Bolsa, mercados y cotizaciones

Locura de precios en el cobre: el descuento de los futuros alcanza los 1.000 dólares por tonelada

  • El precio del metal al contado supera los 11.300 dólares la tonelada
  • Los inventarios en Europa, China y EEUU caen a mínimos históricos
  • Algunos expertos desvelan que hay stock "escondido" por los operadores
Planta de fundición de cobre. Bloomberg

El mercado del cobre se ha vuelto loco. Los operadores están pagando más de 1.000 dólares por tonelada de prima por disponer de cobre físico. Es un diferencial no visto hasta la fecha y surge en mitad del temor de que haya desabastecimiento del metal a corto plazo. Sin embargo, hay expertos que achacan este comportamiento a movimientos especulativos para aprovechar los últimos coletazos alcistas del cobre que está superando los 11.300 dólares en los contratos al contado.

En condiciones normales, en el mercado de materias primas los contratos de futuros siempre ofrecen descuento respecto al pago al contando. El diferencial varía dependiendo del equilibrio entre la oferta y demanda, hasta el punto que cuando hay un exceso de oferta el precio de los futuros suelen ser más caro, lo que se conoce como un mercado de contango. Pero a día de hoy el desajuste se está produciendo por el lado de la demanda en la mayoría de materias primas. En concreto, en el cobre está siendo tan fuerte que ha llevado a los futuros de tres meses a cotizar con un descuento de 1.000 dólares, un diferencial respecto al pago al contado que supera a los niveles de 1994, cuando el escándalo de financiero Sumimoto volvió loco al mercado del cobre registrándose el último récord.

La reapertura de las economías está sometiendo a una demanda extraordinaria a las materias primas, muchos productores, extractores y distribuidores vieron como se paralizaba su actividad por culpa de la pandemia. Las cadenas de suministro y el comercio mundial, clave para un mercado como el del cobre, todavía sufren retrasos en las entregas, lo que en muchos casos está terminando con el stock, almacenado durante años.

Los inventarios de cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) han caído un 90% en los dos últimos meses después de un fuerte incremento de pedidos. El operador británico del mercado gestiona un gran almacén para cumplir con los vencimientos de los contratos. El diferencial de 1.000 dólares se explica bien por esta circunstancia. Los comerciantes que necesitan cobre físico para sus clientes están optando por pagar una eleva prima, que adquirir un contrato de futuros del que hay serias dudas que tras el vencimiento se convierta en el preciado metal por falta existencia. "Estamos siguiendo de cerca la situación y tenemos opciones disponibles para asegurar el correcto funcionamiento del mercado si hay un aumento de pedidos", afirman desde LME a Bloomberg.

Las reservas también se están reduciendo a la velocidad de la luz en otros mercados como en China y EEUU, tocando mínimos históricos. Sobre el papel, la voracidad de los operadores responde a la necesidad de asegurarse los suministros ante el riesgo de escasez. "Los toros del cobre están de vuelta, si bien a principios de este año el estado de ánimo del mercado alcista se había visto impulsado por los temores de una oferta insuficiente a largo plazo, la narrativa de hoy trata sobre la escasez a corto plazo", explica Carsten Menke, analista de Julius Baer. Pero el experto desconfía del razonamiento de que "el mundo se está quedando sin cobre".

"Los operadores físicos hacen desaparecer reservas que con mucha probabilidad nunca llegarán a los fabricantes"

"Este es un juego de inventarios en la que están participando los comerciantes físicos", denuncia el analista. "Los operadores físicos hacen desaparecer reservas que con mucha probabilidad nunca llegarán a los fabricantes", incide. Los operadores físicos se han metido en el terreno financiero para exprimir el mercado alcista del cobre adquiriendo contratos de futuros en el pasado, con el objetivo de venderlo a mayor precio cuando surja la oportunidad. "Este comportamiento ocurre cuando el mercado está en su pico máximo o muy cerca de él", añade.

Se está produciendo una mejora de la situación del suministro gracias a que la producción minera mundial, ya se está recuperando de los mínimos del año pasado y se encuentra en los niveles más altos en cinco años. El mercado se está reequilibrando, según Julius Baer. Los altos precios pagados al contando desafían a las peores perspectivas económicas que está ofreciendo China, uno de los mayores consumidores de cobre del mundo.

En el corto plazo hay algunos vientos en contra, principalmente debido a las preocupaciones sobre la economía de China", explica Jay Tatum, gestor de Valent AM. China, a pesar de ser el tercer mayor productor de cobre del mundo, es el mayor importador. Según se intensifica la crisis energética, un apagón industrial del gigante asiático supondría un duro golpe para el precio de los metales, incluido el cobre.

Pero el precio del cobre puede seguir volando si salta su componente financiero. Desde el año pasado, era la gran apuesta de muchos grandes inversores y estaba considerando prácticamente como el nuevo petróleo, a la hora de mover la economía. El cobre ocupa una posición estratégica a la hora de la transición de una economía verde.

"El cobre se está recuperando en medio de una crisis energética que se intensifica, y el aumento de los temores inflacionarios puede reavivar el entusiasmo de los inversores", señala Wenyu Yao, estratega senior de materias primas de ING Bank. "El temor a la inflación podría aumentar la demanda de metales, ya que existe la percepción de que son una cobertura contra la inflación, lo que es especialmente cierto para el cobre".

La cotización del futuro de cobre a tres meses cotiza por encima de los 10.300 dólares frente a los 11.300 dólares del contado. "Existe el riesgo de que los operadores financieros sigan esta tendencia iniciada por los operadores físicos, lo que podría impulsar los precios aún más, pero el descuento debería limitarse ya que los inventarios invisibles volverán a ser visibles", comenta Menke. "Es cada vez más probable que estos precios persistan durante el cuarto trimestre antes de que se produzca el inevitable regreso a la tierra", comenta Kieron Hodgson, analista de Panmure Gordon. .

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

javier urcina
A Favor
En Contra

Este tio nos lia y no se da cuenta que para circularpor el pais necesitamos gasolina que el 80 por ciento del precio son impuestos.Siempre nos habian dicho que eran para hacer y conservar carreteras.-

Puntuación 1
#1
La Revolución de los Tejados
A Favor
En Contra

Que dicen que miran por el pueblo. Suben el 2 % los salarios. El suyo un 10%. Cosa que llevándome bien con el patrón lo saco en 2 días. Y suben un 20% los precios. O un 300%. Y le hecha la culpa al vecino o te dicen que el vecino está peor.

Puntuación 4
#2
delgado
A Favor
En Contra

^>

No es que subiendo el cobre, es que estan bajado de valor los "Papeles de colores" con los que pretenden pagarles a los productores de Cobre,

Para que lo entiendan los Tontos Socialistas

Hay la misma cantidad de Cobre, y en contraparte infinitos Papeles de Colores

Puntuación 1
#3