Bolsa, mercados y cotizaciones

Turquía, Argentina, Chile, Nigeria... El pequeño club de bolsas que se disparan mientras los mercados del mundo agonizan

  • Los países con más inflación hallan la bolsa como su mejor opción
  • Las materias primas empujan a bolsas de Latinoamérica y de África
Imagen: Bloomberg

En plena convulsión económica mundial tras la pandemia y con la guerra en Ucrania percutiendo, las bolsas mundiales acumulan un 2022 para el olvido. El histórico rally pandémico pasado el shock inicial del covid ha dado paso a una tendencia negativa intensificada desde que la Reserva Federal de EEUU decidió girar el timón y abrazar una política más restrictiva. En estos casi siete meses de año transcurridos, el índice MSCI World se deja un 17,52%. Referencias mundiales como el S&P 500 en EEUU o el EuroStoxx 50 en Europa se dejan más de un 13,8% desde que arrancó el año. La 'sangría' es considerable, pero la corrección no está llegando a todos los parqués.

De hecho, hay un pequeño grupo de selectivos que este año están mostrando un fuerte desempeño en medio de las incertidumbres mundiales. Paradójicamente, la mayor parte de ellos corresponde a países que atraviesan una especialmente negativa situación económica. En ellos, la abrasante inflación y un tipo de cambio paupérrimo -fenómeno acrecentado por la fortaleza del dólar-, hacen que invertir en bolsa sea una de las pocas coberturas viables contra la erosión del dinero. Asimismo, acciones de materias primas y recursos minerales y energéticos han destacado tras meses de repunte incesante de las commodities.

1ª: Turquía líder mundial

Turquía está siendo una de las grandes sorpresas del año y en un entorno de fuertes caídas en todo el mundo convirtiéndose en el segundo país del mundo con una mayor subida de su renta variable, del 48%, en un momento en el que las caídas son la norma en casi todos los mercados del globo.

El gran impulsor de esta bolsa ha sido, sin duda, la inflación. A pesar de que está siendo un problema en todo el mundo, en Turquía llueve sobre mojado. La nación otomana vive su mayor incremento de los precios desde 1998 con un alza del IPC del 78,6% en junio. Esto ha provocado que la mejor opción de los turcos para salvar sus ahorros sea en las acciones.

12 compañías de 100 en total han logrado superar esa inflación

En ese sentido la bolsa de Estambul ha logrado un pequeño milagro: 12 compañías de 100 en total han logrado superar esa inflación desbocada gracias a sus rentabilidades. Destacan en particular las compañías de bienes raíces y las energéticas.

Al margen de la inflación, Turquía lleva meses intentando mantener la atención de los inversores internacionales pese al desplome generalizado en el mundo debido a la subida de los tipos de interés y la falta de liquidez para invertir en los mercados. En ese sentido el país ha abierto la puerta a los magnates rusos para que, con los mercados de capitales de todo Occidente cerrados para ellos, inviertan en la nación del Bósforo. El propio Erdogan afirmó en marzo que invitaba a "ciertos grupos de capital (rusos) a venir con nosotros". La inversión extranjera directa en Turquía aumentó en 1.200 millones de dólares en mayo de 2022 tras un aumento de otros 630 millones de dólares el mes anterior.

2ª: Argentina entra en el podio

En el caso de Argentina se ha repetido claramente el patrón. La inflación, históricamente elevada, ha ido a más según se acercaba el fin del primer semestre. El IPC interanual alcanzó el 64% en la lectura del pasado 14 de julio tras auparse sobre el 60% en la de junio. En los primeros meses del año rondaba el 50%. El peso se ha seguido devaluando con fuerza. El dólar escala más de un 25% en lo transcurrido de 2022 y se cambia por 129 unidades de la divisa argentina. En esta tesitura, el S&P Merval, el principal índice bursátil del país, avanza más de un 45% en lo transcurrido de año y un 70% en los últimos 12 meses.

