Bolsa, mercados y cotizaciones

El castigo a Xi deja la bolsa china con el mayor descuento de dos décadas

  • Hong Kong, en mínimos de 13 años tras caer un 6%, firma la peor sesión desde la crisis de 2008
  • El Hang Seng cotiza un 32% por debajo del precio medio desde 2002, y el CSI 300, un 20,5%

La reelección de Xi Jinping para un tercer mandato era un hecho descontado por el mercado. Sin embargo, la purga pública del expresidente Hu Jintao (que fue levantado de su asiento e invitado a abandonar el Congreso) escenificó la coronación de Xi como el líder chino más poderoso desde Mao y desató una estampida en las bolsas del país pese a que el PIB trimestral superó los pronósticos.

"Al mercado le preocupa que con tantos partidarios de Xi elegidos, la capacidad ilimitada para promulgar políticas que no son favorables al mercado ahora está consolidada", justifica Justing Tang, jefe de investigación asiática de United First Partners en declaraciones a Bloomberg.

Este temor, unido a la decepción por la continuidad de la política de Covid Cero y el recelo a que se amplíen las restricciones y el control sobre las multinacionales, se reflejó especialmente en Hong Kong. El Hang Seng, su principal referencia, cedió el lunes un 6% hasta mínimos de 2009 y sufrió su peor sesión desde Lehman Brothers en el que también es el peor desempeño del índice tras la celebración de un Congreso del Partido Comunista desde la creación del selectivo en 1994.

En concreto, el mayor castigo lo recibieron tecnológicas como Alibaba, Meituan, JD.com, Baidu y Tencent, con retrocesos entre el 11% y el 15%. También estaba entre las más bajistas del Nasdaq 100, con datos a media sesión, Pinduoduo, con un recorte del 28%. Algo menor fue la caída del CSI 300, que reúne a las principales cotizadas de Shanghai y Shenzhen, con un 3%.

Allianz GI: "Los mercados extraterritoriales han pasado a fijar el precio de una mayor prima de riesgo"

Para Allianz GI, estos movimientos reflejan una importante diferencia de opinión respecto al nuevo equipo de liderazgo. "En la China continental, existe la opinión de que la aplicación de las políticas en el futuro será más eficaz y se ejecutará con menos fricciones, ya que se han resuelto las cuestiones de personal relacionadas con las funciones políticas [...] por el contrario, los mercados extraterritoriales han pasado a fijar el precio de una mayor prima de riesgo, especialmente dada la mayor concentración de poder", agregan.

¿Oportunidad o riesgo?

Ahora bien, ¿estamos ante una ventana de entrada en renta variable china? Por fundamentales, la corrección ofrece precios muy atractivos respecto a la media histórica de los últimos 20 años. El Hang Seng, con un PER (veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción) de 8,5 veces, se compra hoy un 35,3% por debajo del precio medio que se ha abonado por el índice desde 2002. Y el CSI 300, por el que se paga un multiplicador de 11,9 veces, ofrece un descuento del 20,5% frente a las 14,9 veces que ha cotizado, de media, en dos.

La valoración también favorece a China frente a otros mercados. El descuento del Hang Seng frente al S&P 500 es del 49,4%, el doble que frente a Europa. Y en el CSI la rebaja es del 29% si se le compara con Wall Street, aunque frente al Stoxx 600 se abona una prima del 6%.

Commerzbank: "Es probable que el impulso del crecimiento sea lento, ya que persisten los vientos en contra derivados de la política de Cero Covid y la recesión inmobiliaria"

Por otro lado, las caídas anuales del 26,5% que acumula el CSI 300 y del 35% en el del Hang Seng han aflorado potenciales del 43,5% y del 73,4%, respectivamente.

Aunque el PIB rebasó las expectativas, "en los próximos trimestres, es probable que el impulso del crecimiento sea lento, ya que persisten los vientos en contra derivados de la política de Cero Covid y la recesión inmobiliaria", advierte Tommy Wu, economista de Commerzbank. Esto, sumado a que el consumo sigue sin repuntar y que la tasa de paro ha subido en dos décimas, ha quedado reflejado en el parqué chino, que cotiza una desaceleración económica a la que el Partido Comunista no puede hacer frente.

Por técnico, "y sin soportes a los que agarrarse, la situación apunta a una caída hasta los 10.000 puntos, que son los mínimos de 2.008-2009 de Lehman", señala Joan Cabrero, asesor de Ecotrader.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud