Bolsa, mercados y cotizaciones

Temporada de dividendos: Zardoya, BBVA, Inditex y otras fechas de corte a vigilar en abril

  • El próximo martes es el último día para comprar acciones de Otis
  • ...y el día 26 es la fecha tope si se quiere cobrar el pago de BBVA
La 'vela', de BBVA. Foto: Archivo.

Entramos en la temporada alta de dividendos, y abril trae consigo un buen número de pagos españoles que el inversor aún está a tiempo de meter en cartera. El más cercano es el de Zardoya Otis, que el día 9 repartirá 0,07 euros por acción, que en los precios actuales permiten embolsarse un 1,3%. El último día para comprar acciones es el próximo martes, 6 de abril. Consulte aquí el calendario de los próximos dividendos.

Se trata del primer dividendo a cuenta del beneficio de 2021 del grupo, que retribuye 4 veces al año (en abril, julio, octubre y enero). Fue el pasado 23 de marzo cuando el fabricante de ascensores comunicaba a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de valores) que el consejo de administración había acordado fijar la cifra en esos 0,07 euros, cantidad que rebaja en un 12,5% la del mismo pago del año anterior. 

Sin embargo, los cuatro pagos de Otis con cargo al ejercicio de 2021 sumarán, de acuerdo con las estimaciones que recoge Bloomberg, 0,29 euros, cantidad que renta un 5,3% y que mejora en un 6,2% la correspondiente a 2020.

Entre los dividendos ya confirmados se encuentran también el de Miquel y Costas y el de BBVA. El fabricante de papel de fumar repartirá 0,10 euros el 16 de abril (que rentan un 0,65%), y el último día para incorporarla a la cartera es el 12. 

Por su parte, BBVA entregará 0,059 euros el 29 de abril, y el 27 cotizará ya sin derecho a cobrarlos. Este dividendo ofrece  a los accionistas una rentabilidad del 1,3%, porcentaje impulsado por las caídas que ha sufrido el valor en el parqué (se deja cerca de un 7% desde el 19 de marzo).

La entidad suele retribuir dos veces al año, en octubre y en abril, pero tuvo que omitir el pago del pasado octubre, que habría sido el primero con cargo al ejercicio de 2020. Su objetivo, ya con el dividendo correspondiente a 2021, es recuperar su política retributiva previa a la pandemia, es decir, regresar a un payout (porcentaje del beneficio destinado remunerar) de entre el 35 y el 45%. Por otro lado, la entidad anunció a finales de enero (coincidiendo con su presentación de resultados de 2020) que entregará una retribución extraordinaria, a través de una recompra de acciones del 10% del capital, tras la venta de su filial en EEUU, que se cerrará este verano. 

Continuando con los bancos, el 29 de abril es el último día para comprar acciones de Santander si se desea cobrar el dividendo que repartirá la entidad el 4 de mayo, por 0,0275 euros, que ofrecen un 0,95%. Esta entrega, confirmada por el grupo el pasado 26 de marzo pasado, será la única que realice con su beneficio de 2020, debido a las limitaciones que estableció el Banco Central Europeo (BCE). El objetivo de Santander es el de regresar a un payout del 40-50% en el medio plazo.

La fecha tope para meter en cartera los títulos de Inditex es el 28 de abril. El 3 de mayo, el gigante textil repartirá 0,35 euros, que permiten embolsarse un 1,2%. La compañía presidida por Pablo Isla se anota ya aproximadamente un 7,6% en el parqué en lo que llevamos de año.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.