Si la galopante inflación convierte a la bolsa en uno de los pocos refugios posibles, el excedente de pesos que circula por el mercado financiero es tal que las acciones argentinas gozan de un período de firme rebote. Es patente la dificultad por encontrar activos que sirvan de cobertura ante el salvaje avance de la inflación y las presiones devaluatorias.

El holding Sociedad Comercial del Plata sube un 125% en 2022

Hay varios nombres del parqué argentino que en los últimos 12 meses baten con creces la marca de la inflación. El holding Sociedad Comercial del Plata, con intereses principalmente en los sectores de energía, transporte ferroviario, bienes raíces y turismo, gana más de un 250% en los últimos 12 meses y más de un 125% en 2022. Los nombres que superan el 100% de rentabilidad en los últimos 12 meses provienen del sector energético y de las materias primas: Pampa Energía, Central Puerto (energía), Aluar Aluminio, Ternium Argentina (acerera) y Transportadora de Gas del Sur. Bolsas y Mercados Argentinos también se suma al club.

En el cómputo de 2022, se añade a estas acciones punteras y desde el sector financiero Banco de Valores, que gana más de un 75% desde la última sesión de 2021. Entre los otros títulos citados antes, Transportadora de Gas del Sur, Bolsas y Mercados Argentinos y Pampa Energía superan con holgura el 50% de subida. La única cotizada de las 20 del S&P Merval que cae más de un 1% en 2022 es Mirgor, dedicada a componentes para automóvil y aires acondicionados, que se deja más de un 7%.

3ª: Un Líbano en bancarrota, referente en renta variable

El primer caso y posiblemente más paradigmático es el de la bolsa de Líbano y su índice de referencia, el Blom Stock Index. El indicador es el que más sube del mundo este 2022 con un avance del 33,49%. Asimismo, registra un repunte por encima del 57% en los últimos 12 meses. Estos porcentajes de envidia chocan con la catastrófica situación económica del país. Tras el covid y las terribles explosiones sufridas en la capital, Beirut, en 2020, Líbano atraviesa su peor crisis financiera desde la guerra civil de 1975-1990.

En bancarrota y sin efectivo para pagar el combustible y las medicinas, el país se encuentra en un terrible marasmo esperando un préstamo del FMI y la formación de un gobierno tras el inestable parlamento surgido de las elecciones del pasado mes de mayo. Una incipiente 'crisis del pan' dado lo ocurrido con el cereal y la guerra de Ucrania solo puede empeorar la situación. El hundimiento sin paliativos de la libra libanesa (se ha explorado el borrado de ceros, como se ha hecho con otras divisas en desplome), la alta inflación y los estrictos controles de capital han dejado la bolsa del país como uno de los pocos refugios donde meter el dinero. Ya el año pasado surgieron informaciones de que los libaneses preferían invertir en empresas del sector del alcohol (productoras de cerveza y de ginebra) antes que tener el dinero en el banco.

Con todo, la excepcional situación del país incluye falta de datos económicos y en las cotizaciones, así como grandes parones en el funcionamiento de los mercados. El pasado 24 de mayo, después de días de interrupción tras las citadas elecciones, el Blom Stock Index subió de golpe en esa sesión más de un 37%.

4ª: Jordania, de 'fiesta' por las materias primas

En el caso de la bolsa de Jordania, el quinto mayor repunte de este 2022 obedece a la buena trayectoria de las materias primas en los últimos meses, destacando el país por recursos minerales como los fosfatos y por actividades como el refino de petróleo, el cual importa de sus vecinos. Dentro del avance por encima del 21% del Amman SE General Index en lo transcurrido de este año, destacan los siguientes repuntes, que hablan por sí mismos: Jordan Phosphate Mines (+110%), Jordan Petroleum Reffinery (+88%), Arab Potash Company (+65%), Jordanian Electric Power (58%), National Aluminium Industrial (+50%) y Afaq for Energy (+32%).

5ª: Xi Jinping, el cobre y el auge chileno

La bolsa de Chile es otra de las grandes sorpresas. A pesar de que es un país con unos tradicionales buenos registros macroeconómicos, lleva años atrapado en un clima de conflictividad social y política que han puesto patas arriba sus perspectivas económicas. El último capítulo que vive Santiago es la puesta en marcha de una nueva Constitución que será votada el 4 de septiembre. Sin embargo, pese a toda la crispación, su principal índice, el S&P IPSA, brilla como el sexto más rentable de todo el mundo, con una subida del 20,6%.

