Bolsa, mercados y cotizaciones

El índice Eco30 cumple nueve años con una rentabilidad del 120%

  • El fondo ligado al índice lleva un 23% en tres años
Madrid

El índice Eco30 nació con la idea fundamental de crear una cartera diversificada y medible donde estuvieran representados los sectores económicos más pujantes. Así, en enero de 2013, empezó a cotizar este índice elaborado por elEconomista y calculado por Stoxx, el primero de su categoría vinculado a un medio de comunicación en España. Pero, además de la diversificación sectorial, lo que distingue al Eco30 es que se trata de un índice value: prima la búsqueda de valores atractivos no porque estén baratos sino porque formen parte de historias de crecimiento en lo que se refiere a la generación de efectivo (cash flow).

Este ha sido el cuadro de navegación que ha permitido que el índice de ideas de inversión internacional de elEconomista cumpla nueve años con una rentabilidad del 120%. El plan que guía cualquier inversión correcta tiene el objetivo de lograr una rentabilidad anualizada del 7%, y en el caso del Eco30 se está superando el 7% previsto: el que defiende la teoría financiera más clásica como el retorno absoluto al que debe aspirar un inversor en renta variable en un largo periodo de tiempo.

Con un PER (número de veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción) medio de 11,3 veces -frente a las 21,4 veces del S&P 500 y las 15,55 veces del EuroStoxx 50- la expectativa de rentabilidad de las compañías del Eco30 se sitúa en el 8,8% frente al 6,4% del mercado europeo y el 4,6% de Wall Street.

La primera cartera de valores del Eco30 estuvo formada por Actavis, American Capital Agency, Apple, Arkema, Astellas Pharma, Capgemini, CGI Group, Delta Air Lines, Deutsche Post, Dnb Asa, EADS, Freeport-McMoran Copper & Gold, Goldcorp, Hitachi, HollyFrontier, International Paper, Invesco, Kiddi, Kinross Gold Corp., LyondellBasell Industries, Michelin, Nissan Motor, Noble Corp., Pacific Rubiales Energy Corp., Prudential Financial, Renault, Rexam, Rio Tinto, Roche Holding y Time Warner Cable.

Desde el inicio, el número de cambios que se han producido en el índice se aproxima a los 280, teniendo en cuenta que se llevan a cabo dos revisiones anuales (una en diciembre y otra en junio). Entre los cambios que se realizaron en la cartera inicial -es decir, empresas que se incorporaron al índice- figuran Allianz, Axa, BNP Paribas, General Motors, Gilead Sciences o Rexel. Curiosamente, Rexel ha vuelto al Eco30 en la última revisión de 2021, junto con Faurecia, con el objetivo de reforzar el sector de la movilidad en pleno desarrollo del coche eléctrico y autónomo.

Las compañías que han pasado por el índice de elEconomista proceden, sobre todo, de cuatro países: Estados Unidos, Canadá, Japón y el conjunto de la Unión Europea (ahora sin el Reino Unido). Quienes apostaron por replicar el índice pudieron invertir en firmas norteamericanas tan conocidas como Activision Blizzard, JP Morgan, AbbVie, Delta Air Lines y Verizon, en 2014, y Canadian Natural Resources, Time Warner o GameStop, en 2015: empresa esta última que tanto dio que hablar hace dos años por su repentina subida en bolsa. También destaca la entrada de Apple en 2016, que solo aguantó un año y que es la única de las grandes tecnológicas estadounidenses que ha integrado la cartera.

Por parte de Europa han estado presentes los principales nombres del sector financiero, farmacéutico y de automoción, entre otras industrias: Daimler, Société Générale, Volkswagen, easyJet, ING, Renault, Engie, IAG, Airbus, Nokia o Intesa Sanpaolo. También Enel y Deutsche Post, que siguen siendo miembros del índice en la actualidad.

Asimismo, las grandes firmas japonesas han pasado por el Eco30, como es el caso de Toshiba, Toyota Motor, Nippon Steel, Softbank, Nintendo e Hitachi. Este último, uno de los valores más rentables del índice en 2021.

Un fondo para auditar al índice

En 2018, cuando recibió el beneplácito de la CNMV para su comercialización, echó a andar el fondo Tressis Cartera Eco30, que el año pasado cumplió su tercer aniversario y que se construyó a partir de las acciones que integraban el índice Eco30. Con este fondo se añadía la capacidad de medir y de auditar que los valores recomendados en el índice ofrecían una rentabilidad satisfactoria para el lector-inversor. Así, en 2021, el primer fondo asesorado por un medio de comunicación en España acumuló una rentabilidad superior al 23% y su valor liquidativo estableció un máximo histórico en los 130 euros hacia el final del año, si bien acabó en los 129 euros. El fondo cuenta con un patrimonio acumulado que se acerca a los 3,7 millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin