Bolsa, mercados y cotizaciones

Natixis IM: "El comportamiento del sector bancario europeo es muy similar al de Japón y eso es preocupante"

  • "El diagnóstico del estado del sistema financiero europeo es primordial"
Foto: Archivo.

La rentabilidad de la banca en la Eurozona se ha desplomado en los últimos años. Los bajos tipos de interés han diezmado el margen de intermediación financiero, lastrando el beneficio de la banca y poniendo en duda el crecimiento del sector. A esto hay que sumarle la penalización del -0,5% (uno de los tres tipos clave del BCE) que los bancos pagan por el exceso de liquidez que almacenan en el banco central. Todo ello está haciendo que la banca de la zona euro se parezca cada vez más a la de Japón y acerque al euro hacia la temida 'japonización'.

Son muchos los parecidos entre las economías de la Eurozona con el Japón de hace unos años. Aunque aún no se encuentran en la misma fase del camino, la zona euro parece estar recorriendo el mismo sendero con un poco de distancia.

Las similitudes entre la Eurozona y Japón son evidentes, no sólo eso, sino que además cada vez son mayores. Tipos de interés negativos, elevado endeudamiento, menguante rentabilidad de la banca, compras masivas de activos por parte del banco central, y todo ello combinado con un crecimiento del PIB decepcionante, baja inflación y una población cada vez más envejecida y decreciente. La zona euro es una especie de Japón unos años más joven. La cuestión ahora es si la Eurozona solo va a replicar los aspectos negativos de la 'japonización' o si lograra también imitar los positivos.

Iguales pero con matices

Desde Ostrum AM (Natixis IM) encuentran similitudes muy relevantes entre Europa y Japón en el caso del "crecimiento y el envejecimiento de la población, donde son innegables". Los paralelismos son menores en el caso de la deflación y la evolución de las bolsas; una de "las diferencias más importantes" entre ambos bloques estriba en la respuesta de la política monetaria.

"El principal punto es que las dudas permanecen y Europa sigue estando en peligro. Esto también significa que los esfuerzos que ha hecho la Eurozona la han puesto de momento en una trayectoria diferente a la de Japón, pero la batalla está lejos de haber sido ganada", señalan desde Natixis IM. Pero el peligro sigue siendo enorme.

"Una de las principales diferencias entre Japón y la Eurozona es que la crisis japonesa deriva del estallido de una burbuja inmobiliaria de una magnitud inconcebible y sin precedentes. Si bien es cierto que otros países han experimentado el estallido de sus burbujas inmobiliarias, este fenómeno no se ha generalizado en toda la zona del euro".

Existen ciertos matices, pero los problemas de fondo son muy simulares. Un buen ejemplo es la tendencia demográfica que es muy parecida aunque hay que tener en cuenta que la magnitud de la reducción de la población activa es menor en la zona euro que en Japón.

"Sin embargo, el comportamiento de mercado del sector bancario europeo es sorprendentemente parecido al de Japón. Y esto es muy preocupante. Por tanto, el diagnóstico del estado del sistema financiero europeo es primordial para entender la trayectoria futura", asegura el experto de Natixis IM.

"Uno de los principales factores detrás de la depresión de Japón es la salud del sistema financiero, que ha pesado en el crecimiento nipón y ha impedido una recuperación más marcada. El hecho es que el desempeño en Bolsa del sector bancario europeo es sorprendentemente similar al de Japón y eso es muy preocupante. Por lo tanto, insistimos en el que diagnóstico de la salud del sistema financiero europeo es clave para entender la trayectoria futura", explica Stephan Déo, director de estrategia de Ostrum AM.

Esta cuestión es de vital importancia en regiones como Europa donde la salud de los bancos está directamente relacionada con la de la economía. El sistema bancario europeo muy grande y provee tres cuartas partes de la financiación de las empresas y nueve de cada diez euros con los que se financian los hogares. Esta fuerte dependencia de la banca supone que la economía de la Eurozona se estancará si los bancos no logran unos balances sólidos y una rentabilidad financiera competitiva.

Aún hay esperanza

Otra diferencia entre ambas regiones es la rápida intervención del BCE con los primeros signos de 'japonizaicón', frente a la timorata reacción del Banco de Japón (BoJ) en su día. Aunque hoy el BoJ es uno de los más activos y expansivos, el instituto monetario tardó varios años en tomar las medidas más heterodoxas, lo que ha podido ser fatal para la economía.

"Si hay una diferencia importante entre la experiencia japonesa y la de la eurozona, es la velocidad y la escala de la respuesta de la política monetaria. El Banco de Japón ha sido criticado por reaccionar con demasiada timidez y demasiado tarde ante el problema", comentan desde Natixis IM.

"Ya sea por el nivel de los tipos o por el QE, el BCE reaccionó más rápida y agresivamente que el BoJ. ¿Significa esto que el BCE alejará a la economía de la eurozona de la japonización? No podemos tener esa certeza: que el tratamiento dado al paciente sea diferente, no significa necesariamente que el resultado vaya a ser diferente", sentencia Stephan Déo.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Juan
A Favor
En Contra

En cambio Bitcoin en máximos históricos. Algo va muy mal con la economía fiat.

Puntuación 2
#1
WARNING
A Favor
En Contra

Y TAN PREOCUPANTE.....TERMINAREMOS CON UNA MANO DETRAS Y OTRA DELANTE.....

Puntuación 5
#2