Bolsa, mercados y cotizaciones

El refino lastra a las petroleras de Europa en bolsa frente a las 'yankees'

  • Las norteamericanas logran un mejor comportamiento en Wall Street
  • El petróleo acumula una revalorización del 50% desde enero
  • Marathon Oil logra alzas del 85% y su porcentaje es mayor si se compra desde Europa
Madrid

Además del crecimiento de la inflación, el otro gran activo en el que el mercado tiene puesto el foco en las últimas semanas de manera palmaria es en el barril de petróleo. Su evolución al alza no ha pasado desapercibida para nadie en los últimos meses. No es para menos teniendo en cuenta que la referencia estadounidense (el barril de West Texas) acumula una revalorización cercana al 50% desde principios de año y que su precio ha alcanzado durante algunos instantes de este año niveles no vistos en los últimos 6 ejercicios.

La reducción de las medidas de confinamiento por el coronavirus ha provocado un fuerte aumento de la demanda de petróleo, señala Sergio Ávila Luengo, de IG, mientras destaca que la economía mundial ha rebotado con fuerza después de la fuerte caída provocada por la pandemia el año pasado. Y no se espera que el oro negro frene en su avance. Al menos en el corto plazo. "Con el aumento de la demanda hay un déficit en el mercado de entre 2,3 y 2,5 millones de barriles por día. Según Goldman Sachs, la economía mundial necesita desesperadamente 5 millones de barriles por día adicionales para evitar inventarios críticamente bajos. Existe un gran déficit de oferta", destaca el experto de IG. Algo que se intenta paliar con el acuerdo de la semana pasada entre Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita para devolver al mercado 400.000 barriles de crudo por día.

En este contexto, las empresas que de una u otra manera operan con esta materia prima están sabiendo rentabilizar el avance de los precios en el crudo. Aunque, eso sí, con matices. Las firmas con pasaporte norteamericano están logrando un mejor comportamiento en Wall Street que las europeas en los principales parqués del Viejo Continente. De hecho, el segmento de empresas más directamente ligado a este mercado en EEUU, según los datos recopilados desde Bloomberg, logra colarse como el tercero que mejor comportamiento tiene en el año en el S&P 500, al repuntar más de un 45% desde enero.

Evolución de las firmas petroleras más grandes del planeta

Compañías como Marathon Oil (que forma parte de elMonitor) logran alzas que rondan el 85% y que superan este porcentaje de revalorización si se compran desde Europa al tener en cuenta el efecto divisa. Algo que contrasta con lo visto a este lado del Atlántico, donde las firmas del sector no han sido capaces de auparse a los primeros puestos en el ranking de empresas más alcistas del año. Y es que muchas de las firmas continentales de este ámbito tienen un negocio más ligado al refino, algo que no incita a tanto optimismo cuando el precio del petróleo sube.

Para Repsol, por ejemplo, la sensibilidad de la compañía a los cambios de precio del petróleo está bien definida. "Un cambio de un dólar en el precio del barril para nosotros supone 60 millones de euros de resultado operativo", explicaba Antonio Lorenzo, director económico financiero de la compañía, en una entrevista a elEconomista. "Nuestra primera regla fundamental es que, si nos falla el margen de refino 1 dólar, necesitamos 4 ó 5 dólares más en el precio del petróleo para poder mantener el nivel de resultados", señala.

El plan estratégico hasta 2025 de la petrolera española se ha diseñado con un escenario base que contempla el petróleo en 50 dólares, de media durante este periodo. Esto ha obligado a la firma a revisar sus previsiones de ebitda para el futuro más inmediato, en la última presentación de resultados. "El ebitda iba a ser de 5.300 millones, y en mayo hemos anunciado que prevemos un barril 10 dólares por encima de lo previsto", explica Lorenzo.

Un cambio de un dólar en el barril supone para Repsol 60 millones de resultado operativo

Así, esto supone que "serán 5.800 millones de euros de ebitda: 10 dólares más de barril son 600 millones de euros más, a los que hay que restar 400 millones porque se ha reducido el margen de refino". La diferencia, esos 300 millones que restarían para alcanzar los 5.800 millones, provienen del impacto del negocio químico, que está "en máximos históricos", apunta.

Además de lo anterior, otro factor que afecta a los resultados de la compañía es la cotización del dólar: "Una variación del 10% en el tipo de cambio del dólar frente al euro afecta en unos 250 millones de euros", explica Lorenzo. En este sentido, gigantes del sector como BP, Total o Shell no logran que sus acciones se revaloricen más de un 20% en lo que va de año a pesar de que el crudo viva uno de sus mejores ejercicios del último lustro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.