Bolsa, mercados y cotizaciones

Los diez mayores bancos europeos recomprarán el 2,6% de su capital

  • BBVA cuenta con el programa más ambicioso en menos tiempo, 3.500 millones
  • Amortizarán 14.350 millones de euros en acciones
  • Santander abonará 0,19 euros en 2021 entre la recompra y el dividendo
BBVA. ARCHIVO

Ocho de los diez mayores bancos europeos por capitalización han aprobado en los últimos meses programas de recompra de acciones, la mayoría de ellos en octubre, una vez que Fráncfort levantó la prohibición de reparto de dividendos para el sector financiero. En total, la gran banca continental destinará cerca de 14.350 millones de euros a comprar y amortizar después títulos, lo que representa un 2,6% de su capitalización conjunta. La mitad de este dinero provendrá de solo dos entidades, UBS y BBVA, cuyos buybacks están muy por encima de la media del resto de bancos, ya que destinarán 3.790 millones y 3.500 millones de euros, respectivamente, a este propósito. Consulte aquí El calendario de próximos dividendos de la bolsa española

La vuelta a la retribución del sector financiero con cargo a 2021 supondrá para los accionistas rentabilidades medias del 7,5% entre los diez grandes grupos -entre ellos los dos españoles, Santander y BBVA- y que la mitad de ellos batan el 8% de retorno entre los pagos en metálico y las recompras. El dividendo más alto de todos correrá por cuenta de BBVA, con un 12,2%, entre el 8,7% de su buyback y el 3,5% de su dividendo, seguido de ING, con el 9,8% y de UBS, en el 8,6%.

Las dos mayores recompras

El banco suizo UBS presentó a comienzos de año el mayor programa de recompra de acciones de entre los gigantes del sector, por una cuantía de 4.000 millones de francos suizos (unos 3.790 millones de euros). Supera al de BBVA, aunque no lo hace en tiempo, ya que la extensión prevista para las recompras es de tres años, hasta enero de 2023, si no se alcanza antes el objetivo. En el caso de la entidad española los 3.500 millones de euros se desembolsarán a lo largo de los próximos doce meses. En todo caso, entre ambas entidades se encuentra la retribución más jugosa del panorama continental.

Para UBS los 3.790 millones suponen amortizar el 6,4% de su capital a tres años vista. Para BBVA, los 3.500 millones anunciados representan el 8,7% de su capitalización actual. Hace un mes este porcentaje era del 10%, pero desde que presentó sus resultados hace justo una semana sube un 7% en bolsa. El banco presidido por Carlos Torres ha anunciado un primer tramo para la recompra de 1.500 millones de euros que se desarrollará durante los próximos tres o cuatro meses. UBS, según recoge JP Morgan, recomprará 600 millones de dólares a lo largo del cuarto trimestre de este ejercicio.

A la rentabilidad que supone la amortización de accionistas se suma este año un retorno del 3,5% previsto para el pago en metálico de BBVA que ascenderá hasta los 0,211 euros, según las previsiones. La entidad abonó el 12 de octubre su primer pago con cargo a 2021, por 8 céntimos brutos/acción, y se espera un segundo a comienzos de abril por un importe de 0,131. En todo caso, no será superior al dividendo pre-Covid (en los 0,26 euros). La rentabilidad de los pagos de UBS en 2021 se estima en el 2,1%, con un dividendo que es la mitad de lo que fue en 2019.

Los tres grandes de Europa

HSBC es el mayor banco del continente y el único que supera los 100.000 millones de euros de capitalización. Al calor de sus resultados del tercer trimestre -que dio a conocer el pasado 25 de octubre- la entidad anunció un programa de recompra de acciones de 2.000 millones dólares (unos 1.730 millones de euros) después de que ver cómo su beneficio se disparaba un 76% en el tercer trimestre en términos interanuales, hasta los 5.403 millones de dólares, y con una ratio de capital CET1 fully loaded del 15,9%, entre las más elevadas del Viejo Continente. Parte del exceso de capital (sobre los requerimientos mínimos) será distribuido entre los accionistas con lo que esperan que en 2022 el CET1 fully loaded se sitúe entre el 14% y el 14,5%, todavía con holgura, tras este reparto y "el crecimiento" que espera la entidad. La recompra comenzó el día después del anuncio. El consenso prevé un pago anual de 0,202 euros, que rentan un 5,2% a precios actuales.

BNP Paribas también ha aprovechado la presentación de sus resultados para anunciar un programa de recompra de acciones de 900 millones de euros que estará concentrado entre noviembre de 2021 y febrero de 2022. Representa un 1,2% de su capitalización actual, que amortizará el año que viene. De cara al mes de mayo se espera que la entidad distribuya un dividendo de 3,75 euros, que rentan un 6,2%. Esta cuantía será ya superior a la previa al Covid (de 3,02 euros con cargo a 2018).

Banco Santander ha decidido dividir su retribución al accionista en dos partes iguales que juntas alcanzan una rentabilidad cercana al 6%. La entidad anunció en octubre que destinará el 40% de su beneficio (parte baja del rango que llegaba hasta el 50%) a los accionistas, con lo que abonará un 20% en efectivo y el otro 20% vía amortización de acciones. Para ello mantendrá durante este último trimestre la recompra de títulos por un valor de 841 millones de euros, que es equivalente al 1,5% de su capitalización. Esto se complementa con el pago de 0,0485 euros brutos del dividendo del pasado 2 de noviembre. El consenso prevé un segundo pago de 0,045 euros a finales de abril, lo que supondría un dividendo total en metálico de 0,0935.

A ello habría que sumar la segunda recompra, prevista por el mismo importe que la primera, lo que elevaría esta partida hasta los 1.683 millones de euros. En total, cada accionista percibirá 0,1904 euros, según el consenso, lo que renta un 5,9% actualmente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.