El secreto de Chile está en su potente producción de materias primas, en especial del cobre, su principal exportación, que representa un 51,8% de su balanza comercial. Con Rusia, el principal productor del mundo, en una guerra de sanciones contra Occidente tras la invasión de Ucrania y la subida de precio del material, las empresas mineras del país viven un alza sin precedentes.

Al mismo tiempo, el incremento de las relaciones con China, que busca nuevos proveedores tras la crisis de suministros, está siendo determinante para el buen desempeño de la bolsa de Santiago. El último trimestre el intercambio comercial entre ambos países aumentó un 18% liderado por los 2.876 millones de dólares en compras de cobre, un que también se gasto en frutas y alimentos para abastecer a la inmensa población del gigante asiático.

6ª: La gran sorpresa nigeriana

Nigeria es uno de los países más pobres del mundo. Según Oxfam International, 112 millones de personas, más de la mitad de la población, viven sumidos en la pobreza extrema con 1,9 dólares al día. El PIB per cápita del país africano se sitúa en los 2.097 dólares frente a, por ejemplo, los 27.000 de España o los 63.500 de EEUU. Sin embargo ha conseguido que su principal índice bursátil sea el sexto índice más rentable del mundo con un alza del 18,76%.

Hay una gran trampa por parte de las autoridades que ha provocado esta situación. Ante una previsible fuga masiva de capital por la subida de tipos de los bancos centrales de occidentes que pueda poner en peligro a la moneda local, el naira, el banco central ha impuesto fuertes restricciones para evitar el cambio de esta moneda, lo que ha hecho que muchos inversores decidan reinvertir la liquidez que tenían en el país en el mercado de valores.

Las exportaciones de petróleo representan el 90% de los ingresos por divisas del país

Sin embargo, los que se han quedado se han encontrado con una ventana de oportunidad. Nigeria tiene una sólida posición como exportador de petróleo. Se trata del décimo país del mundo con mayores reservas de 'oro negro'. Se trata de la mayor potencia petrolera de África siendo el responsable del 2% de las ventas de este material en todo el mundo. Las exportaciones de este material representan el 90% de los ingresos por divisas del país y el 70% de los ingresos del Estado nigeriano, según datos del Fondo Monetario Internacional.

La buena evolución de un país tan marcado por el crudo viene después de un rally sin precedentes del barril. El Brent cotizaba a 55 dólares a comienzo de 2021 y ahora está en los 107 dólares. El incremento del precio ha ido en consonancia con un aumento de las remesas nigerianas En el primer trimestre de 2022 el país logró su nivel más alto en toda la era post-covid con 6.500 millones de euros en ventas de este material, subiendo un 200% respecto al mismo periodo de 2021.

Esta situación ha provocado que las principales empresas del país, en su mayoría ligadas a la economía del petróleo, "han sorprendido al alza y parecen estar atrayendo de nuevo al mercado a algunas instituciones locales", dijo Ayo Salami, director de inversiones de EMIM Investment Management, en declaraciones a Bloomberg.

Mención especial: el éxito de la bolsa de Caracas

Venezuela, pese a no estar en el actual ranking, y pese a que su bolsa tenga una escasa capitalización, sí ha presentado en otras ocasiones buenos desempeños precisamente por la inflación. Si bien el colapso económico ha causado enormes dificultades a los ciudadanos con la escasez de artículos de primera necesidad, como alimentos y medicinas, los más adinerados han podido mantener su poder adquisitivo al estacionar su dinero en acciones. En otras palabras, usando la bolsa como monedero.

"Una minoría astuta ha utilizado el mercado de valores como una especie de banco ligado a la inflación, comprando acciones para depositar efectivo y vendiéndolas para retirarlo", escribió The Economist recientemente. Hasta ahora, las acciones han brindado una cobertura efectiva contra la inflación en Venezuela.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin