Bolsa, mercados y cotizaciones

El Tesoro capta 7.595 millones en su mayor subasta de letras desde 2010 y vuelve a cobrar a 12 meses

  • Realizará otra emisión el jueves en la que ofrecerá deuda de largo plazo

El Tesoro Público ha adjudicado 7.595,32 millones de euros en letras a 6 y 12 meses, de nuevo por encima del rango medio previsto de 6.500 millones y con unas mejores condiciones de financiación, al profundizar en los tipos negativos en letras a 6 meses y volver a cobrar por las letras a 12 meses.

Además de adjudicar por encima del rango máximo previsto, la demanda conjunta de las dos referencias ha superado los 19.939 millones de euros, lo que supone 2,6 veces por encima de lo finalmente adjudicado en los mercados, por lo que los inversores siguen confiando en los títulos de deuda pública española.

De hecho, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha destacado que se trata de la subasta de letras más grande desde el 21 de septiembre de 2010.

En concreto, las letras se han adjudicado a tipos negativos, ya que con el papel a 6 meses, con el que ha captado 930 millones de euros y ha generado una demanda de 5.200 millones, se ha registrado un tipo de interés del -0,280%, más negativo que el -0,010% de la subasta de referencia del pasado 14 de abril.

Además, ha vuelto a cobrar por las letras a 12 meses, al registrar un tipo de interés del -0,080%, frente al del 0,160% de mediados de abril, cuando llegó a pagar por este papel. Con estas letras a colocado 6.665 millones tras suscitar una demanda de 14.739 millones.

La emisión de este martes ha sido la primera después de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciase un nuevo paquete de medidas para paliar el impacto económico del COVID-19, como una mejora de las condiciones de liquidez del sector bancario y la posibilidad de incrementar su programa de compra de deuda.

Acelerando las emisiones

También ha sido la primera emisión después de la actualización del Programa de Estabilidad, remitido por el Gobierno a Bruselas el pasado jueves, en el que augura una caída de la economía del 9,2% y un aumento del déficit público hasta el 10,3%, así como de la ratio de deuda pública sobre producto interior bruto (PIB) hasta el 115,5% del PIB y la primera desde el inicio del Plan para la transición hacia la "nueva normalidad".

El organismo dependiente del Ministerio que encabeza Nadia Calviño está acelerando la emisión prevista para 2020 con la finalidad de llegar al verano con un grado "muy alto" de cumplimiento del programa actual para hacer frente al impacto de la crisis del COVID-19.

Próxima subasta

El Tesoro realizará otra emisión el jueves en la que ofrecerá a los inversores bonos del Estado a 3 años, con cupón del 0%; bonos a 5 años, con cupón del 0%, obligaciones a 7 años, con cupón del 0,80%; obligaciones a 15 años indexadas a la inflación de la zona euro, con cupón del 0,70% y obligaciones a 30 años, con cupón del 1%.

Para determinar la evolución del coste de financiación, la referencia en los bonos a 3 años es el tipo de interés marginal del 0,282% de la subasta celebrada el pasado 16 de abril y en los bonos a 5 años es el tipo del 0,419% de la emisión realizada en la misma fecha.

El objetivo de emisión en este caso es entre un mínimo de 5.500 millones de euros y un máximo de 6.500 millones de euros.

En el caso de las obligaciones, las obligaciones a 7 años con vencimiento el 30 de julio de 2020 son de nueva referencia, mientras que en el papel a 15 años indexado a la inflación la referencia es el tipo del -0,605% de la subasta celebrada el pasado de 5 de marzo y en las obligaciones a 30 años el marginal del 1,583% registrado el pasado 2 de abril.

Las otras dos emisiones previstas por el Tesoro para el mes de mayo se celebrarán el martes día 12, de letras a 3 y 9 meses, y el jueves día 21, de obligaciones.

Más de 55.500 millones emitidos

El Tesoro Público ha acelerado en las últimas semanas sus emisiones con motivo del COVID-19 y ha emitido deuda por 55.551,5 millones de euros desde la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo.

La estrategia de financiación para 2020 anunciada a principios de año, antes de la crisis del COVID-19, contempla una emisión neta de deuda pública de 32.500 millones de euros, lo que supone un 7,1% menos respecto a la estrategia del año pasado, pero un 62,8% más respecto a los 19.960 millones finalmente emitidos a cierre de 2019.

Asimismo, prevé una emisión bruta de deuda pública de 196.504 millones para este año, un 6,2% menos que la estrategia de 2019 y prevé obtener toda la financiación neta a través de la emisión de instrumentos a medio y largo plazo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin