Bolsa, mercados y cotizaciones

La venta 'online' penaliza ya los márgenes del sector textil

  • Inditex decepcionó al prever un margen bruto del 57,5%
  • Boohoo se desplomó ayer un 21% tras anunciar un 'profit'
Tienda de Zara. ARCHIVO

La irrupción sin precedentes de la venta online en el universo textil ha permitido que grandes cadenas sorteen con más gloria que pena la situación actual de pandemia, pero, por contra, ya está dejando entrever una cuestión que se intuía desde años: los mayores costes que implica la venta por Internet. No es una situación nueva, ya que firmas 100% online como las británicas Asos o Boohoo llevan toda su trayectoria tratando de hacer rentable su negocio y, difícilmente, lo han conseguido. Sus márgenes ebit se quedan rezagados frente al resto de la industria, en cotas próximas al 5%, 10 puntos porcentuales menos que gigantes como Inditex.

"En una industria en la cual se han visto márgenes brutos bajo presión por más de una década, 2021 ha dejado para muchos retailers cifras en sus márgenes históricas o próximas a ello", apuntan desde Credit Suisse, cuyos expertos creen que este momento dulce podría llegar a su fin en 2022 y no son los únicos. Sobre el papel dos firmas del sector, una online y otra física, han dado prueba de ello esta misma semana. Inditex cayó un 5,2% tras presentar sus resultados trimestrales el pasado miércoles. El por qué, según apuntan los analistas, hay que buscarlo en la rebaja de su previsión de margen bruto, hasta el 57,5% de cara a cierre de año (frente al 59% de cierre del tercer trimestre). Firmas como RBC y Jefferies se situaban más hacia el entorno del 60-61%.

La otra compañía textil fue Boohoo ayer mismo, cuando llegó a desplomarse en bolsa un 16,6%, al presentar un profit warning que rebajó su previsión de margen al 6%-7% (2 puntos menos) y el crecimiento de ventas a la mitad -hasta el 12%-14%- ante el aumento de los costes del transporte y un aumento de las devoluciones (con los costes logísticos que lleva asociados también).

El impacto de Internet

La cuestión hoy es: ¿Cómo afectará el aumento de las ventas online a compañías como Inditex? La firma ha anunciado, por un lado, que en 2021 esta partida representará un mínimo del 25% del total de ventas. El año pasado alcanzó el 32% a raíz de la pandemia, con lo que su objetivo, previsto para 2022, se ha adelantado un año (o dos, si se considera el año Covid). Esto supone que las ventas online superarán los 7.000 millones de euros de beneficio, sobre un total de 27.700 millones, según el consenso. Todavía por debajo de la cifra de 2019, pero con costes al alza. "Los gastos operativos también han superado nuestras estimaciones y este es otro de los puntos negativos de estos resultados, ya que la diferencia entre ventas y opex [gastos operacionales] comparada con 2019 es negativa", con ventas que crecen al 6% y los gastos de explotación un 9%. "Esto podría estar relacionado con el mayor peso de la venta online y, por tanto, podría ser estructural a largo plazo", sostienen desde Sabadell.

La realidad es que las ventas a cierre del tercer trimestre del ejercicio cerraron en los 19.325 millones de euros -un 2,5% menos que en 2019- y los gastos en 5.956 millones -un 2,5% más-. "Los márgenes llevan cayendo por años, con lo que no vemos racional o lógico que esta situación se dé ahora la vuelta", apuntan desde Credit Suisse, una firma muy crítica durante años con Inditex.

17% de margen en 2021

Es el margen ebit que Inditex logrará recuperar ya este ejercicio, según la previsión de los analistas. A cierre de los nueve primeros meses ya estaba en ese nivel. De cara al futuro, el consenso prevé que la textil llegue a rozar el 18% en 2023, que serán 10 puntos por encima de H&M, 12 más que Boohoo (en el 6-7%), 14 más que Zalando y 15 que Asos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin