Bolsa, mercados y cotizaciones

Estos son los precios para entrar en los bancos cuando alivien la sobrecompra

  • Santander es atractivo en 3 euros y BBVA cerca de 5,5
Una sucursal del Banco Santander.
Barcelona

Hace meses que venimos insistiendo en que uno de los sectores llamados a destacar en 2022 es sin duda el financiero y, de momento, no ha decepcionado, sino todo lo contrario, como demuestra el ascenso de algo más del 10% en este comienzo de año para el Stoxx Europe 600 Banks (SX7R). La perspectiva de que los bancos centrales vuelvan a la senda de subir los tipos de interés, algo en lo que abrió la veda el Banco de Inglaterra semanas atrás y que refuerza la intención de la Reserva Federal de subir tipos al menos hasta tres veces en 2022, es gasolina para este sector. | Más información exclusiva y estrategia en Ecotrader

En este contexto, he repetido en numerosas ocasiones que es obligatorio tener en cartera bancos, pero no a cualquier precio ya que sino les van a pillar a pie cambiado. En estos momentos, tras importantes subidas como la que, por ejemplo, ha protagonizado CaixaBank, que ha subido de forma vertical un 30% desde los mínimos del pasado 20 de diciembre, el sentido común debe imperar y supongo que nadie puede imaginar que CaixaBank va a seguir subiendo otro 30% sin antes consolidar este potente ascenso, lo que serviría para aliviar una sobrecompra que hace una década que no se veía.

A corto plazo el sectorial bancario europeo aún podría tener cierto recorrido al alza, pero comprar bancos con los actuales niveles de sobrecompra me parece un verdadero despropósito. Para realizar nuevas compras lo ideal sería esperar con toda la paciencia del mundo a que las distintas curvas de precios de los bancos desarrollen bien un proceso lateral de cierta envergadura o bien una corrección que sirva para ajustar al menos entre un 23,60 y un 38,20% de la serie de Fibonacci de todo el último ascenso. Sin que eso suceda los que compren en los actuales niveles van a tener un susto y temporalmente van a sufrir pérdidas en sus posiciones. Digo temporalmente ya que entiendo que este 2022 justo acaba de comenzar y todavía considero que el Stoxx Europe 600 Banks podría tener margen de subida adicional hasta alcanzar la zona de máximos del año 2018 e incluso del año 2015, que se encuentran a un 10 y un 16% respectivamente de niveles actuales. El problema ahora es que el origen del último impulso al alza, que de forma general son los mínimos de diciembre o noviembre pasado, se encuentran a un 20%. Si se utiliza ese soporte como referencia de stop está claro que la ecuación rentabilidad riesgo es de todo menos óptima en el corto plazo. Distinto será si en próximas semanas el sectorial bancario corrige parte de esta última subida, algo que haría que la referencia de stop estuviera más cerca y el objetivo y potencial recompensa más alejado.

Con toda esta información encima de la mesa ahora es momento de enfocarla y centrarla en los bancos españoles.

Sabadell

El objetivo a buscar de cara a los próximos meses en el Sabadell se encuentra en la zona de 0,80 e incluso podría valorarse el alance de 1 euro, que es donde cotizaba antes del Covid-crash. A corto plazo el Sabadell podría ser una opción de compra agresiva manejando un stop bajo los 0,65 euros, buscando vender en los 0,75-0,80 euros, desde donde podría optar por corregir parte del último ascenso antes de dirigirse a 1 euro.

Santander

En el caso del Santander el objetivo a valorar de cara el 2022 y que el año pasado se quedó a tiro de piedra de ser alcanzado, tras tocar en junio la zona de los 3,50 euros, se encuentra en los altos del 2020 y zona donde cotizaba antes del Covid crash en los 3,70 euros. Hasta ahí todavía hay un recorrido al alza del 17%. Si buscamos objetivos más ambiciosos, como serían los altos que alcanzó el año 2018, podemos ver que se encuentran en los 5,20 euros, pero ya no sería para el 2022 sino con una visión de largo plazo. Hablamos de un potencial del 65% en próximos años. A corto plazo la recomendación es más un mantener que un comprar ya que el recorrido podría estar limitado a la zona de resistencia de los 3,28-3,35 euros, esto es, un 5% adicional.

Para nuevas compras lo ideal sería esperar a que alcanzara este entorno resistivo y posteriormente aguardar a que se formara una corrección del último tramo alcista que nació en la zona de soporte de los 2,65 euros, que en repetidas ocasiones señalé que era óptima para comprar el banco. El nivel de entrada en un ajuste del 38,20-50% serían los 2,97-3,04 euros.

BBVA

La última ocasión que analicé al BBVA ya les señalé que la corrección que había sufrido el banco, que lo llevó de los 6,30 a los 4,67 euros, lo que supone una caída del 26%, era una oportunidad inmejorable para comprar en busca de que en próximos meses el BBVA se dirigiera a los altos de 2017 y 2018 en la zona de los 6,65 euros, que en ese momento se encontraban a un 30% de distancia y que ahora están a apenas un 15%. Para nuevas compras lo ideal es esperar una corrección del último tramo alcista, de al menos un 38,20% del mismo. Si eso sucede podríamos ver en próximas fechas caídas hasta los 5,45 euros.

CaixaBank

En el último análisis ya advertía que CaixaBank se encontraba en una zona óptima de compra tras alcanzar los 2,20 euros. Desde este entorno de soporte indicaba que podrían buscarse para este 2022 objetivos en los 3 euros y con una visión de más largo plazo el objetivo a considerar se encuentra en los 3,80-4 euros, que son sus altos históricos del año 2018. Pues bien, no hemos tenido que esperar mucho para ver el alcance de este entorno de los 3 euros, algo que ha sido posible tras un ascenso vertical del 30%. Comprenderá que en estos precios CaixaBank es más un mantener (y no me parece mal recoger beneficios parciales) que un comprar. Para comprar esperen a que alivie la extrema sobrecompra y para ello debería caer a los 2,60-2,70.

Bankinter

Es cuestión de tiempo que la cotización de Bankinter se dirija a los altos históricos que marcó el año 2018 en la zona de los 6 euros. Hasta ahí hay un margen de subida del 15%. Para comprar esperen que corrija parte del último ascenso y no situaría órdenes de entrada hasta los 4,75-4,80 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin