Bolsa, mercados y cotizaciones

Crece el temor por la subida de impuestos de Joe Biden

  • Muchos inversores temen ahora los efectos secundarios de los estímulos
Foto: Dreamstime
Madrid

En el mundo siempre sucede algo que le quita el sueño a los inversores. La historia nos demuestra que los mercados son sensibles a multitud de eventos negativos diferentes, que tienen potencial para castigar las rentabilidades de las carteras de los inversores.

En la última década Estados Unidos y China han sido los grandes protagonistas en este sentido, con permiso de la eurozona y la crisis de deuda soberana que la azotó en 2011.

La encuesta a gestores que elabora Bank of America es un termómetro que, entre otras cosas, ha servido en los últimos años para conocer cuáles son las mayores preocupaciones de los inversores en cada momento.

Desde el temor a la ruptura del euro, hasta el miedo a la inflación y a un oleada de fuertes ventas en el mercado de renta fija que aparece en este momento como el gran temor de los inversores, en la última década ha habido 10 grandes peligros para los inversores: subidas de impuestos, crisis geopolíticas, el aterrizaje duro de la economía china, el auge del populismo, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, retirada de los estímulos de los bancos centrales, elecciones presidenciales en Estados Unidos y, como no, la pandemia de coronavirus, han sido los eventos que más han preocupado a los inversores en algún momento desde el año 2011.

El evento más peligroso de la década, por ser en el que más gestores coincidieron en señalarlo como tal fue la crisis de deuda de la eurozona en 2011, con casi un 70% de los encuestados indicándolo como el de más riesgo en aquel momento.

De inflación a subida de impuestos

La principal preocupación de los inversores en este momento, según la encuesta del banco americano, es la posibilidad de que llegue una oleada de inflación y un desplome de la renta fija próximamente. La receta que se ha prescrito para ayudar a la economía global a sortear la crisis del Covid con el menor daño posible ha sido inyecciones de liquidez, ya sea en forma de compras de deuda por parte de los bancos centrales, o en enormes incrementos de deuda pública para poder gastar y apoyar a la economía.

Muchos inversores temen ahora los efectos secundarios de estas políticas: inflación y, como consecuencia, una caída de los precios de los bonos, que en los últimos años han profundizado en sus rentabilidades negativas por las enormes compras de los bancos centrales. Hay que recordar que, un aumento de las rentabilidades de los bonos se traduce en condiciones de financiación menos ventajosas, para los países y para las empresas, y existe el temor de que las ventas de deuda terminen contagiándose a la bolsa.

Este miedo a la inflación, sin embargo, está empezando a perder intensidad, y parece que va a terminar dando paso a un nuevo peligro como el principal temor de los inversores: la subida de impuestos en Estados Unidos. En marzo, un 37% de los encuestados valoraba el riesgo inflacionista como el más peligroso, seguido del miedo a una caída de los bonos por la retirada de estímulos de los bancos centrales.

En abril este último ha pasado a ser el mayor temor, pero la subida de impuestos que planea Biden ha dado un salto y se ha colocado en tercer lugar, con un 15% de los encuestados considerando que es lo más preocupante en este momento. El jueves de la semana pasada se conoció que Joe Biden tiene en mente incrementar el impuesto de las ganancias de capital para los más ricos del país, que podrían llegar hasta el 43,4%, según Bloomberg.

Ahora muchos analistas coinciden con los bancos centrales en descartar que el repunte de la inflación se vaya a mantener en el medio y largo plazo. "Yo también creo que la inflación va a aumentar este año, pero lo más probable es que gran parte de este aumento sea temporal", destaca Darrell Spence, economista de Capital Group.

Al mismo tiempo, otras voces empiezan a avisar del miedo que puede haber a la subida de impuestos de Biden, que, a medio y largo plazo, podría no ser tan negativa como puedan descontar los mercados a corto plazo. "Creo que será una causa de preocupación, sí. A largo plazo no tienen porqué ser malas noticias, pero a corto creo que sí va a ser una causa de mucha preocupación", explica Thomas Friedberger, CEO de Tikehau IM.

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 7
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

memorion
A Favor
En Contra

La verdad os hará libres ,en la anterior crisis Mariano .R ,prometió bajar los impuestos con la cantinela de que así habria más dinero en los bolsillos de los ciudadanos y al gastar más se recudaria más ,que hizo en el primer consejo de ministros con mayoria absoluta (si la teoria del PP que llevaba en el programa se hubiera cumpido los hubiera bajado ),subio el IVA del 18 al 21 actual .el recargo de equivalencia del 4 al 5,20 y retocó el IRPF al alza.,meditarlo con tranquilidad ,que no os equivoquen con cantos de sirena

Puntuación 3
#1
Financiero
A Favor
En Contra

Los que sois de izquierda no os dais cuenta que os toman el pelo?

- Os dicen que van a reducir la desigualdad, mientras llevan una política monetaria que ha creado más multimillonarios que nunca en la historia.

- Se llenan la boca hablando de sanidad pública, mientras los funcionarios y compañía van a la privada, además de que han creado una desigualdad tremenda entre la calidad de los servicios, todo el que se lo puede permitir prefiere la privada.

- Se llenan la boca de educación pública, mientras la convierten es sistemas de adoctrinamiento y la demanda de la educación privada se dispara.

- Se llenan la boca de libertad de expresión, mientras se dedican a tirar piedras a matar a los que opinan diferente y compran a los medios de comunicación con publicidad institucional para que no sean neutrales.

¿¿PERO NO LO VÉIS?? O quizás no lo queréis ver...

Puntuación 36
#2
JuansinMiedo
A Favor
En Contra

Hay buenos "Cojines de Plumas" para que los que están esperando que en E.E.U.U. se graven las ganancias de las plusvalías, al 43%.

Sugiero que a la vez del relleno, por fuera sean de terciopelo, o pana, como mínimo, por aquello de las "llagas" de esperar tanto.

Una cosa es lo que el ANCIANO POPULISTA, y su vicepresidenta, la activista de izquierda Kamala Harris digan, otra bien distinta es la que luego sucede.

Puntuación 21
#3
Rosa
A Favor
En Contra

La Izquierda siempre trae subidas de impuestos, delincuencia y paro.

Disfrutad de lo votado tolais

Puntuación 20
#4
Estos yankis...
A Favor
En Contra

Queréis ser progres pue toma impuestos progres.

Puntuación 7
#5
J
A Favor
En Contra

Lo malo es q cualquier noticia es excusa para q nos afecte, dentro de poco la culpa de nuestra economía la tendrá la reforma laboral de Nigeria o la subida de impuestos de etiopia

Puntuación 4
#6
Carmen
A Favor
En Contra

En la década de los 50 en USA se pagaba mucho más en impuestos. Después los bajaron y las diferencias entre ricos y pobres siguieron aumentando.

El progreso no está en los recortes de impuestos ni en el mercado libre. Está en la investigación, en que la mayoría pueda acceder a la mejor formación y a buenos sueldos. De qué sirve bajar impuestos en sueldos donde ya de por sí apenas se pagan impuestos de lo bajos que son? Si bajas impuestos y crees que recogerás más con los indirectos haces el idiota porque mucha gente lo ahorra. El progreso está en actualizarse, en invertir en futuro, no en acomodarse en lo que funciona hasta que se rompe y ser un negacionista casposín.

Puntuación -9
#7