Bolsa, mercados y cotizaciones

Los fondos mixtos todoterreno a los que subir, según su perfil de inversor

Foto: Dreamstime.

El éxito de los fondos mixtos como producto en los últimos años ha sido innegable. Desde que la banca pusiera en marcha la maquinaria para venderlos como alternativa a los depósitos en 2015, una vez que éstos dejaron de ofrecer rentabilidades atractivas, su patrimonio no ha dejado de crecer. El 30% de todo el ahorro en fondos se encuentra en ellos, lo que equivale a unos 70.000 millones de euros. El gran pero de este tipo de productos, que poco tienen que ver con los plazos fijos porque el capital no está garantizado, es la disparidad de rentabilidades que existe entre ellos. La diferencia de elegir un mixto u otro puede llegar a ser de hasta 10 puntos en los más conservadores.

Sin embargo, también es posible encontrar algunos todoterreno, que en los últimos años han sido capaces de adaptarse a todos los entornos de mercado y han demostrado la consistencia de sus resultados con rentabilidades positivas en el largo plazo.

Este año, sin ir más lejos, con desplome de la bolsa incluido, y también de los bonos, en pleno Covid-crash, esta categoría de fondos consigue suscripciones netas por valor de 400 millones de euros cuando el conjunto de la industria acumula reembolsos de 1.000 millones de euros, según los datos adelantados de Inverco, a cierre de julio. Además, algunos de los nuevos fondos que se han registrado este año en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pertenecen a esta categoría.

Logran suscripciones netas a pesar de que sus rentabilidades medias también se encuentran en negativo, en sus diferentes tipos. Existen, por un lado, los llamados mixtos cautos, que son la opción más conservadora que puede encontrar un partícipe dentro de este universo de fondos. El grueso de su cartera (el 65%) está invertido en renta fija, y han atraído más dinero que los que se centran en la renta variable. Sin embargo, pese a su característica de ser más defensivos que el resto, un partícipe pierde, de media, un 3% con ellos este año, según datos de Morningstar hasta el 7 de agosto. Luego están los mixtos moderados, que dedican entre un 35% y un 65% a la renta variable, y los agresivos, donde el porcentaje en bolsa debe superar ese 65%. Los primeros retroceden un 6% de media este año, después de ofrecer retornos del 10% el año pasado, y los segundos, un 10%.

Si se quiere invertir en uno, la elección del producto es clave porque mientras unos están en positivo, otros sufren fuertes pérdidas, de hasta el 60% en el caso de algunos mixtos agresivos. Aunque más que fijarse en el comportamiento de estos productos en el corto plazo, es más importante, en opinión de los expertos, valorar su evolución en el largo plazo. elEconomista ha seleccionado aquellos con rentabilidades positivas anualizadas a 3, 5 y 10 años, entre los que mejor se comportan en 2020, en cada una de las tres categorías citadas anteriormente, según datos de Morningstar. Todos ellos son accesibles al inversor particular.

Mixtos cautos

Entre los mixtos cautos existen casi una decena con el marcador en positivo desde enero, con datos hasta el 7 de agosto, a pesar del revés que la renta fija propició a estos productos en marzo, que llegaron a perder un 7% de media -4 puntos porcentuales más que ahora-. Entonces, una cesta representativa de bonos a nivel global, medida por los índices de Bloomberg y Barclays, llegó a registrar pérdidas del 4% debido a la caída de su precio. La crisis sanitaria derivada del coronavirus, que paralizó a medio mundo, desencadenó la venta indiscriminada de activos, incluida la renta fija. Todo cedía, con la única excepción de la deuda pública americana, que se convirtió en el refugio por excelencia. La presión se aliviaría más tarde, con la entrada en escena de los bancos centrales y sus ayudas en forma de estímulos. Desde entonces, el precio de los bonos ha ido recuperándose, hasta el punto de que la mayoría ofrece retornos positivos en el acumulado de 2020, aunque los más elevados aún proceden de la deuda que emite la primera economía del mundo, que rozan casi el 9%.

Uno de los mixtos cautos que se ha beneficiado de la recuperación de la renta fija pertenece a ODDO BHF AM. Se trata de ODDO BHF Polaris Moderate, que se coloca como el más rentable de este año, con un avance del 1,82% y defiende, además, cinco estrellas Morningstar (la máxima calificación). Pero su punto fuerte no es ese, sino que a 3, 5 y 10 años también ha generado valor para sus partícipes. Su objetivo de inversión estriba en evitar las grandes caídas de las cotizaciones de las acciones y generar rendimientos de la inversión en renta fija, mediante una asignación de activos flexible. Según la última ficha mensual de este fondo, casi un 60% de su cartera se encontraba en bonos, un 25% en renta variable y el resto en efectivo. Dentro de los primeros se centra, sobre todo, en los de grado de inversión, donde se encuentra el 44,53% del patrimonio, seguidos de los seguidos del high yield o bonos con alta probabilidad de impago (6,07%), cuyo precio también se ha ido recuperando en las últimas semanas.

Entre esos mixtos cautos que también resisten en positivo en 2020 es posible encontrar otros dos que cumplen con el requisito de estar en positivo en el largo plazo. Los dos pertenecen a la gestora de Allianz Global Investors. Se trata de Kapital Plus Multi Asset 30 CT, que repunta un 0,8% desde enero, y de Allianz Capital Plus CT, que suma otro 0,76%. Ambos se concentran en el mercado de bonos denominados en euros de buena solvencia (calificación de grado de inversión). Además, puede invertir entre el 20% y el 40% de los activos del fondo en el mercado de renta variable europeo.

A pesar de la tregua que está dando la renta fija, con la rentabilidad de algunos bonos de deuda pública rozando zona de mínimos del año, hay quien ya pone fin a su luna de miel. En una encuesta, Bank of America señala que, si bien a corto plazo "la sed de rendimiento es demasiado poderosa como para provocar una corrección, el posicionamiento alcista hace que los mercados sean vulnerables en el cuarto trimestre al creciente conjunto de riesgos".

Mixtos moderados

En el caso de los mixtos moderados, el número de fondos que resiste en positivo este año se limita a cinco, de más de sesenta productos al alcance de los inversores. Otros, en cambio, llegan a perder casi un 28%. El más rentable de todos pertenece a Bankia (Bankia Fonduxo Universal, que consigue más de un 12% de rentabilidad en lo que va de año), sin embargo no cumple con el requisito de ofrecer retornos positivos anualizados a 3 y 5 años, según datos de Morningstar.

Entre los que sí lo hacen se encuentran Unifond Emprendedor, que suma un 3,8%, y NN (L) Pat Bal Eurp Sust X Cap H ii, que avanza otro 2,52%. Ambos con cuatro estrellas sobre cinco. En el caso del primero, su objetivo es conseguir rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado, con una volatilidad inferior al 10% anual. A cierre del primer semestre estaba invertido mayoritariamente en fondos de terceros y, de manera más residual, en futuros y en liquidez. "Debido al incremento de volatilidad a partir del mes de marzo se aumentó significativamente el peso en liquidez con la finalidad de tener una cartera más protegida y ganar agilidad para poder aprovechar las oportunidades que el mercado pudiera ofrecer", explican en el último informe registrado en la CNMV. "Se continuará apostando por bonos corporativos de alta calidad crediticia así como por bonos de alta rentabilidad los cuales se podrán beneficiar del inmenso programa de compra impulsado por los bancos centrales. En renta variable preferimos EEUU que la Eurozona, y en mercados emergentes, estamos positivos en Asia y más concretamente en China", añadían.

El de NN Investment Partners BV, combina la renta fija denominada en euros con acciones como Nestlé, Unilever, Partners Group Holding, SAP o Informa; que se colocan entre sus primeras posiciones. Además de estar en positivo este año, ofrece una rentabilidad anualizada del 4,22% a diez años.

Mixtos agresivos

A pesar de que el marcador de las bolsas se encuentra en negativo en lo que va de año, después del revés de marzo, también quedan mixtos agresivos en positivo en 2020. En concreto hay uno, y vuelve a ser de ODDO BHF AM. Se llama ODDO BHF Polaris Dynamic DRW-EUR, y obtiene un 6,08% en lo que va de ejercicio. Invierte al menos un 70% de su cartera en acciones, y se centra sobre todo en aquellos valores con una fuerte distribución de dividendos de Europa y EEUU. Esa es la teoría, pero en la práctica el 90% de la cartera se centra en la renta variable, según el último informe disponible, con un sesgo mayor hacia las compañías del Viejo Continente sobre las de la primera economía del mundo. Por sectores, el mayor peso se lo lleva la tecnología, con un 31%; seguido del sector financiero, con un 20%, y el industrial, con un 14%. Su primera posición la ocupa Reply, una empresa italiana, especializada en consultoría, integración de sistemas y servicios digitales. Tras ellas figuran nombres como el de S&P Global, Capgemini, Accenture o Allianz. El fondo también invierte un 1,5% de sus activos en bonos, mientras que el 8,3% lo reserva en liquidez.

El contexto de mercado con el que lidian este tipo de mixtos no es el más idóneo. Mientras Wall Street saca pecho, con índices como el S&P500 caminando en zona de máximos, el Viejo Continente sigue con pérdidas notables en el acumulado del año, a pesar de que en estas dos primeras semanas de agosto consigue ganancias -insuficientes, por otra parte, para superar resistencias y alejar el riesgo de regresar a los mínimos de junio desde el punto de vista técnico, aunque sí que se han acercado a ellas-. La preocupación por los nuevos casos de coronavirus va en aumento, en la medida en la que puedan derivar en otro confinamiento, con el daño que ello implicaría para la salud de una debilitada economía.

El resto de mixtos agresivos se anotan pérdidas que van del 0,5% hasta el 60%, en el peor de los casos. Con una caída del 2,4%, Candriam Sust High C Dis es otro de esos mixtos con resultados consistentes con el paso de los años. Se trata de un fondo de fondos, que invierte en productos socialmente responsables de Candriam, una tendencia que ha salido claramente reforzada durante la crisis del Covid-19. Por zonas geográficas está más expuesto a Estados Unidos que a Europa, pero también tiene posiciones en mercados emergentes o en Reino Unido; mientras que el sector tecnológico es también el que más pesa en la cartera. A pesar de sus números rojos en 2020, a tres años ofrece una rentabilidad anualizada del 3,27%, del 1,9% a cinco años y del 4,7% a diez años.

Otra opción entre los mixtos todoterreno agresivos se encuentra en manos de la gestora de Ibercaja. Ibercaja Gestión Crecimiento reduce sus pérdidas en lo que va de año hasta el entorno del 3%. Como el anterior, se trata de otro fondo de fondos de renta variable internacional con sesgo global, aunque dice de sí mismo que con exposición minoritaria a emergentes. A día de hoy, el 46% de su cartera está en otros fondos de bolsa de la propia gestora -dedica otra porción a la renta variable pero a través de derivados-, mientras que el 35,78% está en fondos de renta fija que no necesariamente pertenecen al grupo. Otro 15% se encuentra en estrategias de retorno absoluto, que por definición pueden adaptarse al contexto de mercado, y el resto en liquidez.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin