Bolsa, mercados y cotizaciones

En la 'trece' vuelve el pánico... pero ya es réplica del terremoto

  • No debería sorprender que el presidente de la Fed sea pesimista con el empleo
Foto: Pixabay.
Madrid

Carta al inversor que se aleja del pánico (decimotercera semana de confinamiento, Fase 2, que es la fase 3):

Ha tenido que ser en la semana número trece en la que nos llevemos la bofetada de la realidad y corregir los excesos que nos habían llevado a poner en positivo la bolsa estadounidense y que la europea perdiese un solo dígito en el año.

Después de lo vivido no debería sorprender que el presidente de la Fed, Jerome Powell, afirme que el mercado laboral tardará años en recuperarse. Tampoco se recuperarán con intensidad el consumo, los beneficios empresariales, la normalidad... hasta la vida que vivíamos.

La ventaja que tenemos ahora es que sabemos las consecuencias en bolsa del terremoto de magnitud máxima entre febrero y marzo. En aquel momento desconocíamos a lo que nos enfrentábamos y había que testar el peor de los escenarios posibles.

"La diferencia con el terremoto de magnitud máxima es que para las réplicas ya tenemos un mapa de lo que puede suceder mientras se acoplan las placas tectónicas"

Recuerdo que la imagen que decidimos para abrir el Ecobolsa de la primera semana de confinamiento era la ciudad de Dresde destruida tras el bombardeo de la Segunda Guerra Mundial y la misma foto años después con el titular: El mercado está arrasado pero se reconstruirá.

Aquella semana comencé esta serie de cartas desde el confinamiento al inversor en pánico con una idea clara: aguante aunque el mercado caiga más. El viernes de aquella semana el Ibex cerraba en 6.230 puntos y hoy está en 7.292.

No sé, como no lo sabe nadie, qué es lo que va a pasar en los próximos meses con la bolsa. La diferencia con el terremoto de magnitud máxima es que para las réplicas ya tenemos un mapa de lo que puede suceder mientras se acoplan las placas tectónicas.

Tenemos un suelo y un techo. Por abajo, ni siquiera los mínimos de marzo para la bolsa europea son la referencia, más bien son los de mayo de no volver todos a confinarnos después del verano. Por arriba, la referencia son los máximos que vivimos la semana pasada.

"En marzo, habíamos perdido en cartera dos o tres años de inversión, pensábamos que recuperar el nivel previo de nuestras carteras al Covid nos iba costar esperar a 2022"

La parte alta del mercado puede ser el optimismo extremo a corto plazo sobre la recuperación económica y la apertura de economías. Pero todavía compramos barato si pensamos que regresaremos a la normalidad, seguimos pensando que la sociedad se levanta todos los días para aprender algo nuevo y dejamos de sentirnos sin rumbo, como desconocidos, como una piedra rodando -rolling stone- (Bob Dylan).

En marzo, habíamos perdido en cartera dos o tres años de inversión, pensábamos que recuperar el nivel previo de nuestras carteras al Covid nos iba costar esperar a 2022.

Sigo pensando lo mismo. Este es el plan de ruta para nuestro Tressis Cartera Eco30, al que incorporamos en cartera Murata, Encompass Health, Samsung y Total por Asthead, Heidelberger, Santander y OMV. Solo cumplir el objetivo supondría una rentabilidad superior al 30%.

P.D: El próximo 15 de marzo celebraremos que sobrevivimos al idus del Covid-19.

*Joaquín Gómez es director de Mercados y Productos de Inversión en 'elEconomista'.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin