Bolsa, mercados y cotizaciones

Las firmas cíclicas aventajan en 12 puntos a las defensivas en un mes antes del 'frenazo'

  • Los sectores más rezagados en el año han sido los que más suben
  • Los analistas creen que la tendencia puede continuar si siguen los buenos datos
Foto: Getty.

Tras el violento rebote que han protagonizado las bolsas en las últimas semanas -que ha llevado al S&P a llegar a ponerse en positivo en el año y a Europa a quedarse cerca de rebajar del 10% las pérdidas en el año-, el martes las bolsas pisaron el freno con una corrección del 1,2% en Europa. Este frenazo puso fin a una tendencia en la que los sectores más cíclicos han sido los grandes protagonistas.

Tras quedarse rezagados en los primeros meses del año, entre el 5 de mayo y el 5 de junio las firmas más apalancadas al ciclo económico aventajaron en 12 puntos a las defensivas en el Viejo  Continente, según datos de UBS. 

"El rally de las bolsas se ha ampliado con los sectores más rezagados como banca o energía liderando las ganancias. Mientras, los que mejor lo hacen en el año, como farmacéuticas, bienes del hogar y personales se han quedado rezagados. Las fuertes ganancias podrían sugerir una rotación hacia el value, pero viendo el comportamiento de los semiconductores, bienes de lujo y el software [también han subido] quizás la supuesta rotación simplemente es una recuperación del terreno perdido", indican en el banco.

Las cíclicas han tirado de la bolsa durante este 'rally'

Precisamente, esa es la gran duda de los analistas -especialmente tras la fuerte corrección vivida el martes por las firmas más apalancadas al ciclo-, si se trata de un movimiento sostenido o si simplemente será un movimiento táctico por el fuerte castigo experimentado anteriormente. Durante las últimas 3 semanas la bolsa europea ha batido consistentemente a la norteamericana, algo que no se veía desde hace tiempo y que se explica por la composición sectorial de los índices. 

"Aunque en las primeras fases la recuperación estuvo dominada por la tecnología y la salud, que han atravesado la recesión bastante bien, más recientemente las firmas más cíclicas han comenzado a recuperar terreno", señalan en Raiffeisen Research. De este modo, bancos, automovilísticas, recursos básicos, turismo y ocio y los bienes industriales experimentaban al cierre del pasado viernes subidas por encima del 20% en dos semanas. 

"Cuanta más confianza tengan los inversores en la mejora de la actividad a medida que la economía se abre de nuevo (sobrecalentada por unas políticas expansivas fiscales y monetarias) más se entiende que los sectores cíclicos -que tendrán pérdidas masivas en precio y beneficios en la recesión- serán capaces de seguir ganando", concluyen en la entidad austriaca, donde apuestan por que "esta tendencia continúe en la próxima parte de la recuperación". 

El gran tema de debate de los inversores durante los últimos meses ha sido la forma de la recuperación. Uno de los indicadores más vigilados son los PMI, que parecen haber dejado atrás su suelo; y algunos analistas creen que los últimos datos apuntan a mayores subidas. Según los cálculos de Bank of America Merrill Lynch, con un Stoxx 600 en 365 puntos -está un 1% por encima de este nivel- se descontaría un ascenso en el PMI de junio a 46 y ellos esperan que la recuperación vaya más allá. "Dado que este indicador mide el cambio en la actividad económica de mes a mes, un repunte en la misma continuado llevará el dato sensiblemente por encima de 50 en los próximos meses. Esperamos que ascienda a 54 en agosto y a 58 en septiembre, en línea con los niveles alcanzados en otras recuperaciones", indican. 

Según los cálculos de Bank of America Merrill Lynch, con un Stoxx 600 en 365 puntos -está un 1% por encima de este nivel- se descontaría un ascenso en el PMI de junio a 46

Así las cosas, en el banco norteamericano apuestan porque la tendencia continúe. "Unos PMI al alza, una rentabilidad del bono americano también más alta (apoyado por la mejoría en el momentum de crecimiento mundial) y más potencial del dólar a la baja (a medida que la incertidumbre cae desde máximos) son consistentes con un potencial del 10% para las firmas cíclicas frente a las defensivas de aquí al inicio del cuarto trimestre", argumentan. En esta misma línea, en Julius Baer también ven motivos para ser optimistas con este movimiento. "Continuamos siendo alcistas en los sectores cíclicos frente a los defensivos debido a las perspectivas de fuerte crecimiento de beneficio a medio plazo y unas valoraciones aún muy atractivas en términos relativos. El momentum económico y las revisiones de beneficio probablemente mejoren a corto plazo y nuestros economistas esperan que la rentabilidad de la deuda suba, lo que normalmente es un apoyo muy fuerte para estas industrias", indican. 

Uno de los grandes problemas que están encontrando los analistas durante esta crisis es la escasa visibilidad sobre los resultados de las compañías, lo que hace difícil estimar en qué puntos están las valoraciones. Según datos de Barcalys, las firmas cíclicas cotizan con una prima del 20% frente a las defensivas en Europa en relación a sus beneficios futuros, pero en términos de precio sobre valor en libros se ofrece un descuento del entorno del 20%. "Las valoraciones relativas son elevadas en términos históricos, pero esta medida es demasiado severa con las cíclicas dada la contracción de beneficios. Pero incluso en términos ajustados, en términos generales estas firmas no parecen demasiado baratas", señalan en Morgan Stanley.

¿Puede superar al fin Europa a EEUU?

Por 3 semanas consecutivas el Stoxx 600 ha logrado batir el comportamiento del S&P 500, beneficiado por el mayor peso de las industrias cíclicas en su composición. Durante todo el ciclo alcista Europa quedó rezagada frente a EEUU, pero si se confirmase un cambio de tendencia a favor de las cíclicas por fin podría empezar a batir a EEUU. "La falta de tecnología y la sobreexposición al 'value' explican la aversión de los inversores a la región. Y aunque las perspectivas a largo plazo siguen siendo complicadas, un posicionamiento deprimido, una valoración barata, una mejora en actividad global, la espernaza de una integración fiscal y un dólar más débil podrían ayudar a que el dinero vuelva", indican en Barclays.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin