Economía

Más presión para los precios del gas en Europa: Nord Stream 2 no operará hasta principios de 2022

  • El gasoducto ruso necesita ahora de las autorizaciones alemanas
  • El gas ya supera ya los 950 dólares por mil metros cúbicos en Europa
  • Está siendo el responsable del precio de la luz y se espera que suba con el invierno

Rusia ha asumido que el polémico gasoducto Nord Stream 2, que transportará gas ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico y eludirá el tránsito a través de Ucrania, previsiblemente no empezará a operar hasta principios de 2022. El gas ruso podría haber aliviado la crisis de precios energéticos que golpea a Europa. Se espera que con la llegada del invierno el precio del gas natural sea todavía más caro.

"La obra está finalizada. Ahora está en marcha el proceso para obtener los permisos necesarios del regulador alemán. Este trámite resulta que no es rápido bajo la ley alemana. Se trata de cuatro meses. Se ha indicado que estará a principios de 2022", dijo el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en Dusambe, donde asistió a una reunión de la alianza postsoviética Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC).

El regulador energético alemán recibió la documentación necesaria el pasado día 8 y tiene ahora hasta el 8 de enero de 2022 para decidir si concede la certificación a Nord Stream 2. Para ello debe analizar si la infraestructura cumple la directiva de la Unión Europea (UE) conocida como Tercer Paquete Energético e informar de sus conclusiones a la Comisión Europea (CE).

En agosto pasado un tribunal alemán determinó que el Nord Stream 2 no está exento de las reglas energéticas de la UE, que estipulan que las empresas que producen, transportan y suministran gas dentro del bloque comunitario deben estar separadas o "desagregadas" a fin de garantizar la competencia en el mercado, lo que plantea un problema.

La polémica del gas ruso

El gigante gasístico ruso Gazprom posee desde 2017 el 100 % de las acciones de Nord Stream 2, que ha sido construido con la financiación de las empresas francesa Engie, las alemanas Uniper y Wintershall, la austríaca OMV y la anglo-holandesa Shell.

Recientemente, el Gobierno ruso informó de que la mayor petrolera rusa, Rosneft, controlada por el Estado ruso al igual que Gazprom, pidió exportar gas a través del gasoducto.

El viceprimer ministro, Alexander Novak, indicó hoy a los medios rusos que en los próximos días presentará un informe al gabinete de ministros sobre esta posibilidad.

"Ya se acercan los plazos. En los próximos días (en el gabinete de ministros) se recibirá el informe del Ministerio de Energía y, en consecuencia, el Gobierno informará al presidente", Vladímir Putin, señaló al ser preguntado si el Estado evaluará la solicitud de Rosneft para transportar gas a través del Nord Stream 2.

Sus dos hilos, con sus 1.234 kilómetros de longitud cada uno, tiene una capacidad para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año directamente a Alemania.

Ello, sumado a los 55.000 millones de metros cúbicos de su gasoducto "gemelo", el Nord Stream, permitirá a Rusia elevar hasta 110.000 millones de metros cúbicos el suministro anual de gas.

Para EEUU y algunos socios comunitarios habrá dependencia de Rusia

En Estados Unidos y en algunos países del este de Europa el gasoducto despierta inquietudes, al considerar que incrementa la dependencia energética de la Unión Europea (UE) de Rusia, que ya no dependerá de Ucrania para transportar su gas al Viejo Continente.

Moscú siempre ha defendido, junto con Alemania, que se trata de un proyecto económico y no político, y que, con el gasoducto, se abaratarán los costes para los consumidores finales europeos debido a los casi 2.000 kilómetros menos que debe atravesar el gas ruso hasta su destino que si lo hace a través de Ucrania.

Ello en un momento en el que los precios del gas en los mercados europeos de futuros supera ya los 950 dólares por mil metros cúbicos.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, reiteró hoy que la pronta recepción de las licencias pertinentes para poner en marcha el gasoducto "por supuesto permitirá equilibrar de manera importante los parámetros del precio del gas natural en Europa (...)".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.