Economía

El dominio de China se tambalea: la 'fabrica del mundo' pierde terreno en la manufactura y las exportaciones

  • En favor de los países vecinos, entre los que destaca Vietnam
  • La pérdida de poder se debe, en gran medida, a su política Covid cero
Interior de una fábrica textil en China. Foto: Alamy

El dominio de China sobre el comercio mundial podría estar a punto de llegar a su fin. En los últimos años, la que fuera la fábrica del mundo ha perdido terreno en la producción de artículos de consumo -ropa, calzado, muebles, etc- en favor de sus países vecinos, entre los que destaca Vietnam. Asimismo, ha visto cómo su volumen de exportaciones de minerales y dispositivos tecnológicos se reducía considerablemente.

La pérdida de poder de China se debe, en gran medida, a sus políticas Covid cero. La imposición de extensos confinamientos a ciudades enteras -Shanghái estuvo cerrada durante casi dos meses esta primavera, mientras que los 21 millones de habitantes de Chengduse se encuentran actualmente en esta coyuntura- ha provocado una escasez generalizada de alimentos y otros artículos básicos. Una situación que se tradujo en una contracción de su economía en un 2,6% en el segundo trimestre de 2022 con respecto a los tres primeros meses anteriores. En el conjunto del año, las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúan su crecimiento en el 3,2%, "el menor en más de cuatro décadas (excluyendo el año del covid)"

Sin embargo, no es el único motivo. La decisión de EEUU de imponer aranceles comerciales a las exportaciones chinas en 2018 provocó que muchas compañías trasladaran sus fábricas a otras zonas, siendo Vietnam una de ellas. Lo que en un principio se limitó a la ropa y el calzado, se ha ido extendiendo a otras materias primas y productos terminados con el paso de los años. Como resultado, el comercio a distancia de esta nación ha aumentado casi un 360% desde 2014. De cara al futuro, se espera que esta tendencia se mantenga e, incluso, se incremente con la construcción por parte de MSC, en asociación con la Corporación Marítima vietnamita, de la mayor terminal de transbordo de contenedores del país, ubicada en la ciudad de Ho Chi Minh. A todo esto se suma, además, el hecho de que la mano de obra es más barata, señala la empresa de economía del transporte MDS Transmodal a CNBC.

Otros de los países vecinos que acogen ahora las fábricas de ropa que antes estaban en China son Malasia y Bangladesh. Por su parte, Taiwán se ha convertido en el destino de las industrias relacionadas con los metales.

Contenedores vacíos

Todo esto ha derivado en una caída del 23,2% en el número de contenedores que salen de los puertos chinos. Antes de 2021, zarpaban desde China alrededor de 11,2 millones de containers, pero esa cifra se ha reducido hasta los 8,6 millones en septiembre de este año, según datos de la empresa de seguimiento de mercancías Project44.

Un panorama que ha empeorado aún más debido a la reducción de la demanda y al exceso de inventario. Tal es así, que algunos operadores se han visto obligados a incrementar el número de salidas de barcos con contenedores vacíos y a reducir en cerca de 30.000 la cantidad de containers que van desde los puertos chinos hasta los de la costa oeste de EEUU (USWC) cada semana.

En los próximos meses, el número de contenedores que zarpan de China rumbo a los puertos estadounidenses podría disminuir todavía más. En concreto, podría desplomarse entre un 40% y un 50%, según los expertos del sector.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud