Bolsa, mercados y cotizaciones

Fin del rebote en Europa: la pérdida del soporte deja el nuevo suelo al 6%

  • Abre la puerta al contraataque bajista si se acerca a los 3.600 puntos
Dreamstime.

Aunque todavía no se considere código rojo -pero sí naranja-, las caídas que han protagonizado las tres últimas jornadas en el Viejo Continente empujan al EuroStoxx a unos niveles que le sacan del rebote que venía marcando desde el mes pasado, al cerrar el miércoles en el entorno de los 3.824 puntos, con una caída en bolsa de 2,4%. Así lo marca Joan Cabrero, asesor técnico de Ecotrader, que señala el soporte de los 3.887 puntos como el tope para considerar que el indicador europeo abandona esta tendencia al alza y, por consiguiente, pone en aprietos la continuidad del rebote.

Una vez perdida esta cota, la siguiente zona que activa en el radar el experto es la de los 3.600 puntos, es decir, a un 6% de distancia del entorno actual, que sería el nivel donde el EuroStoxx podría abrir la puerta a caídas más dramáticas y un contraataque bajista, que podría llevarlo a descender hasta niveles covid.

"Un cierre por debajo de los 3.887 puntos permite ver por primera vez desde el comienzo del rebote una secuencia de máximos y mínimos relativos decrecientes en base diaria en el EuroStoxx 50, algo que sería de todo menos un signo de fortaleza y que alejaría la posibilidad de ver un nuevo ataque a la zona de resistencia clave de los 4.000/4.050 puntos, cuya superación es vital para que podamos confiar en el éxito del proceso de reconstrucción alcista que desarrollan los índices del Viejo Continente desde los mínimos que marcaron el pasado 7 de marzo", desarrolla el experto.

Y es que, los ritmos positivos que venían marcando las bolsas, o rally de la avaricia, en palabras de Charlie Munger, vicepresidente de Berkshire Hathaway, no se justifican, no obstante, con la situación macro actual, ya que la hiperinflación galopante, la subida de tipos y un conflicto armado en Occidente no es, precisamente, el escenario idílico para los mercados.

Concretamente, la fecha del mínimo que señala Cabrero, cuando el EuroStoxx llegó a los 3.387 puntos intradía el 7 de marzo, coincidió con la que fue la primera jornada en bolsa tras el bombardeo de Rusia a Zaporiyia -que tuvo lugar el 4 de marzo-, la central nuclear más grande de Europa, situada en el centro de Ucrania. Un acontecimiento que zarandeó con agresividad los mercados globales y llevó al selectivo de las 50 a caer en bolsa un 4,8% intradía.

Así, desde que el índice paneuropeo descendió hasta estos mínimos el 7 del pasado mes, y hasta el día 29, donde alcanzó el entorno de los 4.024 puntos intradía y los 4.002 puntos a cierre, el indicador se anotó un rebote del 20%.

Las noticias sobre el aparente acercamiento entre los gobiernos de Moscú y Kiev que coparon las portadas de esa semana tiñeron de un potente verde los índices europeos. Tanto, que el EuroStoxx se quedó el 29 de marzo, cuando cerró en la zona de los 4.002 puntos, a un 1,2% de acabar con el mercado bajista, marcado en los 4.000/4.050 puntos por el asesor técnico. Un nivel en el que volvería al mercado de la reconstrucción que asumió tras el estallido de la pandemia del coronavirus, sin olvidar, no obstante, que el objetivo a perseguir de la bolsa europea es recuperar los niveles pre-Lehman.

El Ibex 35 aguanta

En cuanto al Ibex 35, que se dejó un 1,6% el miércoles, Cabrero sitúa su soporte en los 8.432-8.365 puntos, por lo tanto, el selectivo español no traspasa aún la línea naranja marcada por el asesor técnico, como sí que lo hizo su análogo europeo, que le llevaría a hablar del fin del rebote. Por valores, el sector bancario fue el más castigado en la jornada de ayer, con todas las entidades en negativo. Así, Bankinter se dejó un 4,6%; Banco Sabadell un 4,3%; Banco Santander un 3,6%; BBVA un 3,4%% y Caixabank un 2,3%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin