Bolsa, mercados y cotizaciones

Marvell pone todas sus esperanzas de crecimiento en el 5G

  • La acción tiene todavía un potencial alcista en bolsa del 11%
  • Su beneficio rozará los 1.000 millones en 2021, un dato histórico
Circuito integrado de Marvell.

El fabricante estadounidense de microprocesadores, que obtiene más de la mitad de sus ingresos de Asia, podría alcanzar un beneficio operativo récord en 2021 si se cumplen las previsiones. Sus acciones están entre las preferidas por los analistas. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

Los circuitos integrados están formados por componentes eléctricos como transistores, resistencias, condensadores e interconexiones metálicas fabricados a escala nanométrica en un chip de silicio. Aunque los chips parecen planos, son estructuras tridimensionales que pueden incluir hasta 30 capas de circuitos complejos.

Y eso es precisamente a lo que se dedica Marvell Technology, valor del fondo Tressis Cartera Eco30, asesorado por este periódico, que el año pasado obtuvo un 42,7% de sus ingresos de China frente al 10,8% que provino de Estados Unidos.

La compañía tiene en la tecnología de quinta generación uno de sus motores de crecimiento: "Debería ver vientos favorables significativos a medida que los clientes clave (Samsung, Nokia y Ericsson/ZTE a través de Avera) despliegan el 5G a nivel mundial a partir de 2021 y lo intensifican en 2022", explicaba Matt Murphy, consejero delegado de Marvell, en un encuentro reciente con analistas.

Con la llegada del famoso Internet de las Cosas, donde todo estará conectado (vehículos, electrodomésticos, máquinas...), el sector de los microchips está en uno de sus mejores momentos. Así lo atestigua el Índice de Semiconductores (SOX) de la Bolsa de Filadelfia, que a mediados de febrero alcanzó un máximo histórico en los 3.238,9 puntos.

De hecho, Marvell se encuentra entre las firmas cotizadas del índice que muestran una recomendación de comprar sus acciones más clara del consenso de analistas que recoge FactSet. Junto a Marvell, el mayor respaldo de los expertos es para Renesas Electronics, Micron, Microchip Technology y Analog Devices.

Sobre los problemas de abastecimiento de chips en los últimos meses, Murphy considera que "la actual situación de escasez de suministros en el sector de los semiproductos es más una limitación que una escasez, y atribuye las restricciones a los bruscos aumentos de la demanda de los clientes y a la consiguiente incapacidad de las cadenas de suministro para seguir el ritmo", según informan desde Deutsche Bank.

El beneficio operativo (ebitda) de Marvell se acercó a los 375 millones de euros el año pasado, pero para 2021 se prevé que alcance los 974 millones de euros, según el consenso de analistas que recoge FactSet. Una cifra que sería histórica, ya que su récord está en los 687 millones de 2010. Si se cumple lo esperado, las ganancias netas para 2022 superan incluso los 1.000 millones.

Fue a principios de este año cuando el precio de las acciones de la compañía estadounidense estableció un máximo histórico en los 54,43 dólares, aunque esta semana cotizaban más abajo en los 49 dólares.

Así, todavía tendría un recorrido potencial en bolsa del 11%, según el consenso de mercado, si bien algunas firmas de inversión ven el precio objetivo de la acción en los 60 dólares, como es el caso de Deutsche Bank, o en los 62 dólares, caso de Susquehanna y Stifel. La fecha clave para ver un repunte en la acción será el 15 de abril, día en que los accionistas decidirán si Marvell cierra la compra de Inphi.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin