Bolsa, mercados y cotizaciones

La plataforma de Robinhood sufre tensiones de liquidez en su momento del gloria

  • La firma recurrió a una línea de crédito de hasta 600 millones de dólares
  • Y abre una nueva ronda de financiación de 1.000 millones entre inversores
  • Ayer suspendió operativas para minimizar las exigencias de capital
Getty.

El broker digital Robinhood recurrió ayer a créditos de emergencia de hasta 600 millones de dólares y ha abierto una ronda de financiación de 1.000 millones, ante las tensiones de liquidez provocada por la ola de compras en bolsa de sus usuarios, en valores como GameStop y AMC. Ayer se vio obligada en suspender cuentas y operativa sobre ciertas acciones para limitar las exigencias de capital, que supone para una firma de bolsa los episodios de volatilidad.

Robinhood ha llegado donde quería, a democratizar Wall Street y que cualquier pequeño inversor pueda operar en bolsa desde el móvil. Pero la locura de estos días en acciones como GameStop o la cadena de cines AMC se está volviendo en su contra. El broker digital ha tenido que acudir de urgencia a líneas de crédito para asegurarse de tener suficiente efectivo para liquidar las operaciones de sus clientes.

Los usuarios de la plataforma se han subido a la ola de los foros de Reddit para entrar en masa en pequeños chicharros (pequeños valores con grandes dosis de volatilidad) de Wall Street, lo que ha provocado que Robinhood se haya enfrentado al reto gestionar el mayor volumen de operaciones de su historia esta semana.

"Como una firma de corretaje, tenemos muchas necesidades financieras", explicó ayer Robinhood en su blog corporativo. "Algunos de estos requisitos fluctúan en función de la volatilidad de los mercados, que son sustanciales en el entorno actual". De esta manera, confirmaban las noticias que han aparecían en Bloomberg, donde se informaban que la firma había obtenido entre 500 millones y 600 millones de créditos de urgencia por parte de Goldman Sachs y JP Morgan.

Por un lado, el broker digital, que cobra comisiones cero a sus clientes, tiene atender a las liquidación de posiciones de sus usuarios en pleno calentón de algunos valores, y por otro, depositar dinero en la cuenta de compensación de la SEC para cubrir posibles pérdidas de sus clientes. En tiempo de alta volatilidad, las exigencias de capital se multiplican y más cuando los usuarios operan de forma apalancada, con opciones.

Para muchos analistas, la decisión de suspender las compras en acciones como GameStop o AMC estaba motivada para intentar reducir las tensiones de liquidez que sufría. Desde su irrupción en el mercado, a Robinhood le persigue un largo historial de problemas operativos. En muchos momentos sus usuarios se han quejado de no poder operar en episodios volátiles del mercado. Ayer, los clientes se indignaron acusando al broker de proteger a los peces de gordos de Wall Street, cuando muchos minoristas estaban ganando muchos dineros con sus apuestas alcistas.

Pero para el The New York Times, simplemente Robinhood necesitaba más liquidez para asegurarse de que no tuviera que aumentar los límites a la negociación de sus clientes. Hasta el punto que el diario informa que ha abierto una nueva ronda de financiación entre sus inversores de 1.000 millones de dólares.

En el último año, cuando Robinhood ha experimentado un crecimiento exponencial gracias a los confinamientos y al parón de muchas competiciones deportivas, ha logrado levantar 1.300 millones de dólares hasta alcanzar una valoración de 12.000 millones de dólares. Entre sus inversores se encuentran firmas de capital riesgo como DST Capital, New Enterprise Associates, Index Ventures y Andreessen Horowitz.

Pero toda su historia no ha sido un camino de rosas. La SEC arrinconó al broker acusaciones formales de fraude a sus usuarios tras varias demandas de clientes. El asunto se resolvió con una multa de 65 de dólares. La plataforma también se enfrenta a otras demandas millonarias por los problemas de conexión que sufrió la aplicación en pleno desplome del mercado. Y ahora se enfrenta a la ira de muchos usuarios que ven la suspensión de cuentas que operaban en GameStop como un movimiento para proteger los intereses de otros inversores.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

iluminado
A Favor
En Contra

mmm no tengo dinero y amplio capital, suena al típico timo piramidal de la banca de toda la vida... no sé rick...

Puntuación 5
#1
Usuario validado en Google+
Christian Feliciano
A Favor
En Contra

Se lo tienen merecido, me da igual que sea una empresa que no le vaya bien o tenga un futuro incierto, pero operar en corto con una empresa, es llevarla a la bancarrota y a sus empleados a la calle, para uno ganar dinero con unas acciones que no son suyas, llegaron hasta tal punto que no había acciones suficientes para que pudieran cerrar las apuestas, por eso le cortaron el grifo a los minoritas y estos han demandado a robinhood.

Puntuación 1
#2