Bolsa, mercados y cotizaciones

La valoración de Europa está un 8% más barata de media y EEUU, en línea

  • El EV/ebitda del Stoxx600 es de 7,3 veces frente a la media histórica de 8,1 veces
Wall Street ha borrado prácticamente la prima de los últimos 20 años

Tras tres semanas de pánico bursátil, los desplomes en los parqués superan el 20% desde los máximos del año. Estos descensos están poniendo a prueba la salud de las grandes cotizadas en un escenario en el que el mercado ya descuenta una recesión por el coronavirus que amenaza con borrar hasta casi medio punto del crecimiento mundial en 2020, pero también ha contribuido a normalizar las valoraciones de los principales indicadores bursátiles.

Así, la ratio EV/ebitda –el valor de la empresa, incluyendo la deuda, frente al beneficio bruto (ebitda)– se ha reducido desde los máximos que alcanzaron las bolsas el 19 de febrero casi tres veces más en la bolsa americana (un 27%) que en el Viejo Continente (un 10%).Este recorte en las valoraciones puede no decir demasiado en el corto plazo, teniendo en cuenta los niveles a los que cotizaban los índices hace menos de un mes y las caídas que se han producido después –y que aún no han encontrado suelo– pero, llevado a la media de las últimas dos décadas, los datos ayudan a poner la situación en contexto.

Según los datos que recoge FactSet, el índice europeo Stoxx 600 se compra actualmente a una ratio EV/ebitda de 7,5 veces, frente a las 8,1 veces a las que lo ha hecho, de media, en los últimos 20 años, lo que arroja un descuento del 8%.

Por su parte, el S&P 500 americano cotiza prácticamente en línea –un 1,1% por encima– respecto a cómo ha venido haciéndolo de media desde el año 2000. Del análisis se ha excluido a sectores donde este indicador puede producir una distorsión por la naturaleza de su negocio, como es el caso de bancos, aseguradoras y socimis.

Normalización de múltiplos

De esta forma, la rebaja actual que ofrece la bolsa europea respecto a la americana por valoración EV/ebitda se sitúa en torno a un 28%, 2 puntos menos que el descuento que arrojaba hace apenas tres meses.

Este diferencial entre ambos mercados en los últimos 20 años tiene mucho que ver con la distorsión que provoca la tecnología al otro lado del charco –el Nasdaq 100 es el índice que mejor está encajando el golpe y retrocede, sólo, alrededor de un 14% desde máximos – y por el elemento desequilibrante de una banca europea que cotiza en mínimos históricos.

DJE KAPITAL:"Es probable que los títulos sólidos de Europa tengan una buena relación riesgo/recompensa y no se vean afectadas por el posible riesgo del dólar"

Ahora bien, ¿resulta atractivo este descuento en el contexto actual? Para Jens Ehrhardt, CEO de DJE Kapital A, "mientras que la epidemia del coronavirus en Asia –especialmente en China– parece haber llegado al punto más elevado, en EEUU apenas está iniciándose, por lo que sus acciones de crecimiento están especialmente caras y sin un dividendo, en las que los gestores de fondos internacionales ya están sobreinvertidos, y pueden seguir sufriendo". Por ello, "es probable que los títulos sólidos de Europa tengan una buena relación riesgo/recompensa y no se vean afectadas por el posible riesgo del dólar", añade Ehrhardt.

Por otro lado, si se toma en cuenta otro indicador como el PER (veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción), tanto la bolsa europea como la americana se han abaratado cerca de un 20% desde los altos históricos que se alcanzaron el 19 de febrero. Por el S&P 500, en concreto, ya se paga menos de 16 veces por los beneficios de este año, algo que no era posible desde 2012, según los datos de Bloomberg. Y el Stoxx 600, que ya ofrece una rentabilidad por dividendo del 4,2%, cotiza a un PER de menos de 13 veces, el menor de los últimos 20 años.

No obstante, no han sido pocas las voces que en los últimos tiempos venían advirtiendo que los múltiplos a los que cotizaban algunos valores eran insostenibles y, especialmente, el tecnológico Nasdaq, lo que podría estar alertando de que nos encontrábamos a las puertas del estallido de una nueva burbuja puntocom. "Quizás una corrección, pero no un crash", asegura Timothy Skiendzielewski, director de inversiones de Aberdeen Standard Investments, quien asegura que las valoraciones de algunas empresas suponen una posible preocupación.

"Las valoraciones se han situado en niveles máximos anteriores de 2014 y si la historia sirve de guía, los múltiplos actuales podrían resultar insostenibles. El impacto tangible del coronavirus aún no se ha sentido realmente, pero si perjudica significativamente al crecimiento económico, o si aumentan los signos de recesión, estos múltiplos podrían convertirse en un problema", argumenta el experto.

Sectores a precios de saldo

Por sectores, las compañías que se compran actualmente a una menor ratio EV/ebitda entre las 20 mayores cotizadas a cada lado del Atlántico son las petroleras: BP, Royal Dutch, Total y Exxon Mobile, que lo hacen por debajo de las 4 veces en el caso de las firmas europeas y de las 7 veces en el caos de la americana. También cotizan a una ratio inferior a las 10 veces valores como la francesa Airbus, la española Inditex y los grandes conglomerados de telecomunicaciones americanos AT&T, Verizon y Comcast.

Por otra parte, seis firmas del Stoxx 600 cotizan con una ratio negativa por su posición de caja neta, como es el caso de la automovilística alemana Porsche.

Por el contrario, y a pesar de que los múltiplos se están reduciendo tras las abultadas caídas desde finales de febrero, valores tecnológicos como la holandesa ASML, Amazon o Microsoft, así como los dos gigantes de las bebidas y refrescos Coca-Cola y Pepsico se compran por encima de las 15 veces.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin