Bolsa, mercados y cotizaciones

La CNMV confirma que solo ve estrés en un 3% de fondos de 'deuda basura'

  • Estos productos representan solo el 1,5% del patrimonio de la categoría
  • El supervisor ha elaborado un estudio más ambicioso que el de ESMA de 2019
La CNMV elabora un estudio sobre la liquidez de los fondos de inversión.

La liquidez de los fondos de inversión y la capacidad de estos para afrontar reembolsos masivos por parte de los partícipes se ha vigilado con lupa en los últimos meses. Era uno de los grandes peligros de esta crisis. Pero las salidas de dinero se han estabilizado y el supervisor español acaba de publicar un estudio en el que asegura que los fondos españoles "responden de manera resiliente a los shocks de reembolsos con la excepción de unos pocos fondos que poseen importantes porcentajes de activos ilíquidos como, por ejemplo, bonos corporativos de alto rendimiento o high yield".

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) solo encuentra problemas de estrés en el 3% de los fondos que invierten en la también conocida como deuda basura. Y estos productos únicamente representan el 1,5% de todo el patrimonio de esta categoría. Así se desprende de un estudio elaborado por Javier Ojea, miembro del Departamento de Estudios y estadísticas de la Dirección General de Política Estratégica y Asuntos Internacionales de la CNMV.

Pero no es la primera vez que el supervisor defiende que los fondos españoles están bien preparados para afrontar situaciones adversas. El propio Sebastián Albella, presidente de la CNMV, lo ha recalcado en numerosas ocasiones. Mientras otras voces como la de Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, alertaban de los peligros de tener cantidades "considerables" de activos ilíquidos en las carteras de algunos fondos de la UE ante la búsqueda de rentabilidad provocada por los bajos tipos.

Un estudio más profundo

Este trabajo estadístico analiza a los fondos comparando los activos de liquidez mantenida y los reembolsos afrontados por cada categoría de productos. Trata de generar "escenarios de reembolsos severos pero verosímiles para los fondos de inversión". El supervisor español asegura que supone un avance con respecto al enfoque empleado por ESMA en 2019 para medir el estrés de los fondos. "Este análisis más amplio permite identificar fondos vulnerables que, en caso contrario, podrían pasarse por alto", explica Ojea.

Para el estudio, se crea una base de datos de fondos de inversión única combinando información de los estados reservados de los fondos con información sobre la calidad crediticia de sus activos. El experto detalla, por ejemplo, que se realiza un índice de liquidez en base a datos de Bloomberg y Thomson-Reuters para identificar el país, el sector y el rating de cada posición mantenida por el fondo, y que es más flexible que la metodología que emplea ESMA. Hace referencia, además, a un artículo que recoge que "los fondos de inversión informan sistemáticamente de un nivel superior de calidad crediticia de su cartera de la que realmente poseen".

En el informe se puntualiza que se ha excluido a los fondos garantizados ya que tienen grandes costes por la retirada de la inversión salvo en las ventanas previstas, así como los de gestión pasiva. Tampoco se incluyen aquellos que pagan dividendos ni los fondos de fondos y los side pockets, por no ser "representativos del sector de fondos de inversión españoles". Los fondos con una serie temporal inferior a los 6 meses o con un patrimonio inferior al medio millón de euros también quedan fuera.

Hay que recordar que en el pasado mes de junio los fondos registraron flujos positivos por importe de 571 millones de euros, con lo que en el año los reembolsos netos ya se reducen a 1.721 millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin