Bolsa, mercados y cotizaciones

Valor imprescindible para una cartera: Encompass Health

  • La empresa estadounidense posee hospitales de rehabilitación
Fotografía promocional de Encompass Health.
Madrid

Pescanova, para muchos gestores que buscan valor en la bolsa española, es un estigma por el engaño contable que eran sus cuentas. El estigma sirvió para que, sin dudar un segundo, vendieran con corte quirúrgico toda la posición, en cuanto se conocieron las primeras chapuzas en las cuentas en Gowex, Abengoa o Dia.

Cuando me preguntan sobre alguna compañía en la que ahora hay trampas contables suelo decir que hay que olvidarla en el congelador entre tres y cinco años, y esperar que llegue un nuevo equipo gestor con galones ganados de ética financiera por encima de lo que se presupone.

"A cinco años, entre los valores que forman parte de Tressis Cartera Eco30, es uno de los títulos que presenta menos volatilidad, solo superado por Sanofi, Enel, Deutsche Post, Engie y BAT"

Cuando vimos por primera vez Encompass Health Corporation, la primera alarma que saltó fue la mácula enorme que tiene por el fraude fiscal que cometió a comienzos de 2000. Propiciada además por su fundador, Richard M. Scrushy, que en la década de los noventa había hecho de la empresa de rehabilitación hospitalaria las minas del rey Salomón con la medicina deportiva al vincular a la marca relumbrones como Jack Nicklaus, Michael Jordan o Shaquille O'Neal.

Encompass llegó a tener como presidente del consejo de medicina Deportiva a Bo Jackson, el único atleta profesional en la historia en ser nombrado All-Star tanto en béisbol como en fútbol. El éxito fue tan rotundo que Scrushy en 1997 fue el tercer directivo mejor retribuido en EEUU.

Pero en el oro había mucho oropel y Scrushy fue acusado de agregar costes ilegales a los informes de fisioterapia para presentar mejores cuentas. En marzo de 2003, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) presentó una demanda civil contra Scrushy y su firma. La compañía acordó el pago de una multa de 325 millones de dólares el 30 de diciembre de 2004, pero Scrushy tuvo un juicio penal y acabó entre rejas.

"La elevada deuda de la compañía, más de tres veces de apalancamiento, no creo que sea un problema cuando va a pasar bastante tiempo hasta que Powell recaliente la economía como para subir tipos"

Han pasado más de quince años y la extrema limpieza contable empieza a borrar el pasado. Algo parecido a lo que sucede en Volkswagen tras el dieselgate. Encompass Health es una de esas compañías que aporta estabilidad a la cartera en tiempos de incertidumbre.

A cinco años, entre los valores que forman parte de Tressis Cartera Eco30, es uno de los títulos que presenta menos volatilidad, solo superado por Sanofi, Enel, Deutsche Post, Engie y BAT. Es cierto que este año puede que deje de ganar 100 millones euros, hasta 250 millones de euros, pero el año que viene los recuperará.

En un ejercicio de recuperación de la normalidad, Encompass Health gana 8 de cada 100 dólares que factura y casi 20 si se excluyen la deuda y las amortizaciones. La elevada deuda de la compañía, más de tres veces de apalancamiento, no creo que sea un problema cuando va a pasar bastante tiempo hasta que Powell recaliente la economía como para subir tipos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.