Bolsa, mercados y cotizaciones

Solaria necesita captar 2.300 millones para lograr su plan de inversión hasta 2030

  • Hasta 2025 podría levantar 'papel' por 1.400 millones
  • Implicaría recaudar entre los accionistas el mismo importe que su capitalización
Placas solares. Foto: istock.

Solaria tiene por delante un ambicioso plan de crecimiento a 2030, pero para ello necesita financiación. Y es ahí donde el mercado apunta a una o varias ampliaciones de capital para poder acometer sus objetivos a corto -hasta 2025- y a medio plazo para los que necesitaría unos 2.300 millones de euros en un escenario optimista, que son, prácticamente, su capitalización actual. ¿Qué implica esto? Costes a la baja, como prevé la compañía, que los precios del pull de energía no se desplomen por el aumento de la capacidad instalada, y que Solaria logre una elevada financiación, aproximadamente del 70% del total del capex -que es la lograda para este año-. Esta inversión rondaría los 7.600 millones considerando estas variables. No obstante, fuentes de Solaria afirman que "no hay ni ha habido ninguna ampliación de capital prevista".

La firma se ha fijado como meta llegar a los 6.200 megavatios de capacidad instalada en el año 2025 y hasta los 18.000 megavatios cinco años más tarde, pero tan solo ha dado visibilidad para el próximo quinquenio. En un escenario optimista, en el que se parte de un coste por megavatio de 0,35 millones de euros (que es el capex anunciado por Solaria previsto para el primer semestre de este año); de 2021 a 2025 la firma necesitaría levantar capital por unos 1.400 millones de euros. El importe total asciende a unos 1.700 millones de los que se han deducido cerca de 300 millones que se han financiado ya este año. Esta es la cantidad con la que podría lanzar una primera ampliación de capital en los próximos meses, aprovechando el apetito inversor que hay por las energías limpias y teniendo en cuenta que debe utilizar la ventana de oportunidad actual antes de que las filiales de renovables de Repsol y Acciona lleguen al mercado este año.

Pero Solaria necesita más. En total, para acometer su hoja de ruta hasta 2030 debe financiar unos 7.600 millones de euros. Si lograse que los bancos respaldaran un 70% de esta cantidad, al mercado solo debería acudir a buscar unos 2.300 millones de euros. De ahí que no se descarte una segunda ampliación cercana a los 900 o 1.000 millones de euros en los próximos años.

Se trata de un escenario optimista, ya que los analistas reconocen que la previsión de Solaria hace aguas en varios puntos. El primero de ellos es el coste de la capacidad instalada. Solaria estima que su capex por megavatio llegará a ser la mitad que el del resto del sector en 2023: unos 0,26 millones frente a los 0,5 millones de sus comparables, extendiendo el desplome del 20% que se vio en 2020. "Lo normal sería pensar que esta caída se suavizará", reconoce Rafael Bonardell, de Intermoney Valores, que apunta a que el capital necesario para llegar a 2030 cumpliendo objetivos podría rondar los 8.800 millones si se toma como referencia el coste medio del sector, "unos 2.600 a levantar en el mercado".

Otra variable es la financiación bancaria. Según los últimos datos publicados por Solaria, de cara a los proyectos a desarrollar este año -1,12 gigavatios de capacidad instalada-, la compañía habría obtenido financiación para el 73% del coste total, que se estima en cerca de 392 millones -de ellos, 286 millones estarían cubiertos por la banca-. Dependiendo del respaldo de las entidades, la ampliación podría ser superior o inferior.

"Si te crees el pipeline [desarrollo de proyectos a futuro] su crecimiento pasa sin duda por una ampliación de capital", apuntan fuentes de uno de los bancos más relevantes de este país. Esta es otra de las claves: pensar que Solaria va a cumplir con sus objetivos sin demora, después de "haber incumplido los de 2019 y 2020", asegura Luis Padrón, de Renta 4, que abre el foco a una cuarta variable como es la generación de caja. "Por el momento, la caja actual que genera no da para acometer más que un tercio de los proyectos a futuro", sostiene el experto. "El plan tiene poca concreción, no hay licencias, emplazamientos, puntos de conexión ni fechas para añadir nueva capacidad. El plan implica conectar aproximadamente 2.000 MW nuevos anualmente entre 2024 y 2030, algo nunca logrado por Solaria. La capacidad de endeudamiento actual es casi inexistente y prevemos que la compañía necesitará ampliar capital en unos 2.500 millones", apuntan desde Bankinter.

Qué descuenta el mercado

Solaria cayó el martes un 2,6%, pero llegó a desplomarse casi un 11% en una nueva sesión a la baja. Desde sus máximos en enero, en 30,94 euros, cae un 39%; y en el año, un 21%, lo que la convierte en el valor más bajista de todo el Ibex, seguido de Cellnex y Red Eléctrica, que se dejan cerca del 13%. Un desplome que también se extiende al sector de la energía solar, donde Solarpack pierde un 33%, Soltec, un 22%, y Grenergy, un 12%. Sólo se libra de las caídas Audax, que repunta un 0,1%.

Pese a que la compañía aumentó su beneficio y facturación en 2020 a doble dígito, los resultados presentados el pasado 8 de febrero no aportaron luz al consenso sobre su futuro. "Lo que no está claro para nosotros todavía es cómo financiará su crecimiento a futuro", apuntan en Goldman Sachs que introducen en la valoración de la compañía una posible ampliación.

Solaria ha revisado al alza el objetivo de potencia instalada hasta los 1.828 MW en este trimestre, para cumplir con el hito de alcanzar los 3.500 MW en 2023. "La competencia es feroz en la energía solar española: el Plan Nacional prevé 30GW de nueva capacidad solar en los próximos 10 años, con un crecimiento de la demanda de energía del 4% anual. Todavía hay más de 100 GW de proyectos solares que aspiran a obtener una licencia de explotación en 2025 tras un boom especulativo", afirma Berenberg.

Desde la casa alemana creen que Solaria es capaz de cumplir sus objetivos, "pero con varios competidores importantes que también buscan el crecimiento, existe la posibilidad de que la empresa no sea capaz de firmar suficientes PPAs en España". Esto, en su opinión, todavía deja la opción de proyectos internacionales para llenar cualquier hueco, "aunque Solaria tiene menos ventaja competitiva fuera de su mercado doméstico", recuerdan.

El peor consejo del Ibex 

Desde finales de enero Solaria se ha hecho con el dudoso honor de ser la peor recomendación del Ibex, según 'La Liga Ibex de elEconomista (que combina los consejos de Bloomberg y FactSet) así como del sector, donde Grenergy y Solarpack reciben un cartel de compra y Soltec, un mantener. Tras la estratosférica subida que tanto Solaria como sus comparables protagonizaron en 2020, el posicionamiento de algunos cortos y la caída en bolsa han aflorado un potencial del 22%, hasta los 22,35 euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.