Bolsa, mercados y cotizaciones

Las firmas armamentísticas, beneficiadas de esta guerra

  • De las 100 mayores empresas del sector 27 son europeas: las primeras en incrementar ventas
Madrid

La invasión rusa de Ucrania impulsará un crecimiento en el gasto de defensa entre los miembros de la OTAN para los próximos años y prueba de ello lo tuvimos la semana pasada con el anuncio por parte de Alemania de un incremento del gasto militar del país por encima del 2% de su PIB, lo que supuso un muy notable giro en la política de defensa que mantenía hasta ahora el país.

El camino iniciado por Berlín es muy probable que sea el que, en diferente grado, emprendan el resto de países de la Alianza. De hecho, muchos de los grandes jugadores de la OTAN se enfrentan a la costosa tarea de modernizar sus capacidades. Según los analistas de Berenberg, el incremento en casi un 50% en el gasto alemán superaría los 100.000 millones de euros solo este año.

Dentro del ranking mundial de las cien mayores firmas de material militar hay veintisiete compañías europeas, siendo las más importantes la británica BAE Systems, las francesas Safran, Airbus, Thales y Dassault, la alemana Rheinmetall y las italianas Leonardo y Fincantieri. Muchas de estas compañías han experimentado a corto plazo importantes ascensos en bolsa, lo cual ha provocado que en algunos casos se hayan superado resistencias muy relevantes desde el punto de vista técnico.

BAE Systems

La compañía británica BAE Systems es el segundo mayor contratista militar del mundo, además de una constructora aeronáutica comercial. Entre sus productos más conocidos están el Eurofighter Typhoon, F-35, Hawk, Harrier, Tornado GR4 y el Taranis. BAE también fabrica carros de combate, vehículos blindados, submarinos, destructores antiaéreos y otros sistemas avanzados de armamento.

La fuerte subida que ha experimentado en este comienzo de semana ha llevado a la cotización de BAE Systems a romper el techo del amplio proceso de consolidación lateral que desarrollaba durante los últimos años, que aparecía por las 6,60 libras. Superando esta resistencia la curva de precios entra en subida libre absoluta, que es la situación técnica más alcista que existe. Si hubiera un throw back o vuelta atrás a las 70 libras entiendo que podría ser una muy buena oportunidad de compra manejando un stop bajo las 65 libras, desde donde ha abierto esta semana un potente hueco al alza cuyo cierre no tendría ningún sentido en un contexto alcista.

Dassault

La cotización de Dassault Aviation, que es un fabricante de aeronaves civiles y militares francés, logró al cierre de la semana pasada batir la zona de resistencia que presentaba en los 120 euros, algo que es una clara señal de fortaleza que plantea la posibilidad de que en próximas semanas veamos a la curva de precios de la compañía dirigirse a buscar la zona de altos históricos que alcanzó el año 2018 en torno a los 168 euros. Hasta ahí hay todavía un margen de subida del 25%. Una vuelta atrás de la cotización a la zona de los 125-130 euros podría ser una oportunidad óptima para comprar manejando un stop bajo los 107,90 euros.

Thales

La curva de precios del grupo Thales, que es una compañía francesa de electrónica dedicada al desarrollo de sistemas de información y servicios para los mercados aeroespacial, de defensa y seguridad, logró al cierre de la semana pasada romper la directriz bajista que venía guiando las caídas desde los máximos que alcanzó el año 2018 en los 125 euros. Todo apunta a que en próximas semanas el título va a intentar no solamente volver a esos máximos, sino que acabará superándolos. Hasta los mismos hay un margen de subida del 20%, que sería más si se toman posiciones aprovechando una consolidación o vuelta atrás a la zona de los 96 euros. El stop lo situaría bajo los 81 euros.

Airbus

Otra forma de atacar al sector de defensa y seguridad sería posicionándose en la corporación industrial Airbus, que disputa el primer puesto de ser el mayor grupo aeroespacial del mundo con la norteamericana Boeing. En el caso de esta compañía lo más destacable es que todavía se encuentra dentro del proceso de consolidación lateral que desarrolla durante los últimos meses entre la resistencia que presenta en los 121 euros y el soporte de los 95 euros, si bien durante las últimas semanas parece haber establecido otro soporte en niveles superiores, concretamente en los 105,80 euros. Tomando como stop este nivel pueden comprar buscando que supere los 121 euros y se dirija a donde cotizaba antes del Covid crash en los 140 euros. Hasta ahí hay un potencial del 25%.

Leonardo

El grupo industrial italiano Leonardo, que muchos recordarán por llamarse antes Finmeccanica, especializado en actividades principalmente en los sectores de la Aeronáutica, Helicópteros, Espacio, Electrónica de Defesna y Seguridad, sería otro modo de posicionarse en una compañía que saldrá beneficiada de un aumento en el gasto militar. Esto ya se está viendo reflejado en su cotización.

La ruptura de resistencias que presentaba en los 7 euros permite dar por concluida la fase de consolidación que desarrollaba durante los últimos meses y abre la puerta a un nuevo movimiento alcista que podría ir a buscar en primer lugar resistencias en los 9 euros, por donde discurre su directriz bajista, para luego buscar objetivos en los 11,60 euros, que es donde cotizaba antes del Covid crash. Hasta ese objetivo hay un margen de subida del 45% que podría buscarse comprando con un stop bajo los 6,65 euros. Lo ideal sería comprar aprovechando una consolidación a los 7,50-7,60 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin