Bolsa, mercados y cotizaciones

Goldman avisa: el S&P 500 podría caer un 25% bajo un escenario de estanflación en 2022

  • "Una inflación peor de lo previsto podrían lastrar la demanda"

Los estrategas de renta variable estadounidense de Goldman Sachs, liderados por David Kostin, han revelado ya algunas de sus proyecciones para 2022. Unas expectativas que incluyen la posibilidad de un contexto en el que la alta inflación y el bajo crecimiento (lo que se conoce cómo estanflación) puedan hundir al S&P 500 hasta los 3.500 a finales del próximo año. Una situación que implicaría una potencial caída del 25%.

"Unas presiones inflacionistas peores de lo previsto podrían lastrar la demanda de los consumidores, dañar los márgenes de beneficio y llevar a una Fed más agresiva de lo que se prevé actualmente. Esto llevaría a un crecimiento nulo de los beneficios en 2022 junto con un gran descenso de las valoraciones", avisan desde el banco estadounidense. En este sentido además advierten que un riesgo clave para la renta variable estadounidense más allá de 2022 será un tipo de interés terminal de los fondos federales más alto que el que actualmente asumen los mercados. No obstante, este no es el escenario base que cotejan desde Goldman.

Según Kostin y su equipo, el S&P 500 subirá un 9% hasta alcanzar los 5.100 puntos a finales de 2022, lo que refleja una rentabilidad total prevista del 10%, incluidos los dividendos. De esta forma, el crecimiento de los beneficios ha representado toda la rentabilidad de este indicador en 2021 y seguirá impulsando las ganancias en 2022. El beneficio por acción (BPA) del S&P 500 crecerá un 8% hasta los 226 dólares en 2022 y un 4% hasta los 236 dólares en 2023, una estimación que se sitúa un 2% por encima del consenso del mercado.

Dado que las empresas han ampliado sistemáticamente los márgenes de beneficio a pesar de las presiones de los costes de los insumos y los retos de la cadena de suministro, Goldman espera que los márgenes de beneficio aumenten otros 40 puntos básicos, hasta el 12,6%, en 2022, antes de reducirse en 20 puntos básicos en 2023 debido a la reforma del impuesto de sociedades.

Por su parte, el PER del S&P 500 se mantendrá más o menos plano, terminando el año 2022 en 21,6 veces. Los estrategas del banco consideran que tras dos años de tipos de interés casi nulos, es probable que la Fed empiece a subirlos en julio.

Recomienda evitar las empresas con costes laborales elevados

Al mismo tiempo, los rendimientos del Tesoro a 10 años subirán hasta el 2% a finales del próximo año, pero se verán compensados por la disminución de la prima de riesgo de la renta variable a medida que disminuya la incertidumbre política y aumente la confianza de los consumidores. La fuerte demanda de acciones por parte de las empresas y los hogares contribuirá a respaldar la valoración.

Kostin ofrece una serie de recomendaciones, entre ellas poseer valores cíclicos sensibles al virus y a la inflación. También evitar las empresas con costes laborales elevados y comprar valores de crecimiento con márgenes elevados frente a valores de crecimiento con márgenes bajos o poco rentables. Goldman recomienda "sobreponderar" los sectores de tecnología, finanzas y salud.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin