Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo cae con fuerza y evidencia la decadente posición de la OPEP en el mercado de crudo

  • El barril de petróleo Brent cae seis dólares en apenas dos sesiones
  • Commerzbank: "Solo se puede concluir que la OPEP+ ha fallado en su objetivo"
  • Nigeria se desmarca del cártel e incrementa su producción de crudo con fuerza
Producción de petróleo. Foto de iStock

Los futuros de petróleo están siendo víctimas de un aumento inesperado de la producción de petróleo de un miembro de la OPEP en diciembre y de la recuperación de la industria del fracking en EEUU. El cártel petrolero se había comprometido a reducir la producción de crudo para mantener los precios en niveles relativamente elevados, pero la gran diferencia entre las cuotas asignadas y la producción real de cada país a final de mes genera un 'baile' de cifras que tiene la capacidad para vapulear el precio del petróleo, sobre todo ahora que el mercado se encuentra en una situación de mucha tensión (igualdad entre oferta y demanda). Cualquier movimiento hacia arriba o hacia abajo en la oferta o la demanda puede disparar o arrastrar el precio del crudo en varios dólares.

El crudo Brent, petróleo de referencia mundial, cerró la pasada semana en la zona de los 86 dólares por barril. Sin embargo, esta semana, el petróleo lucha por mantener los 80 dólares. En la tarde del miércoles, el Brent corrige más de un 5% y cayó hasta los 78 dólares por barril. En la jornada de este jueves, el crudo rebota ligeramente por sobreventa, pero no logra recuperar la zona de los 80 dólares.

Los analistas de Commerzbank explican en una nota publicada este martes que "solo se puede concluir que la OPEP+ ha fallado en su objetivo de evitar una caída de los precios". La OPEP y Rusia tenían la intención de mantener el crudo en la zona de los 100 dólares por barril, 20 dólares por encima de la cotización de este miércoles. El control de mercado que otrora ejerciera el cártel está desapareciendo en medio de un entorno cada vez más competitivo y con más jugadores.

"Esto plantea la pregunta de por qué la decisión tomada por la OPEP+, el cartel de los principales países productores de petróleo del mundo, no tuvo un impacto más duradero en el precio del petróleo... Por un lado, el recorte de producción efectivo es, por supuesto, sustancialmente menor que el objetivo oficial, a saber, reducir la producción en 2 millones de barriles por día", aseguran los expertos de Commerzbank.

Por otro lado, algunos países que ya estaban produciendo muy por debajo de su cuota asignada porque tienen o tenían problemas internos (conflictos bélicos, una industria petrolera obsoleta que falla con frecuencia u otros problemas), pueden comenzar a producir más petróleo para compensar los meses de bajo bombeo, como está ocurriendo en la actualidad con Nigeria.

La producción de petróleo crudo de la OPEP aumentó en diciembre, según la nueva encuesta de Bloomberg. La producción de la OPEP en el mes diciembre aumentó en 150.000 barriles por día con respecto a las cifras de noviembre, jugando Nigeria un papel muy destacado. El país africano fue un día el rey del petróleo en su continente, pero años de mala gestión, problemas de seguridad en los oleoductos y falta de inversión han llevado al país a producir muy por debajo de su potencial. Sin embargo, algunos meses en los que los astros se alinean, la producción de crudo de Nigeria vuelve a recuperar cierto tono.

Nigeria ha luchado contra el robo de petróleo (tráfico de petróleo por bandas organizadas y ciudadanos desesperados). En los últimos meses, el Gobierno parece haber tomado medidas enérgicas contra estas actividades delictivas que estaban hurtando el crudo de oleoductos y algunos yacimientos en los que el petróleo se extrae en las capas más superficiales. Esto, junto a la reactivación de algunos yacimientos, está permitiendo al país recuperar parte de la producción de crudo.

Nigeria estima que está perdiendo alrededor de 600.000 barriles de petróleo de crudo por día debido a los robos y a las fugas en la red de oleoductos y yacimientos del país. Pero para diciembre, la encuesta de Bloomberg muestra que la producción de petróleo crudo de Nigeria se recuperó hasta alcanzar máximos de ocho meses, con un bombeo de 1,35 millones de barriles de petróleo por día.

La OPEP pierde el control

Los expertos de Commerzbank van más allá y creen que estos movimientos dejan entrever la pérdida de poder de la OPEP para controlar el mercado de crudo como lo hacía en el pasado. Para que el petróleo haya vuelto a cotizar por encima de los 100 dólares se ha 'necesitado' que el riesgo global se dispare con la guerra de Ucrania y que uno de los mayores productores del mundo (Rusia) queda prácticamente aislado. El petróleo ha subido con fuerza en 2021, pero no ha sido por la OPEP, precisamente. La OPEP ha sido un beneficiado indirecto de la situación geopolítica.

Los analistas del banco alemán comentan que "la dinámica del mercado del petróleo ha cambiado considerablemente desde el surgimiento de la industria del petróleo de esquisto (shale oil) y bituminoso en EEUU y Canadá. En 2018, EEUU superó a Arabia Saudí como el mayor productor de petróleo del mundo. Con los datos que maneja el Departamento de Energía de EEUU, el poder de mercado de la OPEP ha disminuido sustancialmente desde 2014 y el mercado del petróleo en su conjunto se ha vuelto más competitivo (el BCE también publicó un documento demostrando la pérdida de poder de la OPEP). Según los autores, esto explica por qué el precio del petróleo no se llegó a recuperar desde 2014, incluso después de los recortes de producción de la OPEP+".

Suponiendo que el mercado del petróleo es (se ha vuelto) mucho más competitivo de lo que quisiera la OPEP+, el precio del petróleo debería responder de manera más sensible a los cambios en la demanda de lo que se esperaría en un oligopolio, aseguran desde Commerzbank. "Esto es realmente lo que revelan en la actualidad los movimientos del crudo: el precio del petróleo ha convergido de forma más estrecha con las expectativas de inflación a largo plazo basadas en el mercado desde la Gran Crisis Financiera. Los economistas Sussmana y Zohar ha arrojado luz en un trabajo reciente a este respecto demostrando que esta correlación es atribuible a un factor común: la demanda global agregada", aseguran los economistas de Commerzbank.

Como se puede ver en el segundo gráfico de esta noticia, la cuota de mercado de la OPEP ha caído de forma constante en los últimos años, llegando casi a perder diez puntos ante la irrupción del fracking americano. Ante esta pérdida de poder, la OPEP ha buscado alianzas con Rusia y algunas exrepúblicas soviéticas para recuperar parte de ese control. Esto puede ser una solución temporal siempre y cuando funcione, porque si ya era difícil coordinar a 14 países (la OPEP), más complejo es todavía poner cotos a la producción de Rusia y sus aliados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud