Bolsa, mercados y cotizaciones

Los analistas anticipan un 'verano caliente' para el petróleo y lo ven en 100 dólares en menos de tres años

  • Abren la puerta a que el barril supere los 80 dólares estos próximos meses
  • Hay más viajes en EEUU, Europa 'reabre' ya y la India ha pasado lo peor
  • Tanto el Brent como el Texas han regresado a máximos de más de dos años
Imagen: Dreamstime

Los precios del petróleo podrían regresar a los 80 dólares por barril o incluso superarlos este verano a medida que la demanda se siga recuperando. La reapertura de la economía tras lo peor de la pandemia ya ha hecho que el crudo suba un 40% desde principios de año, pero un aumento de los viajes por carretera así como un incremento del transporte aéreo de pasajeros y el de mercancías podrían presionar aún más alza los precios. Los expertos dan por seguro un verano 'caliente' en los precios y alguno contempla incluso que en tres años el barril vuelva a los 100 dólares, un nivel inédito desde 2014.

"La demanda está aumentando muy rápidamente porque todo el mundo está conduciendo, y tenemos la reapertura de Europa, que realmente está empezando", explica Francisco Blanch, estratega global de materias primas y derivados de Bank of America. "La India parece haber alcanzado un punto de inflexión, en términos de casos de coronavirus, lo que en mi mente podría significar que también se obtiene un retorno de la movilidad", añade.

Los futuros del Brent, el crudo de referencia para Europa, subieron este miércoles un 1,6% hasta los 71,48 dólares el barril, el nivel más alto desde mayo de 2019. A su vez, los futuros para julio del West Texas Intermediate (WTI), el crudo de referencia para EEUU, subieron también un 1,6% hasta cerrar en los 68,83 dólares por barril tras haber alcanzado durante la sesión un máximo de 69,65 dólares, el precio más alto desde octubre de 2018.

Los analistas del sector energético recabados por CNBC coinciden en que al mundo le espera un periodo de precios más elevados, pero no se ponen de acuerdo en cuánto subirán ni por cuánto tiempo. Blanch dijo que el Brent ya ha alcanzado su objetivo de 70 dólares para el trimestre, pero tiene una visión mucho más alcista a largo plazo que otros. "Creemos que en los próximos tres años podríamos volver a ver barriles de 100 dólares, y lo mantenemos", afirma un Blanch que señala en el calendario los años 2022 y 2023.

"Parte de ello es el hecho de que la OPEP tiene todas las cartas en la mano, y el mercado no responde especialmente a los precios por el lado de la oferta y hay mucha demanda reprimida... También tenemos mucha inflación en todas partes. El petróleo ha ido a remolque de la subida de precios en toda la economía", dice el analista de Bank of America.

Los miembros de la OPEP y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, están devolviendo gradualmente el petróleo al mercado. Han acordado el aumento de producción que habían planeado previamente, de 350.000 barriles diarios en junio y otros 450.000 barriles diarios a partir de julio. Arabia Saudí también acordó dar un paso atrás en sus propios recortes de alrededor de un millón de barriles diarios, que se pusieron en marcha a principios de año. La OPEP+ había acordado en abril aumentar la producción en más de 2 millones de barriles diarios para finales de julio.

Al mismo tiempo, la industria estadounidense está produciendo unos 11 millones de barriles diarios, por debajo de los 13 millones anteriores a la pandemia. No obstante, los analistas dicen que no está claro a qué velocidad o si las empresas estadounidenses restaurarán esa producción.

"La sensibilidad de los productores a los cambios de precios ha disminuido debido a la disciplina del capital", desarrolla Blanch antes de revelar presiones sobre las empresas para que sean cautelosas en el uso del capital después del colapso de los precios el año pasado. "Ahora mismo estamos en una posición en la que los precios están subiendo, pero las empresas son reacias a invertir" describe Blanch antes de revelar la clave de estas presiones: "Las firmas están pagando la deuda y aumentando los dividendos". El experto asegura que también existen presiones sobre los consejos de administración de las empresas para que se desprendan de los activos basados en hidrocarburos y trabajen para conseguir un nivel cero de emisiones de carbono para 2050.

El analista de Citigroup Eric Lee sí espera que los perforadores estadounidenses vuelvan a sus niveles anteriores de producción en última instancia, si bien observa un cambio de actitud. "Si los separas, las empresas privadas han respondido rápidamente. Las independientes y las grandes petroleras han sido mucho más cautelosas", asevera.

La OPEP + no ve actualmente una amenaza por parte de EEUU y tiene mucha capacidad de producción de reserva para frenar la subida de los precios y añadir oferta si fuera necesario. Anteriormente, unos precios más altos serían una invitación para que la industria de esquisto estadounidense bombeara más, lo que a su vez podría hacer bajar los precios. "No están viendo que los productores estadounidenses vuelvan con fuerza en este momento y creo que son de la opinión de que estos no volverán con fuerza", vaticina Lee. "En términos de cómo se están comportando ahora, no están tan preocupados por el esquisto en este momento, por lo que están más dispuestos a contener la producción", concluye el experto.

