Bolsa, mercados y cotizaciones

Los 80 dólares son el precio perfecto para una petrolera

Madrid

El precio del petróleo está atravesando un momento de enorme volatilidad. La guerra en Ucrania ha creado un escenario de incertidumbre, en el que los mercados han pasado de comprar con fuerza, a vender, en pocos días, haciendo que el barril de referencia en Europa, el Brent, se mueva en una horquilla de más de 30 dólares, entre los 130 y los 98, en apenas 8 días.

Para las grandes petroleras integradas del mercado, las subidas del barril son beneficiosas, pero hasta cierto punto. En el término medio está la virtud, y este tipo de compañías prefiere ver el barril cotizando con cierta estabilidad, antes que tener que lidiar con los bandazos que ha pegado el precio en las últimas semanas.

Un equilibrio complicado

Las sanciones a Rusia por la guerra que ha comenzado en Ucrania han creado un entorno muy complicado para este mercado. Si hacer previsiones para los precios del barril ya era complejo, con el escenario actual es algo que parece misión imposible.

Por un lado, los inversores parecieron descontar que parte del petróleo ruso quedaría fuera del mercado debido a las sanciones (la Agencia Internacional de la Energía espera que, a partir de abril, desaparezcan 3 millones de barriles de crudo ruso del mercado), y de ahí, las fuertes subidas que experimentó el barril, que terminaron con el precio del Brent tocando 127 dólares, máximos desde 2008, el pasado 8 de marzo.

Sin embargo, hay otros productores que pueden entrar en el juego. Irán es el mejor ejemplo. El país tiene una capacidad de producción de 3,83 millones de barriles diarios, según los datos que publica Bloomberg, y en febrero bombeaba 2,55 millones de barriles. El petróleo iraní podría volver al mercado en el momento en el que se levanten las sanciones que Estados Unidos reactivó en 2018. Aunque las negociaciones parecían estar bien encaminadas, todavía no han llegado a buen puerto, y está por ver si el crudo iraní, y también del de otros países como Venezuela, vuelven al mercado próximamente.

Otra fuente de volatilidad que ha afectado a los precios del crudo se encuentra en el miedo a que el frenazo en el crecimiento global suponga un deterioro importante en la demanda de petróleo. "El petróleo llegó a alcanzar los 140 dólares el 8 de marzo, y desde entonces ha caído hasta el entorno de los 100 dólares", explica la Agencia de Información de la Energía (IEA) en su informe del mes de marzo.

"Los precios se habían disparado tras la invasión de Ucrania, por el temor a que se produjese un deterioro en la oferta. Posteriormente se han producido caídas, debido a los temores para el crecimiento económico, el incremento de los casos de Covid-19 en China y la reducción de las posiciones alcistas por parte de los traders de materias primas, que han salido debido a la extrema volatilidad", explica la Agencia.

La propia IEA reconoce que los niveles de inventarios de petróleo de los países de la OCDE no están precisamente boyantes, y siguen cayendo: "Los almacenes tienen existencias para cubrir 57,2 días de consumo, 13,6 días por debajo de los niveles que mantenían un año antes", señalan, y también avisan de que "a pesar de la caída de la demanda, los mercados siguen siendo estrechos, y esperamos que los inventarios sigan cayendo a lo largo del año".

En este momento, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios externos, entre los que se encuentra Rusia, no está reaccionando con un aumento de producción. "Solo Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos tienen una capacidad de producción libre con la que podrían equilibrar el deterioro de la producción rusa", señala la agencia.

El cielo para el sector: un barril en 80

Para las empresas integradas, que el crudo se dispare no es el escenario ideal. Se trata de compañías que tienen una parte de su negocio en el refino y la venta de productos derivados, por lo que los márgenes no aumentan con el petróleo más caro en esta parte de su negocio.

Fuentes de Repsol, una de las mayores petroleras integradas de Europa, explican que, "como compañía integrada, Repsol ha preferido que los precios funcionen por las reglas del mercado. No es bueno que el precio del crudo suba excesivamente por la actual tensión geopolítica. Este tipo de disrupciones no son buenas, y aunque pueden tener un efecto muy concreto positivo a corto plazo, el excesivo tensionamiento no es en ningún caso positivo a largo plazo".

Así, la evolución en los mercados no ha sido la misma para todas las compañías del sector. Las europeas se han visto más perjudicadas desde que estalló el conflicto con TotalEnergies recortando casi un 8%, y la británica BP otro 6%. Más modestas han sido las caídas en Repsol, que cede un punto porcentual desde el pasado 23 de febrero.

Otras, sin embargo, han sacado partido a la volatilidad del petróleo y su precio. Mientras las petroleras norteamericanas se apuntan grandes avances con el actual clima político, como Chevron que sube más de un 20% en el periodo del conflicto y caso un 40% en todo 2022, las alzas en el precio de las acciones de la saudita Aramco y de la noriega Equinor han dejado sin recorrido a estas compañías en bolsa, según el consenso de mercado recogido por FactSet.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Menos progresismo y más progreso
A Favor
En Contra

Centrales nucleares a punta pala y que les den por el saco a los petroleros contamineros.

Puntuación 3
#1
delgado
A Favor
En Contra

^>

El mercado de Petróleo es un mercado estatalizado a nivel mundial, Y como organismo encargado por la ONU de Coordinarlo la OPEP

Hablar de Petróleo y Mercado, es tan contraproducente, como Hablar de Socialismo y Democracia

El único mercado que hay libre en el Petróleo, es el de las arenas bituminosas en USA, sobre todo en la Cuenca Pérmica

Que nada más llegar al gobierno USA el Presunto Pederasta las paralizó

Puntuación 2
#2
tims
A Favor
En Contra

político y funcionario.... al final polucionario.

Puntuación 1
#3