Bolsa, mercados y cotizaciones

Giro en la política de comunicación del BCE: las próximas subidas de tipos se decidirán reunión a reunión

  • "Cada vez hay más nubles para la segunda mitad de 2022 y más allá"
Christine Lagarde, presidenta del BCE

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, no ha dado pistas sobre los próximos movimientos en los tipos de interés durante la rueda de prensa posterior a la histórica decisión del BCE. Lagarde abandona así la estrategia de comunicación utilizada durante este año (telegrafiar cada paso, incluso con los puntos básicos de cada subida) y ahora cada decisión será tomada reunión a reunión y dato a dato. De este modo, aunque todo hace indicar que las subidas de tipos continuarán siendo la nota dominante en las próximas reuniones, la velocidad y la cantidad de las mismas serán una incógnita hasta el día de la reunión.

"En nuestras próximas reuniones, será apropiada una mayor normalización de los tipos de interés. La distribución anticipada de hoy de la salida de las tasas de interés negativas nos permite hacer una transición a un enfoque de reunión por reunión para nuestras decisiones sobre tasas de interés", ha destacado Lagarde.

"Nuestra futura trayectoria de tasa de política seguirá dependiendo de los datos y nos ayudará a cumplir con nuestro objetivo de inflación del dos por ciento a mediano plazo. En el contexto de la normalización de nuestra política, evaluaremos opciones para remunerar los excesos de liquidez", ha señalado Lagarde en referencia a los posibles beneficios caídos del cielo que pueden obtener los bancos solo por guardar el dinero en el BCE.

La banquera gala también ha asegurado que su decisión de subir los tipos de interés el doble de lo que se esperaba (han subido en 50 puntos básicos) es una decisión tomada en base a la fortaleza y persistencia de la inflación. El objetivo es que las condiciones de la demanda sean las adecuadas para lograr la estabilidad de precios.

La economía se desacelera

"La actividad económica se está desacelerando", ha subrayado. La presidenta ha apuntado que la invasión rusa de Ucrania es un lastre continuo para el crecimiento de la zona euro. Una economía ya apaleada por el impacto de la alta inflación en el poder adquisitivo, las continuas restricciones de suministro y el efecto de la incertidumbre sobre las perspectivas económicas. "Cada vez está más nublado para la segunda mitad de 2022 y más allá", ha comentado.

Pese a todo, ha asegurado que "la actividad económica continúa beneficiándose de la reapertura de la economía, un mercado laboral fuerte y el apoyo de la política fiscal".

"Esperamos que la inflación se mantenga indeseablemente alta durante algún tiempo" ha afirmado. Ha culpado a los precios de la energía, alimentos y las interrupciones en la cadena de suministro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.