Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Europa, rehén de Rusia por la energía? El cada vez más indispensable gas deja al continente en manos del 'zar'

  • El anuncio de Putin de que habrá suministro desploma los precios del gas
  • El progresivo aumento del consumo de gas frente a la energía nuclear, clave
  • Los expertos instan a diversificar las fuentes de energía más allá de Moscú
Foto: Reuters

El anuncio este miércoles del gobierno ruso de que el suministro de gas a Europa este invierno está más que garantizado y que alcanzará niveles récord sirvió para girar a la baja unos precios desorbitados que en los dos días previos habían subido un 60% pero también para evidenciar la dependencia energética que el continente tiene de Rusia.

Las palabras ayer del presidente ruso, Vladimir Putin, iban encaminadas a descargar la responsabilidad de Rusia en el suministro europeo. El mandatario defendió que Rusia "siempre" será un suministrador "fiable" de gas, cumplidora de sus "obligaciones" y no dudó en atribuir la actual crisis abierta a las bajas temperaturas del último invierno y también a los "errores" cometidos por la UE al abordar la política energética. El Kremlin salió así al paso de las acusaciones de controlar el suministro de energía según sus intereses políticos.

La refutación ha llegado este jueves desde la Agencia Internacional de la Energía (AIE), cuyo director ejecutivo, Fatih Birol, ha afirmado en el Financial Times que Rusia tiene capacidad para enviar mucho más gas a Europa y aliviar la crisis energética que asola el continente, en una intervención que probablemente refuerce las afirmaciones de que el país está reteniendo suministros cruciales.

En cualquier caso, bastó con ver ayer cómo con la disposición de Putin a "estabilizar los mercados energéticos mundiales" se notó de inmediato en los mercados europeos. Los contratos de futuros europeos de gas (TTF holandés) para entrega en noviembre, de referencia para el continente y que durante el miércoles habían subido hasta un récord de más de 161 euros por megavatio hora, cedían en cuestión de minutos tras las palabras del inquilino del Kremlin y bajaban a los 100 euros. Incluso las bolsas europeas limaron sus pérdidas de cara al cierre. Pruebas fehacientes de que un mínimo gesto energético desde Moscú sacude para bien o para mal Europa.

¿Cómo se ha llegado a este punto? "Los precios del gas en Europa han aumentado por una combinación que une el clima adverso, la interrupción del suministro del Mar del Norte y Rusia, y la competencia de la demanda de gas natural de Asia", resume Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro, quien expone una escalofriante cifra: los precios del gas natural han despuntado un 530% este año en Europa y en EEUU un 130%.

Por su parte, los analistas de Nordea Bank AB han elaborado un índice de precios del consumo de energía para China, Europa y EEUU, que también revela cómo China y la zona euro los norteamericanos se ven claramente más afectados por la actual contracción energética que por ejemplo los norteamericanos. "Esto se debe a la diferente composición del consumo energético, a la autosuficiencia y a las diferencias geográficas de precios. La dependencia del gas natural (ruso) y del carbón de Europa y China, respectivamente, les sitúa en peor situación que EEUU", apostillan los economistas del banco danés Andreas Steno Larsen y Philip Maldia Madsen.

"El único ganador de esta crisis energética es Vladimir Putin", destacan los analistas de Nordea poniendo el foco en Alemania. "¿Qué nos ha llevado hasta aquí? Pregunten a Angela Merkel", ironizan ambos economistas. La iniciativa alemana en 2010 -acelerada en 2011 tras el desastre de Fukushima- de prescindir de la energía nuclear con horizonte en 2022 ha hecho que la capacidad de producción nuclear haya pasado de representar más del 10% del consumo energético alemán a niveles inferiores al 5% en la actualidad, con la energía eólica y el gas natural como sustitutos.

"Hemos visto acontecimientos similares en países como Suecia y Francia, lo que ha dejado a la red eléctrica europea vulnerable en caso de que el viento no sople", diagnostican estos expertos poniendo el dedo en la llaga. "Recordemos que el gas natural sigue representando alrededor del 25% del consumo total de energía en Europa. Contamos contigo, Vladimir", continúan señalando ya hacia el mandatario ruso. "Que Europa esté a punto de entrar en una recesión energética está ahora únicamente en manos del zar, lo que recuerda al poder que tenían los muftíes en los años setenta. ¡Esperemos que el viento empiece a soplar!", cierran su informe.

Más crítico con las autoridades europeas se ha mostrado Timothy Ash, estratega senior de mercados emergentes en Bluebay Asset Management, en una nota difundida el miércoles. "Europa se ha dejado a sí misma como rehén de Rusia en lo que respecta a los suministros de energía", denuncia Ash, calificando la situación de increíble.

