejora de las perspectivas económicas globales en las últimas semanas están calentando el mercado de petróleo por el lado de la demanda. Por el lado de la oferta, es Rusia la protagonista con una caída esperada de la producción superior al millón de barriles diarios, según la AIE.

La demanda de petróleo superará a la oferta
La demanda de petróleo superará a la oferta

A mediados de diciembre, los futuros de Brent llegaron a caer a la zona de los 76 dólares ante los tambores de recesión y los problemas con el covid en China. En pocas semanas, la situación parece haberse revertido y el petróleo vuelve a subir con fuerzas renovadas y unos niveles de inventarios que siguen muy por debajo de la media móvil de los últimos cinco años.

Existe el riesgo de que falte petróleo en los próximos trimestres. Amin Nasser, CEO de Aramco (la mayor petrolera del mundo), asegura que "no está muy seguro sobre el medio y largo plazo, porque a medida que se erosiona la capacidad adicional de producción de crudo, no tendremos la capacidad de mitigar interrupciones a corto o largo plazo como sucedió con la crisis entre Rusia y Ucrania". El petróleo podría escasear en algunos momentos de 2023 y más adelante.

Aramco bombea alrededor del 10% del suministro mundial de petróleo crudo. Tiene una capacidad máxima para bombear 12 millones de barriles de crudo por día, asegura Nasser. Además, la petrolera estatal está trabajando para aumentarla en un millón de barriles por día más, pero quizá no sea suficiente para absorber toda la demanda futura.

La reapertura de China

Y es que el consumo de petróleo está aumentando con contundencia después de que Pekín haya levantado abruptamente su política de cero covid el mes pasado. Los chinos volverán a conducir y a coger aviones, mientras que la mejor situación de Occidente también podría dar otro impulso a la demanda de crudo. Solo la reapertura de China será suficiente para impulsar la demanda mundial de crudo por encima del ritmo del año pasado, según han revelado varios analistas al Financial Times.

"Desde nuestro punto de vista, la noticia más alcista que ha surgido durante este ha sido el rápido movimiento de China hacia la reapertura", aseguraba Jeff Currie de Goldman Sachs en una nota. Este experto asegura que el barril de petróleo podría volver a auparse por encima de los 100 dólares en la parte final de este año.

Invitados: Rusia y China

"Dos invitados dominarán las perspectivas del mercado petrolero para 2023: Rusia y China. Este año podría ver un aumento de la demanda de petróleo de 1,9 mb/d para llegar a 101,7 mb/d, el nivel más alto de toda la historia, ajustando los balances a medida que el suministro ruso se desacelera bajo el impacto total de las sanciones. China impulsará casi la mitad de este crecimiento de la demanda mundial, incluso cuando la forma y la velocidad de su reapertura siguen siendo inciertas", comentan los economistas y expertos de la AIE en su informe mensual.

La mayor demanda de petróleo la historia
La mayor demanda de petróleo la historia

La agencia señala que el uso de petróleo se verá impulsado principalmente por el queroseno (+850.000 barriles diarios o kb/d), lo que representa el 45% del incremento de la demanda de este año, con mucho el mayor contribuyente. Por el lado opuesto, los cambios en la flota de vehículos de carretera impedirán que la demanda crezca en otros 870.000 kb/d. "Esto ocurre en un contexto de precios más bajos, una perspectiva económica algo mejorada y una reapertura de China más rápida de lo previsto. En general, el clima económico mundial sigue siendo desafiante, con recesiones (ciertamente leves) posibles para EEUU y la Eurozona, según las estimaciones de consenso".

¿Qué pasará con la OPEP+?

En el lado de la oferta, EEUU será la mayor fuente del incremento de la producción petrolera mundial (pese a los problemas de la industria del fracking), junto con Brasil, Canadá y Guyana, todos ellos no miembros de la OPEP. Los autores del informe prevén que la OPEP y sus aliados (OPEP+) reduzcan su producción durante este año en 870.000 barriles diarios, mientras que los países ajenos al cartel petrolero la incrementarán en 1,9 mb/d.

El declive de OPEP+ estará influido por el impacto de las sanciones internacionales contra Rusia, un aliado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), especialmente por el embargo de la Unión Europea al petróleo ruso transportado por barco y el precio tope 60 dólares por barril que le ha impuesto el G7.

La AIE recuerda que el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, señaló que el país tendría que reducir la producción en una horquilla de 500.000-700.000 barriles diarios, pero calcula que Rusia habrá de recortar un volumen aún mayor por el embargo europeo (por ahora sus ingresos por petróleo se han disparado). En concreto, el documento estima que para el final del primer trimestre Rusia se verá obligada a disminuir su producción en 1,6 mb/d respecto a los niveles previos de la invasión de Ucrania de febrero pasado.

Eso dejaría la producción media rusa de crudo en 9,7 mb/d en 2023, con un recorte de 1,3 md/b en un año, lo que supondría una caída del 11,8%. La agencia destaca que en diciembre Rusia ingresó 3.000 millones de dólares menos por la venta de crudo, y que tuvo que realizar "descuentos récord" para dar salida a su producción. En volumen, las exportaciones rusas de crudo bajaron durante diciembre en 200.000 b/d, hasta 7,8 mb/d, como consecuencia de las sanciones internacionales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud