Bolsa, mercados y cotizaciones

Volatilidad extrema en las acciones de Wirecard: dimite el consejero delegado ante el fraude contable "de proporciones considerables"

  • La 'fintech' alemana anunció ayer un 'agujero' de 1.900 millones en sus cuentas
  • La compañía ha sido acusada en varias ocasiones de irregularidades contables
Markus Braun, exconsejero delegado de Wirecard, en una imagen de archivo. Fotografía: (Reuters).

La compañía alemana de pagos Wirecard vivió un auténtica montaña rusa en bolsa este viernes. Sus acciones, cotizadas en el índice Dax 30 germano, se han llegado a disparar hasta el 163% tras la dimisión de su consejero delegado, Markus Braun. Previamente los títulos se hundían más del 40%. Finalmente cerraron la sesión con una caída del 35,29%. Ayer ya se desplomaron un 61,8% después de que la empresa anunciara la suspensión de forma temporal, hasta el 30 de junio, de su director operaciones, Jan Marsalek y un 'agujero' en sus cuentas por 1.900 millones de euros.

En un escueto comunicado publicado a las 12:48 horas (en la España peninsular), la fintech alemana ha anunciado "la dimisión con efectos inmediatos" de Markus Braun, su hasta ahora consejero delegado.

"De mutuo acuerdo con el Consejo de Supervisión de Wirecard AG, el Dr. Markus Braun ha dimitido hoy con efecto inmediato como miembro del Consejo de Administración", reza el comunicado.

En él Wirecard también traslada que, como consecuencia de la salida de Braun, James Freis pasará a ser el consejero delegado interino.

Ayer mismo la compañía adelantó el fichaje de Freis, que pasaba a ocupar un cargo de nueva creación en el consejo de administración como director de compliance, cuando en un principio estaba previsto que empezara a trabajar en dicho puesto el 1 de julio.

Un 'agujero' de 1.900 millones

El fichaje 'anticipado' de Freis, ya consejero delegado de la compañía, se produjo en el mismo día (ayer) que Wirecard anunció el cese de su director de operaciones, Jan Marsalek, pero sin dar explicaciones al respecto en el comunicado.

Sin embargo, el cese de Marsalek tuvo lugar tan solo horas después de que la fintech informara al mercado de que un un desajuste en sus cuentas de 1.900 millones de euros, motivo por el cual decidió retrasar la publicación de sus resultados de 2019 una vez más.

Este mismo viernes, la compañía ha emitido un videocomunicado en el que Braun (antes de su dimisión) aseguraba que "no puede descartarse que Wirecard se haya convertido en parte perjudicada en un caso de fraude de proporciones considerables".

Ayer la empresa de pagos ya explicó que su auditora, EY, no ha encontrado "suficientes pruebas" de que los balances de efectivo en las cuentas fiduciarias de la empresa contaran con 1.900 millones de euros, que representan cerca del 25% del balance total de la compañía.

"Hay señales de que se ha proporcionado información falsa al auditor por parte del fiduciario sobre sus cuentas bancarias con el objetivo de engañar y crear la percepción errónea de la existencia de dicho saldo de efectivo o la propiedad de las cuentas en beneficio de las empresas del grupo Wirecard", indicó la empresa.

En consecuencia, la compañía alemana no pudo completar la auditoría de sus cuentas anuales ni publicarlas, por lo que confirmará más adelante una nueva fecha para ello. Anteriormente ya había aplazado en varias ocasiones la fecha para la publicación de sus resultados. Inicialmente la fijó el 8 de abril, pero la retrasó en un primer momento al 30 de abril, a la espera de que KPMG completase una investigación independiente sobre las prácticas contables de la empresa.

Luego la trasladó nuevamente hasta el 4 de junio tras publicar la auditora su informe el pasado 28 de abril, para retrasarla otra vez al 18 de junio.

Con todo, Wirecard ha alertado de que si las cuentas no están publicadas este 19 de junio, ciertos préstamos por valor de 2.000 millones de euros se podrán rescindir.

Sacudidas en bolsa

Los inversores castigan claramente todas estas noticias de la fintech alemana, cuyos títulos se hunden este viernes más del 30% y encabezan otra vez las ventas en el Dax 30 de la bolsa de Frankfurt.

Ayer ya sufrieron un desplome del 61,8%, hasta los 39,9 euros, al conocerse el 'agujero' de 1.900 millones de euros. El miércoles (antes de la polémica contable) acabaron en los 104, euros euros.

Este viernes cotizan igualmente con fuertes caídas. A primera hora han llegado a ser superiores al 40%, tocando un mínimo intradía en los 19,46 euros.

No obstante, la dimisión repentina de Markus Braun este mediodía ha provocado un enorme repunte vertical momentáneo: los títulos de Wirecard se han llegado a disparar un 163,4%, hasta un máximo de 105,1 euros, para poco después virar otra vez bruscamente a la baja.

No es la primera vez que Wirecard se ve envuelta en polémicas de contabilidad. En octubre del año pasado, Financial Times publicó que la compañía de pagos infló sus cifras relativas a 2018 de facturación y beneficio de filiales en Dubai e Irlanda para confundir a la auditora. La fintech negó entonces las acusaciones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin