Bolsa, mercados y cotizaciones

Los beneficios de la industria de los gases nobles se expanden en 2022

Madrid

Los gases de aplicación industrial, tales como el helio, neón o argón, no cotizan en mercados de futuros como pueden hacerlo otras materias primas. Sin embargo, estos elementos químicos, y vitales para la fabricación los ya conocidos semiconductores, también han disparado su precio en los últimos meses y en especial gracias a la guerra en Ucrania. Esto se notará en la cuenta de resultado de las tres grandes productoras del sector (Linde, Air Liquide y Air Products and Chemicals) que incrementarán su beneficio neto en 2022 más de un 15%.

La producción de gases nobles, por ejemplo, es cara en la mayoría de los casos, como en el del neón que se obtiene como subproducto en el procesado de acero. De hecho, el 90% del suministro mundial de este gas provenía de la planta de Azovstal, en Mariupol (ciudad ucraniana que adquirió renombre con el asedio de las tropas rusas), y que ahora está destruida. Lo mismo ocurre con el helio, que se extrae principalmente en Estados Unidos, Qatar y Argelia, según Bloomberg, cuando se bombea gas natural. Esto, además de que Rusia notificó el primero de junio que limitaba las exportaciones de gases nobles, ha incentivado el auge de los precios.

Sin embargo, es complejo determinar cuánto se ha encarecido cada elemento químico en 2022, con la producción concentrada en tres grandes compañías, lo que favorece el alza de los precios por la falta de competencia, según recoge la analista de Bloomberg, Isabella Kaminska. "Como nadie puede estar seguro de los precios actuales, es difícil evaluar cuánto suministro de gas noble hay [en el mercado]", según la experta.

Lo que sí que ve el consenso de mercado es que en 2022 las cuentas reflejarán un incremento del beneficio neto que se espera para 2022 con Air Products and Chemical como la que mayor incremento verá respecto a 2021, un 22%. La química estadounidense consiguió superar el aumento de los costes sin problemas y "anota su segundo trimestre consecutivo [al cierre de marzo] aumentando sus ingresos comerciales con doble dígito", recogen desde el departamento de análisis de Deutsche Bank.

Air Products escapó de la mayor parte del aumento de los precios de la energía al estar menos expuesto a Europa, donde este efecto golpeó con mayor fuerza, que sus comparables. Aun así, desde la firma alemana reconocen que el mayor riesgo para Air Products sigue siendo el aumento de los costes de energía en el Viejo Continente a pesar de que su cartera de pedidos asciende por encima de los 14.400 millones de euros.

Para Barclays, el incremento de los precios de energía ha sido el handicap que más redujo los beneficios durante el primer trimestre del año en Air Liquide y, sin embargo, la francesa obtuvo una mejora del primer cuarto de 2022 del 7,1%, frente al 6,2% que esperaba el consenso de mercado. Las ventas de gases aplicados a cuidados de salud, como puede ser el helio pero también el hidrógeno, fueron los que mejor se comportaron dentro de Air Liquide.

La más grande del sector, Linde, es líder en la distribución de gases en Estados Unidos aunque ha sido en Europa donde más incrementó los precios, un 11% respecto a diciembre de 2021, según Bloomberg. Si finalmente se cumplen las previsiones que da el consenso de mercado recogido por Bloomberg en estos momentos, el ebitda al cierre del 2022 se situaría en los 8.635 millones de dólares, un 15% más que lo obtenido en el último año, y sería un porcentaje similar (15,7%) para el resultado neto del ejercicio en curso. "Nuestra sensación [en el negocio de Linde en 2022] es buena, dado que en el primer trimestre del año consiguió batir lo previsto en su guía", estima el analista de Barclays, Michael Leithead.

Sin reflejo en su cotización

La mejora de las previsiones de resultados no ha visto hasta la fecha una respuesta similar en sus precios de cotización. Ninguna de las tres compañías comentadas anteriormente, ni la cuarta por tamaño en el mercado (la surcoreana LG Chem, que capitaliza una quinta parte de Linde) sacan provecho al 2022, siendo la francesa Air Liquide la única que avanza en el año: apenas un 0,5%.

Sin embargo, el sector cuenta con una recomendación de compra por parte del consenso de mercado y ven recorrido en bolsa para todas ellas. LG Chem, que cede un 4% en el año es la que más potencial tiene, un 31% hasta los 768.800 wones coreanos (563 euros al cambio). La que menos sería Linde hasta los 296 libras (348 euros por acción). Eso sí, la química de origen británico se sitúa como la más cara entre sus comparables, si se tiene en cuenta su PER (veces que el beneficio queda recogido en el precio de la acción) que ofrece un ratio de más de 27 veces, frente a los 25 que tienen Air Liquide o Air Products Chemical. "A pesar de que las ventas fueron bien hasta marzo, Linde maneja un 'barco cada vez más pesado' y consideramos que la compañía tiene sobrepeso por su desempeño en el año", según Jeffrey J. Zekauskas, de JP Morgan.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin