Bolsa, mercados y cotizaciones

Vamos hacia 50 puntos de aumento en los tipos del BCE

El euro, en el centro de todas las miradas

La Fed no solo ha subido los tipos de interés en 75 puntos básicos, sino que también ha presentado una previsión en la que estos terminarán el año en la zona de incremento de entre el 3% y el 3,5%, lo que sugiere que una segunda subida de 75 puntos básicos es la opción más probable para el FOMC en la reunión de finales de julio.

Si bien la decisión del banco central impulsó inicialmente el índice general del dólar hasta alcanzar máximos, el tono más conservador que adoptó Powell en la conferencia de prensa sobre las condiciones de crecimiento, junto con su afirmación de que es posible una vuelta a los movimientos de 50 puntos básicos ya en julio, llevaron al dólar a moderarse, aunque fuera temporalmente.

Con la confirmación por parte de la Fed de las perspectivas del mercado para los tipos de interés en EEUU, la atención volvió a centrarse en las preocupaciones sobre el crecimiento. Si bien esto dio lugar a que el precio de la tasa terminal de la Fed se redujera y se adelantara, también, pesó en las referencias mundiales de las materias primas, lo que redujo las expectativas de inflación. En última instancia, limitó el alcance de los rendimientos del Tesoro.

Fuera de EEUU, en general, las subidas de 50 puntos básicos se han convertido en la norma, especialmente entre los bancos centrales que inicialmente optaron por mirar a través del aumento de la inflación. El Banco de Canadá subió su tipo de interés a un día en 50 puntos básicos, hasta el 1,5%. Lo mismo hizo el Banco de la Reserva de Australia incrementando el tipo de interés 50 puntos porcentuales, hasta el 0,85%.

Siguen las subidas de tipos

Mientras tanto, el BCE comenzó a plantear la idea de subir 50 puntos porcentuales ya en la reunión de septiembre, pero los datos y los comentarios posteriores sugieren que este mismo mes de julio podría darse una subida mayor, aunque no todos los miembros del banco se muestren unánimes al respecto ahora mismo.

Poco después de la reunión de la Fed, el Banco Central de Brasil redujo su ciclo de subidas, con un aumento de 50 puntos básicos para situar el tipo de la tasa Selic en el 13,5 mientras que, a la mañana siguiente, el Banco Nacional Suizo anunció públicamente su nuevo objetivo de fortalecimiento del franco, después de haber subido inesperadamente su tipo de interés del 0,25% al 0,5%. En medio de la corriente mayoritaria de los 50 puntos básicos, el Banco de Inglaterra se desmarcó al votar 6-3 a favor de una subida de tipos de solo 25 puntos básicos. En el otro extremo del espectro los bancos centrales de la CE-3 (el grupo formado por República Checa, Polonia y Hungría) subieron sus tipos de interés una media de 125 puntos básicos en junio para hacer frente al aumento de la inflación y a la devaluación de las divisas de las turbulencias geopolíticas.

El dólar estadounidense está listo para un ajuste a la baja, que esperamos que se produzca a finales del tercer trimestre del año

En respuesta a todos estos acontecimientos creemos que el dólar estadounidense está listo para un ajuste a la baja, que esperamos que se produzca a finales del tercer trimestre del año, tras la reunión de septiembre de la Reserva Federal, y que el riesgo a la baja para la divisa americana sea mayor aún durante el cuarto trimestre.

En paralelo, con el impulso económico que empieza a cambiar en la zona euro a medida que el movimiento de reapertura post-Covid crece, el BCE tiene un estrecho margen para subir los tipos antes de que tales condiciones de crecimiento restrinjan un mayor ajuste monetario.

En vista de ello y del reciente aumento del IPC en la eurozona, que amenaza con multiplicar las expectativas de inflación, creemos que el BCE optará por subir los tipos de interés en 50 puntos básicos en su reunión de julio. La decisión de hacerlo no sólo reducirá los diferenciales de tipos de interés con Estados Unidos, sino que es probable que provoque nuevas entradas de capital, ya que el tipo de depósito sale rápidamente del territorio negativo por primera vez en ocho años.

A pesar de nuestras expectativas de una amplia fortaleza del dólar durante la mayor parte del tercer trimestre, creemos que la decisión del BCE de subir los tipos de una manera más agresiva de lo que los mercados calculan actualmente, hará que el euro siga cotizando en el punto medio de su rango reciente.

No descartamos la probabilidad de que el euro/dólar se mantenga en la paridad debido al deterioro de la oferta de energía, especialmente en Alemania

Aunque seguimos manteniendo una opinión constructiva sobre el euro/dólar no descartamos la probabilidad de que el par se mantenga en la paridad debido al deterioro de la oferta de energía, especialmente en Alemania. En este sentido, el canciller alemán, Olaf Scholz, ha afirmado muy recientemente que las conversaciones sobre la ayuda a Uniper, el principal comprador de gas ruso del país, ya están en marcha y que los instrumentos de rescate pandémico vuelven a estar sobre la mesa. Por su parte, el ministro de Economía, Robert Habeck, ha advertido de que se avecinan mayores recortes y señalado que podría ser inminente una cascada de fallos en los servicios públicos. Dinámicas que pueden hacer permanecer al euro cerca de los mínimos registrados en los últimos tres meses.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Y si el BCE tuviera economistas en lugar de políticos...la subida minima seria del 1%.

Puntuación 4
#1