Bolsa, mercados y cotizaciones

Las petroleras cotizan con un descuento del 48% frente a la última década

  • Es uno de los sectores que más suben este año, pero los beneficios previstos lo hacen aún más
  • El sector recibe ahora la mayor estimación de BPA desde que hay registros: 31 euros
Madridicon-related

Las petroleras europeas han vivido dos años de infarto. En 2020, la llegada de la pandemia hundió su cotización, debido al impacto de los confinamientos y al temor de que la demanda mundial tardaría años en recuperarse.

Sin embargo, han sido dos años de vaivenes, ya que tras el hundimiento del sector ha llegado una rápida recuperación que ha hecho que el sector del petróleo europeo, recogido dentro del Stoxx 600 Oil & Gas, ya haya conseguido volver a cotizar en los niveles en los que lo hacía antes de la aparición del Covid.

Para muchos inversores esto suena a malas noticias. Si las petroleras ya se han recuperado de las caídas de los últimos años, la oportunidad de aprovechar este rally alcista ya se ha perdido, y el inversor ha llegado tarde. Sin embargo, el precio no lo es todo en la bolsa, y si se tienen en cuenta otras variables, como la valoración del sector según el multiplicador de beneficios (la ratio PER), llama la atención el potencial que puede tener en este momento el Stoxx 600 Oil & Gas.

Y es que, a pesar de las subidas del selectivo, la mejora del beneficio previsto para el sector está siendo tan fuerte que consigue contrarrestar el encarecimiento de las principales petroleras europeas. De hecho, si se tiene en cuenta el PER medio de la última década, y el PER al que cotizan en este momento las 19 firmas que componen el sector actualmente, según la previsión de beneficio que recoge el consenso de Bloomberg para los próximos 12 meses, encontrará que las petroleras europeas cotizan con un descuento de casi el 50% respecto a la media de la década.

En concreto, del 47,7%, uno de los sectores más atractivos en este momento según esta medida, al cotizar con una ratio PER de 8,1 veces, frente a las 16,2 veces de media en las que se ha movido en los últimos 10 años. De hecho, sólo hay dos sectores que ahora cotizan más baratos respecto a su media histórica: el de los automóviles y el de las empresas energéticas, que cotizan con un descuento del 64% y 60%, respectivamente.

Más beneficio por acción

Si las acciones de las petroleras europeas no han dejado de subir en los últimos meses, pero su beneficio cada vez se paga más barato, sólo hay una explicación: las previsiones de ganancias de los expertos no paran de crecer. De hecho, desde que Bloomberg recoge datos del Stoxx 600 Oil & Gas, empezando en el año 2005, el BPA previsto para los próximos 12 meses de este selectivo nunca había sido tan elevado. Ha batido récords en el arranque de 2022, superando los 31 euros por acción por primera vez en la historia, ya que, el anterior máximo que se encuentra en esta serie histórica se encuentra en 2005, cuando se movía en el entorno de las 30 veces.

El incremento que han experimentado las previsiones de beneficio por acción para los próximos 12 meses se ha producido en paralelo a una fuerte revalorización del petróleo, con el precio del barril Brent europeo pasando de los 19,33 dólares en 2020, el día que marcó mínimos ese año, hasta los 93,3 dólares en la actualidad, una revalorización de más del 382% en menos de dos años.

Si la historia se repite, las petroleras europeas tienen por delante un buen año en bolsa, teniendo en cuenta que, en 2006, el año que empezó con un BPA previsto similar al que se maneja en la actualidad, fue uno de los más alcistas de la historia del índice, con una revalorización del 31,3% en el ejercicio.

Repsol, a 6 veces su beneficio

La petrolera española es una de las compañías que conforman el Stoxx 600 Oil & Gas, y es un buen ejemplo de lo que está ocurriendo con el índice. Repsol cotiza ahora con una ratio PER del entorno de las seis veces, muy por debajo de los niveles de 2018, cuando se movía entre las 9 y las 10 veces, y de los de 2019, cuando lo hacía entre las 8 y las 9 veces. El atractivo de sus títulos según el multiplicador de beneficios se mantiene a pesar de revalorizarse casi un 15%, en un año que no está siendo, ni mucho menos, tan atractivo para otros sectores de la bolsa.

A pesar de las subidas de la petrolera, los analistas avalan el atractivo que tienen los títulos de la firma en este momento, y han vuelto a otorgarle la recomendación de compra a principios del mes de febrero, por primera vez en los últimos 15 meses.

Y es que, las previsiones de beneficios para 2022 por parte del consenso de mercado ya han recuperado los niveles previos al Covid, en el entorno de los 2.800 millones de euros para la petrolera española. Hay que recordar que, a principios de 2021, las previsiones para este mismo periodo llegaron a caer por debajo de los 1.700 millones, un reflejo del cambio de opinión que se ha producido con el sector.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud