Bolsa, mercados y cotizaciones

El oro, de crisis a crisis: supera los 2.000 dólares, otra barrera histórica como en 2008

  • La debilidad del dólar y la política monetaria acomodaticia, catalizadores de 'rally'
  • Se ha movido de la mano del rendimiento real de los bonos durante bastante tiempo
  • Qué hacer hoy si invierte con Ecotrader
El oro repunta casi un 30% en 2020
Madrid

Si hay un activo en el mercado que esté destacando por su comportamiento en lo que llevamos de año, ese es el oro. En un 2020 marcado por la incertidumbre generalizada que provocan las detrayentes medidas adoptadas para frenar la propagación del Covid-19, el metal dorado está a un paso de anotarse su mayor revalorización anual desde 1978 y ya ha batido la psicológica cota de los 2.000 dólares por onza. Su onza repunta en el mercado de materias primas cerca de un 30% desde el comienzo del año, superando con su comportamiento el de otros activos de mayor riesgo, como la renta variable. Y es que, hasta el tecnológico Nasdaq 100, la punta de lanza de la renta variable mundial, suma un avance inferior en el ejercicio al 18%, después de acumular 18 semanas consecutivas cerrando por encima de los mínimos anteriores –cerca de firmar un récord de la burbuja puntocom–.

El notable comportamiento del oro en 2020 recuerda al registrado en 2008, cuando empezaban a evidenciarse los primeros síntomas de la última gran crisis que ha golpeado a la economía mundial. En aquellos momentos el metal, que ha sido considerado como el activo refugio por excelencia, batía su mayor barrera psicológica de las que se había enfrentado hasta entonces, la de los 1.000 dólares por onza. El metal precioso alcanzaba así su récord histórico y volvía a poner de manifiesto el atractivo que ofrece a los inversores cuando los osos empiezan a hacerse fuertes en el mercado de renta variable.

Evolución histórica del oro (en dólares)

También ocurrió en 1988, cuando los inversores llevaron a la onza de esta materia prima a superar por primera vez en su historia los 500 dólares por onza, aún atemorizados por la crisis petrolera de finales de los 80, que acarreó consigo la declaración en quiebra de un número récord de bancos de Estados Unidos durante 1987. Y la situación tampoco fue diferente cuando a partir del año 2000 empezó a deshincharse la burbuja puntocom generada desde un par de años atrás. Un movimiento que vino acompañado de un aumento en el precio de la onza de oro (no proporcional, eso sí) que acabó dejando al metal en disposición de acumular una prolongada tendencia alcista.

Los verdaderos motivos

"El rendimiento del precio del oro demuestra claramente que la crisis del coronavirus sigue siendo el catalizador que mueve al mercado", apuntan desde la entidad suiza Julius Baer. El movimiento del metal dorado hunde sus raíces en un dólar que no levanta cabeza frente a sus principales cruces y, sobre todo, en unos tipos de interés en negativo gracias a las consensuadas políticas acomodaticias de los bancos centrales del planeta (no solo de la Fed), lo que favorece a su vez un descenso en el rendimiento real de los bonos. Así lo entienden desde la firma helvética, desde donde destacan que "el oro se ha movido al mismo paso que los rendimientos reales de los bonos durante bastante tiempo, lo que refleja las preocupaciones por el crecimiento o la aversión al riesgo en los mercados financieros".

"Creemos que estamos atravesando una época de cambios importantes en la política macroeconómica mundial hacia una aceptación mucho mayor de las consecuencias inflacionarias. Es probable que el resultado sea unos tipos de interés reales aún más negativos y una mayor devaluación de las divisas", aseguran James Luke, co-gestor del fondo Schroder ISF Global Gold y Mark Lacey, responsable de materias primas y gestor de Schroder ISF Global Energy Transition quienes sí apuntan a una mayor revalorización del oro. Y en la misma línea se posiciona Bert Flossbach, cofundador de Flossbach von Storch, quien indica que el buen comportamiento del oro en épocas de depresión económica "es una de las consecuencias de la crisis". Añaden que "los tipos de interés permanentemente bajos y la inundación de liquidez que han promovido desde los bancos centrales, ha devuelto protagonismo a la inflación".

Ante este contexto macroeconómico, el dólar estadounidense ha reaccionado con descensos que hacen de la divisa yankee una de las más bajistas de las grandes monedas internacionales en 2020. De hecho, el Dólar Index, el índice que mide la evolución de la divisa norteamericana frente a sus cruces más negociados, se deja en lo que ha transcurrido de ejercicio más de un 4%, potenciando aún más a la materia prima –cuyo precio cotiza en dólares–, que gana así más atractivo para los inversores residentes fuera de EEUU.

Conoce tu perfil inversor:

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Luis
A Favor
En Contra

Si tenemos en cuenta la inflación, el record se produjo en 1.980; ya que el precio alcanzado entonces equivaldría a 2.820€ por onza. Aún estamos lejos.

Puntuación 2
#1
¿¿??
A Favor
En Contra

A MI LO QUE ME SORPRENDE ES QUE NO SE HABLE DE LA PLATA QUE TIENE YA UNA REVALORIZACION ANUAL SUPERIOR A LA DEL ORO.

Puntuación 7
#2
publirreportajes Bartolo
A Favor
En Contra

Yo creo que es mucha mejor inversion la plata en estos momento, estas noticias huelen a publirreportajes.

Puntuación 5
#3
Bernard Mathews
A Favor
En Contra

La plata mucho mejor desde marzo, ha doblado el precio, y mi minera favorita x4 desde marzo. Impact Silver https://es.finance.yahoo.com/quote/ISVLF?ltr=1

En cuanto empiece la inflación en Usa y la plata pase de los máximos de 2011 en 50$...la minera se va a la luna, puede multiplicar por 10 o más su valor. Saludos y suerte

Puntuación 5
#4