Bolsa, mercados y cotizaciones

Inditex sufre un 'tijeretazo' de 600 millones en la previsión de beneficio para 2022

  • Sus ganancias cerrarán el año en los 3.500 millones de euros
  • A pesar de la caída, su margen resiste en niveles del 16% este año
Foto: Europa Press

A Inditex se le sigue complicando el sueño de llegar a los 4.000 millones de euros de beneficio neto. En lo que va de año los analistas han recortado un 15% sus previsiones de cara a este ejercicio, pero también a los dos siguientes, y no todo es Rusia. Desde el 1 de enero el rejonazo en la previsión de resultado neto para la textil gallega roza los 600 millones, y cae hasta los 3.500 millones de euros de ganancias para el ejercicio fiscal 2022-23. En el caso del año 2023 y 2024, la caída en las estimaciones es del 12% y 13%, respectivamente, cuando se espera que supere la cota de los 4.200 millones de beneficio.

Aunque es cierto que tres meses después del estallido del conflicto en Ucrania la compañía mantiene cerradas las 515 tiendas con las que cuenta en el que es su segundo mercado por presencia física y que supone el 8,5% del ebit, la caída en las previsiones -un 13% a la baja en el beneficio operativo- va más allá.

"Esconde otros problemas como una demanda más débil y el aumento de los costes", apuntan desde Bloomberg Intelligence, ante la subida de la inflación -que en Europa y España baila entre el 7,5% y casi el 10%, y ambas regiones suman casi el 63% de sus ventas-. Un IPC disparado no solo eleva, por la parte baja, los costes de producción sino que también daña el bolsillo de los consumidores, que priorizan comprar comida y pagar la hipoteca a bienes secundarios como ropa o coches.

Para hacer frente a esta situación Inditex tan solo ha anunciado de manera formal el aumento del precio medio de su cesta de la compra en un 2% en España y un 5% en el resto de mercados. 

Con unos 364 millones menos de beneficio operativo ante el cierre de Rusia por el momento -la compañía no se pronuncia sobre una posible reapertura -, la textil ha querido centrarse en destacar la importancia de la venta online que encuentra en EEUU su máximo exponente. Ha pasado a ser la segunda región por peso en las ventas del grupo, a pesar de tener solo el 1,5% de los establecimientos. No desgrana datos, pero el continente americano, en su conjunto, supuso el 17,6% del total de ingresos a cierre del año pasado, 400 puntos básicos más que en 2020 (que no es, necesariamente, un año comparable por la pandemia).

El margen y la venta por Internet

A pesar de la caída de las previsiones, sus márgenes resisten y, de hecho, se espera que vuelvan a crecer hasta el 16% este año -frente al 15,5% de 2021- y que rocen el 17% en 2023. Detrás de la mejora está el cierre selectivo de tiendas y el mayor peso de la venta online, que debería llegar al 30% en 2024. Y esto es relevante porque la directiva de la compañía lleva años marcando la diferencia con respecto al resto de retailers en cuanto al consumo de capital del canal online (por mayor logística y tecnología), ya que el 60% de las devoluciones se realizan en tienda.

"Las preocupaciones sobre la posible dilución en márgenes que supone la venta por Internet están superadas en el caso de Inditex. Esto se debe a que es líder en integración [de ambos canales] y a una mayor base de costes variables", apuntan desde JP Morgan, lo que permite mantener un control "férreo de la cadena de suministro", complementan desde BI, algo característico de Inditex.

De manera persistente la compañía ha insistido en que el negocio online no es dilutivo en márgenes, a pesar de que sigue manteniendo en secreto de qué porcentaje se trata. JP Morgan maneja una horquilla de entre el 16% y el 18%, lo que coincide con distintas fuentes del sector que creen que es muy similar al negocio de tiendas físicas.

En mínimos de 2014 en bolsa

Esta situación ha llevado a la acción a caer el doble de lo que lo hacen sus estimaciones en lo que va de año. Inditex retrocede casi un 30% en bolsa. También lo hace H&M o Next, entre otras, porque los inversores están descontando menores ventas ante la subida del IPC que mina el consumo.

Las acciones de la textil gallega siguen por debajo de los 20 euros por acción, algo que no sucedió ni durante el Covid, y que son mínimos que no se ven desde 2014. Quizás por ello, y por un PER también en mínimos de la década (19 veces), cuenta con su mejor recomendación en dos años y un potencial del 35%, hasta 27 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.