Bolsa, mercados y cotizaciones

La tijera de recortar beneficios no se afila

  • La excepción la protagoniza la bolsa europea, en la que el BPA crece

El daño que el cóctel de inflación, guerra y crisis energética está causando en el crecimiento económico que se espera para este año y el siguiente aún no se está reflejando con claridad en las estimaciones de beneficio de las compañías cotizadas pese al pesimista contexto que cotizan las bolsas, con pérdidas de doble dígito a ambos lados del Atlántico.

A diferencia de lo que ocurrió en 2020 con la irrupción del Covid-19 (un shock de la oferta que derivó en un shock de demanda) y que se trasladó inmediatamente en números rojos a las cuentas de resultados, en esta ocasión los analistas han seguido revisando al alza sus números. "Una parte significativa de ese aumento se debe al sector energético, pero en general ha afectado a la mayoría de sectores", explica Nicolás López, director de análisis de renta variable de Singular Bank.

Así, el consenso vaticina un BPA (beneficio por acción) para el S&P 500 de 222 dólares para este curso (un incremento del 22,5% respecto al logrado en 2021) y de 240,43 dólares para el siguiente, después de que la previsión haya aumentado un 2,7% y un 8,7%, respectivamente, en lo que llevamos de año. Y para el Stoxx 600, la estimación se ha elevado un 10,5% en los últimos nueve meses hasta los 35,9 euros para 2022 y un 3% para 2023, hasta 36,8 euros.

Distinto es el caso del Ibex 35, que puede ser el canario en la mina de las grandes plazas en lo que a las ganancias esperadas se refiere. Mientras que el BPA previsto para este indicador se ha incrementado un 13,6% para este año hasta los 817 euros, sí se aprecia un recorte del 8,2% para 2023 hasta los 750,3 euros frente lo pronosticado a cierre de 2021. De hecho, es el único selectivo donde el beneficio esperado para 2023 será inferior al de 2022, especialmente por el impacto de las firmas cíclicas.

Y este deterioro no es exclusivo de la bolsa española. "Las previsiones de beneficios a 12 meses para el índice MSCI World han tendido ligeramente a la baja durante los últimos tres meses, sobre todo si se excluyen los sectores vinculados a las materias primas (energía y materiales)", declaraba Evan Brown, responsable de estrategia de multiactivos de UBS AM, en una entrevista a elEconomista.es.

El BPA estimado para el Ibex se ha reducido un 3% para este año respecto a lo esperado hace tres meses

Es precisamente de cara al próximo ejercicio cuando los expertos han empezado a mostrar cautela y se han rebajado, aunque por el momento tímidamente, las proyecciones. En cifras, el BPA estimado para el Ibex se ha reducido un 3% para este año respecto a lo esperado hace tres meses, y en el caso del S&P 500, el recorte es del 3,5%.

La excepción la protagoniza la bolsa europea, donde la estimación se ha incrementado un 2,3% desde junio. "Además del impacto del sector energético, la recuperación desde niveles bajos por la pandemia explica esta evolución positiva", explica López.

La botella medio llena o medio vacía

"Aunque recientemente se han producido revisiones a la baja, los analistas siguen siendo relativamente optimistas para el próximo año, a pesar de la subida de los precios de los productores y de que los consumidores están sometidos a presión debido al importante aumento de los precios de los alimentos y la energía", señala Philipp E. Bärtschi, director de inversiones de J. Safra Sarasin Sustainable AM.

En su opinión,"la probabilidad de que el aumento de los costes de los insumos vaya en detrimento de los beneficios empresariales es alta", continúa. Y "en cualquier caso", añade, "la comparación con la evolución de los beneficios registrados en recesiones anteriores revela un considerable margen a la baja".

J. Safra Sarasin Sustainable AM: "la comparación con la evolución de los beneficios registrados en recesiones anteriores revela un considerable margen a la baja"

Para el experto de Singular Bank, "a favor de una evolución más positiva estaría el hecho de que en un entorno inflacionista los beneficios de las empresas tienden a aumentar para el efecto de la subida general del nivel de precios. Mientras no haya recesión los beneficios podrían seguir mostrando una gran resiliencia como hemos visto en este año", argumenta.

El foro de banqueros centrales en Jackson Hole a finales de agosto (cuando el mandatario de la Fed, Jerome Powell, primó en su discurso combatir la inflación al deterioro económico) no sólo frenó el rally bursátil del verano, sino que puede desencadenar nuevas revisiones de beneficios a la baja.

"Los tipos de interés a corto plazo se han tenido en cuenta en los mensajes de Jackson Hole de forma bastante eficaz, pero quizá no del todo. Los mercados podrían seguir sufriendo correcciones, ya que la percepción de una política monetaria restrictiva duradera podría aumentar la probabilidad de una recesión para los inversores", señala Benjamin Melman, CIO global de Edmond de Rothschild AM.

Edmond de Rothschild AM: "Entramos en una fase de revisiones a la baja de las previsiones de beneficios"

Desde su punto de vista, el endurecimiento cuantitativo de la Fed, "cuyos efectos no están claros, pero sí son potencialmente negativos para los mercados", verá duplicada su intensidad durante las próximas semanas. "Entramos en una fase de revisiones a la baja de las previsiones de beneficios", justifica Melman.

Otra prueba de que los peores temores todavía no están calando en las estimaciones sobre el beneficio que se espera es fijarse en el PER (número de veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción). Sólo hay que mirar las previsiones de Bloomberg para esta ratio a 12 meses para comprobar que el indicador para 2022 del Ibex se sitúa en 10,4 veces, ligeramente por encima de las 10,2 veces para 2023. En el Stoxx 600, el multiplicador para este año se encuentra en 11,3 veces frente a las 10,8 veces del próximo año. Sí se abarata más el S&P, donde el PER previsto para este año, 16,9 veces, cae hasta las 15,7 veces el próximo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments