Bolsa, mercados y cotizaciones

La ventaja de las empresas 'dolarizadas'

La previsión de beneficio para 2021 de las grandes empresas españolas con más negocio en dólares ha aumentado un 24% desde junio, coincidiendo con el avance de la vacunación, la aceleración de la recuperación y la subida de las materias primas, pero también con la depreciación del euro ante un billete verde apoyado por la expectativa de retirada de estímulos en EEUU por parte de la Fed.

El euro cede un 4,15% hasta mínimos del año, la zona de los 1,17 dólares, desde principios de junio. En poco más de dos meses, con la inflación desbocada en EEUU, marcando el mayor ritmo interanual desde 2008, y con el mercado laboral reflejando una sólida recuperación de la actividad, el runrún sobre el fin de las compras de deuda de la Reserva Federal (Fed) y la calendarización del inicio de la subida de los tipos de interés oficiales -en resumidas cuentas, el ruido de tapering- ha fortalecido al billete verde rápidamente.

"El dólar puede seguir soportado en el corto plazo por los buenos datos internos, la incertidumbre sobre los tiempos de la retirada de estímulos monetarios de la Fed y los brotes de la variante Delta del coronavirus en muchas partes del mundo", observa el equipo de analistas especializado en divisas de Goldman Sachs, en un informe de principios de agosto.

"Con el euro en 1,17 dólares, no estamos lejos de nuestra previsión de final de año de 1,15", inciden los expertos de BofA Global Research, quienes añaden que "la divergencia de la política entre la Reserva Federal y el Banco Central Europeo (BCE) [en la eurozona el ciclo está mucho más retrasado] podría llevar al cruce del euro/dólar hasta nuestro pronóstico este mismo otoño".

"Aunque pensamos que el ritmo de la recuperación económica en EEUU se moderará en los próximos trimestres, nuestra opinión es que el dólar se fortalecerá aún más a medida que el crecimiento y la inflación en en el país se mantengan más sólidas que en la mayoría de las otras economías importantes", rematan los analistas de Capital Econmics en otro informe reciente.

"La ronda de comentarios agresivos por parte de los miembros de la Reserva Federal y los sólidos datos de empleo" -según concluyen en Monex Europe- han atraído dinero al billete verde en los últimos días.

Este escenario favorece directamente a las compañías de la eurozona más dolarizadas (con más negocio en la divisa de la primera potencia del mundo). Un billete verde fuerte incrementa automáticamente su competitividad, y se traslada a los resultados.

Mejora de las previsiones

La previsión de beneficio para 2021 de las 15 compañías de la bolsa española con más exposición al dólar, entre las más grandes, ha mejorado casi un 25% desde junio (ver gráfico), en dirección contraria a la depreciación del euro. La estimación conjunta de ganancias para 2022 ha aumentado menos, pero aún a ritmo de doble dígito, un 13%.

El efecto divisa para estas empresas españolas -entre las que destacan Grifols o Acerinox, con alrededor de un 60% de los ingresos anuales en dólares; Meliá, cerca del 50%; Ferrovial, 40%; y Fluidra, Amadeus o Viscofan, entre un 25% y un 30%- es solamente uno de los vientos a favor que se han encontrado en los últimos meses de reconstrucción tras la pandemia de Covid.

Para la mayoría funcionan distintos factores, que se están dando al mismo tiempo. Y el reflejo en los resultados ha sido contundente: tres de cada cuatro empresas del Ibex 35 han superado las estimaciones de los analistas con sus beneficios del primer semestre de 2021. Algo menos, un 65% de las compañías del principal índice de España, incrementaron las ganancias respecto al mismo periodo de 2020.

Resaltan las compañías industriales (con Fluidra como principal ejemplo), y las relacionadas con las materias primas (ArcelorMittal, Acerinox y Repsol), pero la tendencia es generalizada, también en el resto de Europa, y en Estados Unidos. Y ha permitido que hasta 10 empresas del Ibex hayan incluso elevado sus objetivos de beneficios, en la mayoría de casos con el aval de las previsiones de los analistas, tras presentar las cuentas del primer semestre.

Los factores que lo están permitiendo tienen que ver con que la reconstrucción tras la pandemia avanza, gracias a la vacunación, al primer repunte de la demanda contenida por las restricciones y el miedo al coronavirus, a la protección del empleo, a la subida de los precios del petróleo, del gas y de otros recursos básicos y a la llegada de los fondos de recuperación.

Y las compañías basadas en la eurozona, y concretamente en España, pero con negocio en dólares, suman también la depreciación del euro. ArcelorMittal y Acerinox en el mejor momento posible, coincidiendo con las materias primas en máximos. Los analistas han elevado su previsión de beneficio un 60% y un 40%, respectivamente.

Un incremento de las expectativas al que se acerca Airbus, y que se queda en el 20% para un líder mundial en el sector de las piscinas como Fluidra, y rondando el 15% para los princiales bancos, Santander y BBVA.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin