Bolsa, mercados y cotizaciones

Los coches van a 110 km/h y aún pueden seguir 'pisando el acelerador'

  • Tienen un potencial medio del 6,7% hasta sus precios objetivos
Foto: Dreamstime
Madrid

En bolsa, ni todo lo que sube tiende a bajar, ni todo lo que baja debe rebotar. Sin embargo, esto sí se está dando en el sector de los automóviles, que fue uno de los más castigados durante 2020 a causa de la pandemia de coronavirus. El confinamiento y las restricciones frenaron en seco la producción y, sobre todo, las ventas de estos bienes, que ahora se están recuperando, aunque todavía tardarán un año o dos en recuperar los niveles previos a esta crisis.

Este año, la fotografía es diferente y el sectorial de automóviles y componentes europeo encabeza las subidas en el Viejo Continente. En concreto, este índice que engloba las principales firmas del sector, se anota más de un 25% desde el inicio del curso, muy por encima de bancos y valores turísticos. Dentro del mismo, Porsche y Volkswagen son los grupos que más se han revalorizado mientras que Ferrari es el único cuyo precio ha caído en este periodo.

Scope Ratings: "Prevemos un rebote de la demanda en 2021 estrechamente relacionado con el despliegue de las vacunas"

Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, explica que "ha habido una clara rotación de carteras desde los sectores más beneficiados por el Covid como puede ser el tecnológico o el de la salud hacia otros más cíclicos, como el automovilístico". "En Europa, me gustan las que tienen un componente de lujo, como Daimler o BMW y en Estados Unidos General Motors", añade el experto.

"Para Europa, esperamos una fuerte recuperación de las ventas de vehículos ligeros del 16% en 2021", señalan desde Scope Ratings. "Prevemos un rebote de la demanda en 2021 estrechamente relacionado con el despliegue de las vacunas, suponiendo que no haya segundas oleadas de Covid-19 que puedan llevar a una reactivación de los cierres", concluyen.

Si identificamos el potencial que les queda por recorrer con la velocidad a la que circulan, pese a que han pisado con fuerza el pedal del acelerador, todavía no han alcanzado los 120 kilómetros por hora, el máximo permitido en las vías más rápidas. De hecho, de media, están circulando a una velocidad aproximada de 110 kilómetros por hora, por lo que todavía tienen algo de margen para acelerar en bolsa en los próximos meses. En concreto, las principales automovilísticas del mundo todavía tienen un potencial medio del 6,7% a doce meses, aunque hay fuertes divergencias entre unas y otras.

De las compañías que se pueden adquirir fácilmente por ser europeas o tener ADRs en Europa y Estados Unidos, hay cuatro que incluso se han pasado de la velocidad máxima permitida, que son Mitsubishi, Mazda, BMW y Nissan. En lo que llevamos de 2021, Mitsubishi se ha anotado más de un 40%, Mazda cerca de un 30%, BMW un 20% y Nissan algo menos de un 10%. Esto ha provocado que la primera de ellas esté cotizando a un PER -veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción- de 77 veces, solo superado por Tesla (150 veces). Esta, junto a Mazda, reciben una recomendación de venta por parte del consenso de analistas que recoge FactSet.

Los que pueden acelerar

El siguiente en este carrera sería Ford, con un potencial inferior al 5% y que, por lo tanto, estaría cerca de esos 120 kilómetros por hora de velocidad, tras haberse anotado casi un 40% desde que comenzó 2021. Los expertos esperan que incremente en un 76% el ebitda entre 2020 y 2021.

En línea con la media de la industria, es decir, con recorridos de entre el 5 y el 10%, están Daimler, Subaru, Tesla y Volkswagen, que circulan a 10 kilómetros por hora menos de lo que pueden legalmente. Aquí confluyen, por un lado, Volkswagen, uno de los valores más alcistas del sector este año, con más de un 60% de subida, y Tesla, que por el contrario, ha perdido en torno a un 10% desde el primero de enero después de muchos meses de fuertes ascensos que la han llevado a ser la compañía más grande por capitalización del sector a nivel mundial. Solo las dos alemanas reciben un consejo de compra.

Paradójicamente, dos de las marcas que cuentan con los vehículos más rápidos y punteros de todo el mercado, Porsche y Ferrari, junto con Renault, Stellantis y Toyota, solo van a 105 kilómetros por hora, con potenciales entre el 10 y el 15% para seguir pisando el acelerador los próximos meses. En el caso del cavallino rampante, sus títulos han perdido casi un 10% este año mientras que la alemana, dueña de Volkswagen, avanza más de un 60%.

Por último, General Motors, Honda y Suzuki apenas tienen que circular con la quinta marcha metida en la caja de cambios ya que, con potenciales de entre el 15 y el 20%, son aquellas que tienen un mayor margen para acelerar hasta esos 120 kilómetros por hora. La americana recuperó en noviembre sus niveles previos al Covid y cotiza en zona de máximos históricos.

Tesla y algo más

Aunque Volkswagen bromeó la semana pasada (por el Día de los Inocentes) con cambiarse el nombre a Voltswagen por su decidida apuesta por el motor eléctrico, la que aparece en todas las quinielas para llevarse la inversión que EEUU va a hacer en este modelo de movilidad es Tesla. Así lo creen los expertos de Morgan Stanley. "EEUU va a llevar a cabo una inversión de 174.000 millones de dólares en los próximos años en infraestructuras para el coche eléctrico y Tesla está en una posición de gran ventaja competitiva con respecto a sus rivales. Ahora mismo el riesgo para el inversor en el sector es no tener Tesla en su cartera", concluyen.

La gran mayoría de las automovilísticas recuperarán sus beneficios previos al Covid entre 2022 y 2023, aunque algunas ya lo conseguirán este mismo año. Tras la fuerte caída de su negocio en 2020 y la recuperación que se espera para este año, el ritmo de crecimiento de beneficios seguirá siendo alto. Según el consenso de analistas que recoge FactSet, de media, el ebitda de estos grupos crecerá un 15% entre 2021 y 2022, destacando en este aspecto Mitsubishi y Tesla, cuyas ganancias se impulsarán más de un 40% en este periodo. Por el contrario, Porsche sufrirá un descenso de casi el 20% provocado esencialmente por el menor dividendo de Volkswagen, el cual es su principal fuente de ingresos, ya que la marca principal del 'holding' mejorará su ebitda en un 9%, según estas mismas estimaciones. De cara al siguiente año, 2023, el incremento medio del ebitda de estas empresas será del 12% interanual.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.