"Está clarísimo que Rusia tiene a Europa (la UE y el Reino Unido) en una situación de bloqueo energético, y Europa (y el Reino Unido) son demasiado débiles para llamarla y hacer algo al respecto", enfatiza, hablando directamente de "chantaje energético". "Europa se está acobardando porque teme que a medida que se acerque el invierno, Rusia siga apretando las tuercas (de los gasoductos energéticos) y permita que se congele hasta que se salga con la suya y se certifique el Nord Stream 2".

El experto se refiere al cuestionado gasoducto que Putin vende como la solución definitiva. El presidente ruso está determinado a no aumentar los volúmenes de gas suministrado a Europa a través de Ucrania, ya que este gasoducto, que deberá ser puesto en marcha en los próximos meses, es mucho más rentable.

El gasoducto tiene detractores en Europa: Ucrania está dolida y enfadada por el acuerdo con Rusia, ya que significa que sus propios gasoductos quedan sin conexión y, por tanto, perderá valiosas tasas de tránsito de gas. También Polonia, que se siente vulnerable frente a una Rusia más asertiva, dice que el gasoducto sólo sirve para fortalecer a Rusia. Sin embargo, Alemania anhela su culminación y EEUU, en un intento de acercamiento a Berlín, no ha puesto más obstáculos pese a sus reticencias con el Kremlin. Los continuos retrasos y polémicas en torno al gasoducto agitan aún más la situación.

Es por eso que no pocos expertos coinciden en señalar que Europa debería diversificar sus fuentes de energía lejos de Rusia. "Cuanto más diversifique Europa su suministro, menos riesgo habrá", defiende Mike Fulwood, investigador principal del Instituto de Estudios Energéticos de Oxford. El experto añade como prueba que el Viejo Continente está intentando obtener una cantidad cada vez mayor de gas natural desde EEUU. "Hemos visto en los últimos años un gran aumento de las importaciones de gas natural licuado en Europa, sobre todo desde el mercado estadounidense", apunta.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Escéptico
A Favor
En Contra

De rehén nada de nada. "Europa" se ha cavado su tumba ella solita por culpa de la ceguera de su población y de sus dirigentes. Y, ¿"Los expertos instan a diversificar las fuentes de energía más allá de Moscú"? ¿De dónde lo van a traer? Y lo más importante, ¿a qué precio? Por un lado, el gas licuado es más caro que el gas de gaseoducto y por otro, si Asia lo paga más caro que Europa, los productores, salvo que sean tontos, se lo venderán a Asia, con lo cual, subida de precios sí o sí en Europa. Energía nuclear e invertir en investigación y cosas útiles, no en subvencionar multiculturales y a toda la escoria de este planeta, que da un asco tremendo la "Unión Progre". Muy bien hecho por el Reino Unido por salirse. Tienen problemas, por supuesto, pero los resolverán antes que la UE los suyos.

Puntuación 10
#1
Usuario validado en Google+
Alejandro Martinez
A Favor
En Contra

Soy accionista desde hace años de diversas empresas gasisticas rusas y americanas entre ellas Gazprom, Lukoil, Exxon, Chevron y y Occidental petróleum así que puedo hablar desde la equidad.

Culpar a Rusia de lo que pasa es absurdo, Rusia lleva suministrando cantidades similares de gas años y nada les gustaría más que aumentar su cuota de mercado en Europa.

Es la propia europa y eeuu los que no quieren que la cuota de mercado de Rusia aumente con reiteradas acusaciones de monopolio.

Entonces en que quedamos, Rusia debe suministrar más o no??

Por otro lado EEUU tampoco puede incrementar su produccion porque Biden no para de poner trabas al fracking.

Pero a la vez muchos gobiernos de Europa deciden prescindir de la energía nuclear.

Un poco de autocrítica no viene mal que parece que estamos gobernados por Monos y que solo buscan echar la culpa a cualquier entidad externa al mundo occidental

Puntuación 8
#2
fernando
A Favor
En Contra

Vaya manipulacion de titular. Putin dice que garantiza suministro, los precios bajan y el titular es que estamos rehenes del zar. De lo que estamos rehenes es de las sanciones que no nos convienen, de los retrasos en el Nordstream II por que America lo queria, de nuestros gobiernos que no firman contratos de suministro estables...

Puntuación 6
#3
Especuladores españoles
A Favor
En Contra

Especuladores españoles , electricas españolas ,petroleras españolas , bancos accionistas españoles y politicos corruptos cobrando de los contribuyentes españoles ..

Puntuación 1
#4
Luisito, ito.
A Favor
En Contra

Yo no he sido. Son los demás los culpables.

El nivel de mentirosos que hay lanzando chorradas por cualquier medio o método, supera lo imaginable. Si a eso le acompañáis el bajo nivel intelectual del populacho manipulado desde hace décadas o siglos, esto no lo arregla ni dios.

Puntuación 1
#5