Según John Kilduff, de Again Capital, las previsiones alcistas de la demanda y los precios han apoyado la subida de los precios del crudo esta semana. "Hace tiempo que soy optimista", sostiene el economista, que espera que el Brent alcance pronto los 80 dólares por barril y que el WTI cotice entre 75 y 80 dólares. "Las tendencias de la demanda se han disparado... los verdaderos 'coletazos' imagino que llegarán cuando nos acerquemos al Día del Trabajo (6 de septiembre)", apuntala.

Otros analistas admiten el escenario al que se está llegando, pero tienen más dudas. Es cierto que la producción de petróleo no ha seguido el ritmo de la demanda mientras las economías mundiales se recuperan. Incluso después de que la OPEP+ se comprometiera el martes a devolver el crudo al mercado, el precio del petróleo ha seguido subiendo. "Bienvenidos al mundo post-pandémico", dice con sorna Daniel Yergin, vicepresidente de IHS Markit. Aunque reconoce que "estamos viendo que la demanda está creciendo rápidamente entre el primer y el tercer trimestre en 7 millones de barriles al día", Yergin fija su objetivo para el Brent en una media de 70 dólares por barril este año.

"Puede darse un increíble caso de que el llegue a los 80 dólares, pero habría una reacción a eso. Eso empezaría a afectar a la demanda y también habría una reacción política. Se empezarían a hacer llamadas telefónicas. Joe Biden lleva suficiente tiempo en política como para saber que los precios altos de la gasolina son siempre un problema para quien sea presidente. Eso es cierto incluso en épocas de transición energética", manifiesta Yergin.

El 'regreso' de Irán

Por otro lado está la cuestión de Irán. El crecimiento de la demanda es tan grande que los analistas esperan que el mercado sea capaz de absorber un millón de barriles diarios más de producción iraní en caso de que el país vuelva a cumplir sus compromisos anteriores sobre su programa nuclear, como pretende la administración Biden. Pero no se sabe cuándo podría ocurrir eso. "El retorno de los barriles iraníes no parece ser un tema inminente para el mercado del petróleo, ya que la quinta ronda de negociaciones nucleares en Viena no ha logrado un gran avance diplomático", opina Helima Croft, jefa de estrategia global de materias primas de RBC.

"La forma en que regrese Irán (al mercado) será importante y estamos observando de cerca lo que sucederá con su almacenamiento flotante, que ha estado aumentando", expone Croft. Sin embargo, avisa la analista, "si el petróleo iraní no se restablece de forma estable, esto podría asustar al mercado y hacer bajar los precios temporalmente".

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 7
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

no cabe un tonto mas
A Favor
En Contra

Yo lo veo a 500 DOLARES :), problema que pocos lo van a pagar y si el cambio a las nuevas energías era para finales de siglo , para 2060 el petróleo será historia pasada a mucho tardar.

Puntuación 0
#1
jsus
A Favor
En Contra

Probablemente será realidad el titular, pero si le repites cada cierto tiempo desde hace tiempo hasta no se sabe cuando, algún día será verdad.

Puntuación 2
#2
delgado
A Favor
En Contra

^>

Con el golpe de estado 15/03/2020 a nivel mundial se paralizaron los trabajos de explotación y busca de nuevos yacimientos, y muchas empresas en USA quebraron

En la actualidad en USA el Presunto Pederasta esta poniendo todas las trabas posibles, que son todas, a la reapertura de los yacimientos paralizados y a la búsqueda de otros

Todo ello con el fin de allanar el camino a las energías verdes, que la Genocida Internacional Socialista sea propuesto utilizar como palanca para que por fin la dictadura Comunista a nivel Mundial sean un hecho

Puntuación 4
#3
aa
A Favor
En Contra

No creo que el dolar caiga a cincuenta céntimos de euro.

Puntuación 4
#4
pepe
A Favor
En Contra

Estos analistas son los que invierten en petroleo, ¿verdad?, a quien pretenden engañar cuando por cada millón de eléctricos son 100.000 barriles menos al día que se venden, este año en Europa ya se venderán 1 millón de eléctricos, el año que viene 2, al siguiente 3, es decir que dentro de solo 3 años Europa (no cuento los de EEUU o China), dejará de comprar al día cerca de un millón de barriles diarios.

Cuanto tiempo piensan los petroleros que podrán seguir manteniendo su negocio, cuando el resto de sectores de transporte se pase a lo eléctrico.

Puntuación 1
#5
Pamadide
A Favor
En Contra

JODER LOS GOBIERNOS HAN DESPERTADO A LA BESTIA.

Puntuación 0
#6
Miguel 1984
A Favor
En Contra

Cuanto echo y deberíamos de echar de menos a Donald Trump. La economía mundial se lamenta que solo pudo gobernar 4 años.. ahora a disfrutar lo votado por lo yanquis....

Puntuación 0
#7