Bolsa, mercados y cotizaciones

El mercado exige ya un 7% más de la valoración de Atlantia

  • La concesionaria italiana se aleja de los 18,9 euros por acción
Madrid

Los inversores han detectado que la guerra por Atlantia puede ser una oportunidad de la que obtener un rendimiento. La oferta por parte de ACS para adquirir a la compañía italiana ha provocado hasta la fecha que suba en bolsa un 10,1% y con cada nuevo actor que se pronuncia o interesa por hacerse con Atlantia, su valor en el mercado se revaloriza.

Al cierre de los mercados de este jueves la concesionaria italiana alcanzó los 20,3 euros. Con este valor por acción, Atlantia cotiza un 6,9% por encima del precio objetivo que fija el consenso de mercado (en los 18,9 euros) recogido por FactSet, por lo que el mercado ya exige para la posible futura adquisición un precio superior al que recomiendan los expertos.

De hecho, desde que se hizo público el interés de ACS en la propietaria de autopistas y aeropuertos italianos, hasta once bancos de inversión que siguen la pista de Atlantia han actualizado sus recomendaciones. Así, el consejo del conjunto de todas estas firmas sigue siendo la de mantener las acciones a la espera de que existan más datos sobre el futuro de la compañía. Por otra parte, con la revisión de sus estimaciones no ha llegado un aumento de los precios objetivos, por lo que las firmas de inversión no han visto oportuno aupar el valor de la compañía solo con el rumor de la oferta pública de adquisición (opa).

Así, con los datos al cierre de este jueves solo el departamento de análisis del Banco Santander y la firma de inversión Equita ven cierto recorrido en bolsa para Atlantia, en el caso de la primera el precio objetivo sería de 21,1 euros mientras que la segunda lo fija en los 20,5 euros.

Está claro que las firmas de análisis prefieren ser prudentes hasta que se descubran las cartas de ACS y materialice su propuesta o no. Ya existe un antecedente en Italia cuando el Estado dificultó la operación de Abertis sobre Atlantia en 2007, lo que también condicionó la cotización de la concesionaria.

Además, Blackstone (junto con la familia Benetton, principal accionista de Atlantia) ya estaría preparando una oferta alternativa por la empresa transalpina, según informa Bloomberg, por lo que la operación puede complicarse para ACS "y levantar la preocupación de sus accionistas" según los expertos de la firma, mientras que la que más partido saca con la revalorización de Atlantia, por el momento, es la familia Benetton. Del mismo modo, se desconoce la participación de la nueva sociedad que se constituiría tras la adquisición de Atlantia y el peso que tendrían los fondos de inversión que ayudarían a la constructora española en la financiación de la operación, a priori, Brookfield y GIP.

Para Ángel Pérez, analista de Renta4, una de las formas de reducir el importe de la adquisición que deberían realizar ACS y sus socios podría pasar por una desinversión de los aeropuertos que gestiona Atlantia, dado que "a priori [ACS] no tendría interés en crecer en esos segmentos", según Pérez. Además, desde Renta 4 anticipan que "se podría producir un significativo repunte del apalancamiento del grupo español" que podría "presionar al rating del grupo", subraya la firma.

El analista de Bankinter, Juan Tuesta, ve positivo el resultado tras la opa dado que la nueva compañía resultante se convertiría en "líder mundial en infraestructuras en un sector que presenta un gran atractivo por la recurrencia de sus flujos de caja a largo plazo". Aún así el nivel de deuda del grupo resultante sería elevado, según el experto, por encima de las cinco veces en relación al ebitda estimado desde Bankinter, "en un entorno como el actual de subidas de tipos de interés".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin