Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo apunta a subidas a corto plazo y a volver a 60 dólares a largo

  • El recorte de la OPEP y la recuperación de la demanda impulsan su precio
Madrid

En los últimos 12 meses, hemos podido ver el petróleo por encima de 60 dólares el barril (Brent), por debajo de 20 dólares y rozando los 70, como ahora. Incluso, en la referencia West Texas, asistimos a un hecho inaudito en el mes de abril, cuando su precio cayó incluso en terreno negativo, cuando los inversores pagaban por deshacerse de los barriles de crudo.

En medio de todo eso, un telón de fondo en forma de pandemia que frenó en seco la demanda de crudo a nivel mundial y que obligó a los países productores a cerrar, aún más, los grifos de producción. Sin embargo, a partir del verano, se fue restaurando progresivamente la demanda de este material, principalmente gracias a China, lo que ha producido una recuperación sostenida de los precios, hasta el momento actual, en el que el barril de referencia en Europa roza los 70 dólares, algo que no había pasado desde mayo de 2019.

"La falta de inversión en exploración y desarrollo de nuevos campos petrolíferos, así como el incremento de la demanda como consecuencia del crecimiento de la economía mundial post-Covid, principalmente en países emergentes como India o el sudeste asiático, puede empujar los precios del crudo al alza", explican desde Cobas Asset Management.

A este entorno de recuperación orgánica, hay que añadir el apoyo adicional de los productores que han recortado la oferta en el mercado. De hecho la semana pasada, el cártel llegó a un nuevo acuerdo para mantener el recorte durante un mes más cuando se esperaba incluso un incremento de la producción. Esto se pudo dar porque Arabia Saudí está llevando a cabo reducciones que superan las establecidas en los pactos del año pasado mientras que Rusia, por contra, podrá elevar su cuota levemente. En total, se mantendrá un recorte de 7,2 millones (hasta 25-26 millones) de barriles diarios con respecto a la producción previa a la pandemia. La OPEP, en todo caso, se volverá a reunir el próximo 7 de abril para discutir los niveles de producción de cara al mes de mayo.

"Es probable que el exceso de almacenamiento de petróleo a nivel mundial siga superando los 100 millones de barriles, pero la decisión de la OPEP acelerará la reducción de los inventarios de petróleo hasta alcanzar el nivel medio de los últimos 5 años", explican desde Vontobel. "Para finales de 2021, es probable que veamos una normalización completa de vuelta a los niveles de demanda de petróleo de 2019 [100 mbpd frente a los 94 mbpd actuales], lo que implica una de las aceleraciones más pronunciadas de la demanda de petróleo jamás registradas en la historia", añaden desde la gestora.

"Si este escenario se cumple, las curvas del petróleo se internarán en una situación aún mayor de backwardation, lo que elevará los precios al contado y reducirá los precios del petróleo a más largo plazo", concluyen desde Vontobel. En este contexto, atendiendo a los pronósticos de la media de los analistas que recoge Bloomberg, podríamos ver un crudo Brent entre los 64 y 65 dólares a finales de este año, y por debajo de los 61 dólares de media en el próximo.

Además, no se esperan nuevas capacidades en el futuro próximo, tal y como explican desde Cobas: "Para poner en marcha un nuevo campo petrolífero se requieren 4 o 5 años y en los últimos no se han producido inversiones, por lo que todo parece indicar que veremos precios altos del petróleo en próximos meses". "Esta es una de las razones por las que el sector puede tener un papel más destacado en el mercado", agregan.

Esta recuperación del petróleo ha llevado la rentabilidad de los fondos temáticos de energía, según la clasificación de Morningstar, al 28,23% de media en el año, con datos a 9 de marzo, con fondos como Schroders ISF Global Energy A1 Acc EUR que logran una revalorización de hasta el 44%.

Estos fondos no solo invierten en compañías petroleras sino también en firmas relacionadas con todo el sector, como la norteamericana Schlumberger, primera posición del vehículo de Schroders, que se dedica a dar todo tipo de servicios, como la adquisición y procesamiento de datos sísmicos, pruebas de perforación y consultoría, o la gestión de software e información.

Total, Chevron, Exxon, ConocoPhilips, Royal Dutch Shell, Suncor Energy, BP o Devon son las firmas que más se repiten en los fondos de esta categoría, en los que algunos productos tienen la cartera muy concentrada en diez valores. Ibercaja contaba con un fondo especializado, el Ibercaja Petroquímico, pero recientemente se ha fusionado con el Utilities para dar lugar al Ibercaja New Energy.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
inversorinquieto
A Favor
En Contra

Si os interesa información como esta, os recomiendo leer más en Benzinga España: https://es.benzinga.com/

Puntuación 0
#1
siempre caro para consumidores
A Favor
En Contra

Siempre cuesta carisimo a los consumidores , tras sumarle impuestos . especulacion y demas ..chorissadas habituales que todos conocemos tan bien

Puntuación 1
#2