Bolsa, mercados y cotizaciones

Europa encadena otra sesión al alza tras el BCE y trata de salvar la semana

  • Las bolsas europeas reaccionan al BCE al alza y mantienen soportes, por el momento
  • El euro recupera la paridad con el dólar
Madrid

Las bolsas europeas han asimilado con optimismo, hasta el momento, el último cambio de la política monetaria de la eurozona. La apertura del mercado del viernes ha traído consigo subidas en los principales índices europeos, con el Ibex 35 subiendo un 0,9% y el EuroStoxx 50 alrededor de un 0,8%. De hecho, con las subidas de estos primeros instantes de cotización las bolsas del continente salvan lo cotizado desde el lunes.

La subida de tipos de interés del Banco Central Europeo de 75 puntos básicos no es el único hito al que se enfrentaban esta mañana los mercados bursátiles. Los ministros de energía de la Unión Europea se reúnen este viernes de emergencia en Bruselas para evitar el desabastecimiento de gas en Europa y controlar los precios de esta fuente de energía.

Desde Bloomberg apuntan a que el acuerdo se dilate en el tiempo al ser necesario buscar el consenso entre 27 países con un mix energético dispar, mientras el primer ministro belga del ramo, Alexander De Croo, ha advertido de que Europa no puede permitirse "un debate que dure dos meses".

La reacción positiva del mercado al anuncio del BCE ha permitido a los índices de referencia en el continente mantenerse sobre sus respectivos soportes. En el caso del Ibex 35, el selectivo trata de revolverse al alza sobre los 7.765 puntos, nivel que baraja el asesor de Ecotrader, Joan Cabrero. Ahora, queda por ver si estas escuetas subidas se traducen en un rebote. Para el experto del portal premium de elEconomista.com, "solo podríamos fiarnos del rebote si consigue romper la directriz bajista que aparece por los 8.250 puntos".

El EuroStoxx 50 se encuentra en la misma situación técnica. El índice paneuropeo se encuentra sobre los 3.500 puntos, referencia a vigilar. No se podrá descartar una caída a la zona de los 3.000-3.100 enteros mientras no supere los 4.025 puntos.

La decisión de este jueves del Banco Central Europeo motivó las ventas en el mercado de deuda del Viejo Continente. Esto provocó que la rentabilidad de los bonos se disparara con el bund alemán a diez años por encima del 1,7%, una rentabilidad que no se veía en este activo desde junio, cuando el BCE anunció su política antifragmentación de la deuda europea.

El mismo efecto se produjo en la deuda de los países periféricos, más sensibles que sus homólogos del norte ante situaciones como las vividas este jueves. El bono español a diez años ofrece una rentabilidad del 2,8% mientras que el bono italiano muestra un rendimiento del 3,9%. El único bono a diez años en el que han predominado las compras ha sido el estadounidense. El T-Note retrocede hasta el 3,3%.

El impulso que ha dado el anuncio de Christine Lagarde ha permitido al euro recuperar la paridad con el dólar, a pesar de que durante la rueda de prensa del Banco Central Europeo se desplomara la divisa única por unos instantes. En estos primeros instantes del viernes, un euro se cambia por 1,006 dólares, su nivel más alto desde mediados de agosto.

Pero este movimiento al alza del euro es pasajero, según el analista de Bloomberg, Garfield Reynolds, quien considera que lo rápido que ha caído el dólar en las últimas horas refuerza "lo fuerte que ha sido su ímpetu al alza". Además, descuenta que existen pocas garantías de que el dólar pueda continuar esta depreciación, dado que en unas semanas se avecina una nueva subida de tipos de interés en Estados Unidos.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments